Ciudad Altamirano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ciudad Altamirano
Localidad de México
Cd.Altamirano-Catedral.JPG

Escudo de Ciudad Altamirano
Escudo

Lema: Trabajo, Progreso y Unidad
Ciudad Altamirano
Ciudad Altamirano
Localización de Ciudad Altamirano en México
Ciudad Altamirano
Ciudad Altamirano
Localización de Ciudad Altamirano en Guerrero
Coordenadas: 18°21′17″N 100°39′58″O / 18.354722222222, -100.66611111111Coordenadas: 18°21′17″N 100°39′58″O / 18.354722222222, -100.66611111111
Entidad Localidad
 • País Bandera de México México
 • Estado Guerrero
 • Municipio Pungarabato
Presidente municipal Reynel Rodríguez Muñoz (2012-2015, PRI)
Altitud  
 • Media 241 msnm
Población (2010)  
 • Total 25 168 hab.[1]
Gentilicio Altamiranense
Huso horario Tiempo del Centro (UTC -6)
 • en verano UTC -7
Código postal 40660
Prefijo telefónico 767
Código INEGI 120500001
Sitio web oficial
[editar datos en Wikidata ]

Ciudad Altamirano, más conocida sólo como Altamirano, es una ciudad mexicana del estado de Guerrero, en la región de Tierra Caliente. Es cabecera del municipio de Pungarabato.

Se ubica junto al río Cutzamala, una de las principales afluentes del río Balsas, la cual sirve en esta región de frontera entre los estados de Guerrero y Michoacán, situándose esta ciudad en la porción fronteriza de los dos. Ciudad Altamirano funciona como entronque de las carreteras federales 134 y 51, que comunican en el estado a Cutzamala de Pinzón con Zihuatanejo e Iguala con Ciudad Altamirano, respectivamente.[2]

Toponimia[editar]

La ciudad ostenta el nombre de Altamirano en honor al escritor, literato y político Ignacio Manuel Altamirano, originario de Tixtla.[3] Se le llamó Ciudad Altamirano desde 1936 por Decreto del gobernador J. Inocente Lugo. Su primer nombre fue Pungarihoato que significa "Cerro de Plumas" debido a que elaboraban mosaicos de plumas.

Historia[editar]

Los libros "Historia de Tierra Caliente" y Crónicas de Tierra Caliente" del Ing. Alfredo Mundo Fernández dicen que Ciudad Altamirano tuvo el nombre de Pungarihoato o Pungarabato, fundado en una loma al Este de la actual ciudad. Y siguen diciendo esas obras que: La ciudad fue fundada por Los Mezcala como lo fueron Cutzamala, Coyuca, Ajuchitlán, Totolapan, Tlalchapa y Zirándaro, después del siglo IV de nuestra era que es cuando llegan por la región de Tepecoacuilco y bordean el río Balsas (o Mezcala) fundando pueblos hasta Zirándaro. Dicen las citadas obras que Los Mezcala son reconocidos como Cultura hasta el 2002 por el INAH y fundan pueblos, aparte de los anteriores, hasta en afluentes del mencionado río. Así fundan la enigmática ciudad del Cerro de Los Monos más allá de Tlalchapa y Villamadero. Se ignora su nombre en aquellos tiempos y solo se conoce el que le dieron los tarascos en el siglo XV cuando la conquistan.

Se dice que Ciudad Altamirano tuvo como nombre primitivo el de Pungarihoato que está en tarasco (phoré o phorépecha o purépecha) y significa cerro de las plumas.[4] Se llamó así porque en tiempos de los tarascos el pueblo estaba en un cerrito donde se elaboraban bellos mosaicos de plumas multicolores famosos en el imperio. Pungarihoato (que después se deriva en Pungarabato) es conquistado por los tarascos enviados desde las riberas del lago de Pátzcuaro por el célebre triunvirato de los reyes Hiripan, Tangaxoan e Hiquíngari. Esto sucede entre 1410 y 1415 y se le conquistó junto con ‘’Cuyucan’’ (Coyuca), ‘’Apatzingani’’ (Cutzamala) y Sirándiro (Zirándaro). Para esto las citadas obras hacen referencia a La Relación de Michoacán de 1538 colocando un mapa antiguo del lago de Pátzcuaro donde estaban los tres reyes, dice "Historia de Tierra Caliente".

En Pungarabato adoraban al dios tarasco Punguarancha (que significa ‘’ídolo con plumas’’) que era el dios mensajero del Apatzi, el dios tarasco de la Muerte que veneraban en Apatzingani (hoy Cutzamala)y que en Apatzingani tenía el rey tarasco Tzitzipandacuare una guarnición de diez mil guerreros purépechas desde 1480, que se enfrentaban a los aztecas o mexicas que el emperador Axayácatl tenía en el fuerte de Ostuma, a unos cuantos kilómetros. Pungarabato, Cuyucan, Sirándiro y toda la región tenían que enviar bastimentos y hombres a Apatzingani para sostener la guarnición, según La Relación de Sirándaro y Guayameo de 1579 que pertenece a Las Relaciones Geográficas de la Diócesis de Michoacán y que aparecen en "Crónicas de Tierra Caliente".

Continúa diciendo que en el siglo XV, se veneraban en Pungarabato al dios Punguarancha que era el Mensajero de los dioses, en este caso del Apatzi el dios de la Muerte de la mitología tarasca cuyo único adoratorio estaba en Apatzingani hoy Cutzamala y que era la deidad del Cumiechúcuaro Sur cuyo color era el Negro. En las guerras de los tarascos de Apatzingani contra los aztecas de Oztuma, Punguarancha llevaba el mensaje de muerte a los enemigos y lo ejecutaba el Apatzi. A la guarnición de Cutzamala o Apatzingani tenían que llevar alimentos y jóvenes guerreros como tributo Pungarihoato hoy Pungarabato,Coyuca y toda la Tierra Caliente. Dice el Ing. Mundo Fernández que los jóvenes de la guarnición de Apatzingani (Cutzamala) iban a pelear a Oztuma desnudos, "en cueros", y que recibieron del rey Tzitzipandacuare la consigna de atacar sin descanso y tomar aquella fortaleza azteca hasta que en 1520 se adueñan por completo de ella. Posteriormente, en la época Colonial, se crea la encomienda de Pungarabato en 1526 siendo el primer encomendero don Pedro de Batzán que la comparte con Fernando Alonso de Villanueva. Después de largo juicio le queda la encomienda a don Pedro, que al morir la hereda a su hijo Hernando de Batzán. Otros encomenderos fueron Juan Velázquez de Salazar, Ángel de Villafaña, Alonso Gutiérrez de Badajoz y Antonio de Anguiano. En las obras citadas se colocan diferentes oficios del tributo que daba Pungarabato a los españoles en el siglo XVI.

En lo eclesiástico, Pungarabato perteneció al Obispado de Michoacán estando dentro de la Jurisdicción de Guayameo. Entre 1552 y 1554 llega el agustino Fray Juan Bautista Moya a Pungarabato que lo escoge como su residencia y centro de operaciones, pues desde ahí se traslada a toda la Tierra Caliente construyendo iglesias, fundando y repoblando pueblos. Permanece ahí hasta 1567 en que enferma y se le traslada a Valladolid (hoy Morelia) en donde muere en diciembre. Para ese mismo año, los curatos de Pungarabato y Cutzamala se sostenían de la gran bonanza que daban las seis minas que estaban en el cerro Alba de Liste, en Cutzamala. En 1828, el cura de Pungarabato, don Tomás Arriaga, extrajo un ídolo de oro de las yácatas de Pungarabato que llevó a don Ángel Mariano Morales a Morelia y que era el Obispo de Michoacán.

Pungarabato participó en la Guerra de Independencia, en la de Reforma y sobre todo en la Revolución mexicana de 1910. Al crearse el Estado de Guerrero en 1849, Pungarabato envía una comisión a la Ciudad de México a pedir al Presidente de la República que les permita seguir en el estado de Michoacán. Así se hace, y es hasta 1907 cuando Pungarabato junto con Zirándaro pasan a formar parte del estado de Guerrero por un decreto del entonces Presidente don Porfirio Díaz. En 1863, Pungarabato había dejado de pertenecer al Obispado de Michoacán pasando a la Diócesis de Chilapa en el Estado de Guerrero.

El 1 de agosto de 1936, se cambia el nombre de Pungarabato por el de Ciudad Altamirano, por Decreto del gobierno del Estado de Guerrero, quedando aquel antiguo nombre solo al municipio y no a la cabecera. Dicho cambio fue a propuesta del poeta y periodista Manuel Macedonio Reynoso. El Ing. Alfredo Mundo Fernández comenta que fue una decisión muy desatinada que el gobernador J. Inocente Lugo haya cambiado aquel histórico y bello nombre purépecha de Pungarabato por el de Ciudad Altamirano en 1936, de tal manera que hoy en 2014 existe un gran descontento de los pungarabatenses, que desean que ese pueblo antiquísimo recupere su nomenclatura original que inmediatamente lo coloca en los libros antiguos como un centro importantísimo en la Colonia con fray Juan Bautista Moya. El 3 de noviembre de 1947, el municipio de Pungarabato cedió parte de su territorio al municipio de Tlapehuala. Para 1965 se erige la Diócesis de Ciudad Altamirano por bula del papa Paulo VI teniendo en su Obispado a pueblos de los estados de Guerrero, Michoacán y México.

Escudo[editar]

Escudo de Ciudad Altamirano

El escudo de Ciudad Altamirano lo integran las figuras de la iglesia, el puente sobre el río Cutzamala, el cerro de Chuperio, un tractor, una milpa y un zopilote, que simbolizan la unidad, el trabajo y el progreso. Se describe así: “Conserva un formato tradicional en forma de ‘U’, rematada con un penacho en la parte superior.

“En su interior destaca la regia figura del cerro Chuperio, mudo testigo de tantos hechos que han transcurrido a lo largo de toda la historia, desde la fundación del antiguo Pungarabato (la Conquista, la Independencia, la Revolución, etc.), hasta nuestros días. En el cielo aparece la apacible silueta de un zopilote, ave de rapiña común en esta región, que, lamentablemente, tiende a desaparecer–. En el centro sobresale la fisonomía de la catedral, original monumento arquitectónico, construido en diferentes épocas, que engloba la ciudad, la familia, su personalidad, la sociedad, la población y su idiosincrasia. En el costado izquierdo se ve la ‘Cruz de Mayo’, símbolo de la fe y la leyenda, donde se dice que está hincado el ‘Báculo Sagrado’ del ‘Padre Santo’, Fray Juan Bautista Moya, fundador de esta ciudad, como testimonio de paz y tranquilidad.

“En el flanco derecho se aprecia un sembradío de maíz, uno de los principales cultivos de este municipio, mismo que representa el desarrollo del campo. El tractor, la expresión del avance tecnológico. Todo esto, moviéndose en torno al único creador de sus costumbres y tradiciones, testigo de su presente y su pasado: el hombre. En la parte inferior se ve la corriente del río Cutzamala, que baña la ribera norte de la ciudad, y mitiga el anhelo de esa zona, representando magia, vida y canto, embellecido por el puente, lazo indispensable entre el comercio, el progreso y la comunicación.

“En la parte superior, en vez del tradicional penacho de plumas, queda plasmado el engrane, que constituye el trabajo, la industria y la productividad. Como texto se lee, en primer término y en forma horizontal, el nombre de CIUDAD ALTAMIRANO, GUERRERO, cabecera del municipio de Pungarabato y la ciudad de mayor importancia de esta vasta región de la Tierra Caliente, de los estados de México, Michoacán y Guerrero. Siguiendo el contorno del escudo, y leyendo de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo, a manera de lema, se presentan las palabras: TRABAJO, PROGRESO Y UNIDAD, filosofía del altamiranense de todos los tiempos. Respecto a los colores, el escudo está enmarcado con un color oro, por ser éste el elemento básico de una de las más importantes industrias de Ciudad Altamirano, la orfebrería, famosa por sus maravillosas filigranas. El conjunto cromático interno es afín a la naturaleza.

“Esta descripción podría resumirse de la siguiente manera: Se tiene en un solo emblema la representación gráfica del Pungarabato antiguo y moderno, lo que hoy es Ciudad Altamirano, Guerrero. Su historia: el Cerro Chuperio; su leyenda: la Cruz de Mayo; la industria: el engrane; el comercio y las comunicaciones: el puente; el campo: el maíz; la ciudad: la Catedral; la vida: el río y el cielo; su mentalidad: el lema, y, lo más importante, el elemento humano: el campesino. Este emblema fue creado por el licenciado Arturo Villela Hernández y aprobado en sesión de cabildo el día 3 de mayo de 1983, siendo presidente municipal el señor Tirso Castillo Molina”.

Localización Geográfica[editar]

El municipio se encuentra al noroeste de Chilpancingo, entre los 18° 16’ 07’’ y 18° 24’ 12’’ de latitud norte y los 100° 31’ 54’’ y 100° 42’ 12’’ de longitud oeste.

Extensión territorial. Tiene una extensión territorial de 130 km2, que representa 1.04% de la superficie regional y 0.20% de la estatal.

Colindancias. Colinda al norte con el estado de Michoacán y con el municipio de Cutzamala de Pinzón, al sur con los municipios de Tlapehuala, Ajuchitlán del Progreso y Coyuca de Catalán, al este con Tlalchapa y Tlapehuala y al oeste con Coyuca de Catalán.

Demografía[editar]

Población[editar]

Población histórica de Ciudad Altamirano
Año Población
1910 1979
1921 4087
1930 3777
1940 4046
1950 4777
1960 6014
1970 8694
1980 12 050
1990 16 697
1995 21 936
2000 23 336
2005 25 317
2010 25 168
Fuente: Inegi.[3]

Conforme al Censo de Población y Vivienda 2010 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con fecha censal del 12 de junio de 2010, Ciudad Altamirano contaba hasta ese año con un total de 25 168 habitantes, de dicha cifra, 12 109 eran hombres y 13 059 eran mujeres.[5]

Gráfica de evolución demográfica de Ciudad Altamirano entre 1910 y 2010
Fuente: Inegi.[3]

Personajes destacados[editar]

Gastronomía[editar]

Dentro de toda la variedad culinaria, destacan el aporreado, las combas, carne de cerdo en muy diferentes guisos, mole con tamales nejos, los uchepos, toqueres, enchiladas y una serie de preparados alimenticios que hacen de los desayunos, comidas y cenas una verdadera delicia. -El aporreado: carne de res (generalmente sobras de carne oreadas al aire libre) con huevo; guisada en salsa de tomate y Chile asado preparados en un molcajete con especias. -Enchiladas rojas: Remojadas ó guisadas preparadas con col, cebolla, tomate, crema, queso y salsa verde. •Remojadas: Tortilla de maíz enrollada y bañada en salsa de chiles secos guisados con ajo, cebolla y sal. •Guisadas: Tortilla de maíz bañada en salsa de chiles secos guisados con ajo, cebolla y sal y dorada en manteca de cerdo. luis

Cultura y Tradiciones[editar]

Algunas de las creencias o costumbres en Pungarabato son propias de toda la tierra caliente; por ejemplo, el día de San Juan, que se celebra el 24 de junio, al igual que en toda la región calentana, se acostumbra ir a comer y a beber copas a la loma o cerro más cercano de la población; acude la gente vestida con alguna prenda de color rojo, aunque el hecho de que el santo patrono de la catedral sea precisamente San Juan Bautista hace que esta tradición se celebre, en Ciudad Altamirano, con mayor relevancia. También se piensa que los remolinos provocados por los vientos son representaciones físicas del demonio, hecho que motiva que las personas se santigüen al avistar uno de estos fenómenos naturales, muy frecuentes durante los meses más secos del año. Otra creencia popular de los habitantes de Ciudad Altamirano es que a los árboles que no han dado fruto se les ponga durante el sábado de gloria un vestido de mujer en el tronco y con una reata se les pegue, para estimular su fertilidad.

Artesanías[editar]

La orfebrería se realiza mediante la aleación de plata, cobre y oro. En filigrana se elaboran objetos como pulseras, cadenas, anillos, aretes y otros productos que gozan de una excelente aceptación en el mercado estatal y nacional.

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)».
  2. Dirección General de Servicios Técnicos (2011). Secretaría de Comunicaciones y Transportes (ed.): «Datos Viales - Guerrero» (PDF). Consultado el 8 de marzo de 2013.
  3. a b c Instituto Nacional de Estadística y Geografía (ed.): «Archivo histórico de localidades» (2005). Consultado el 23 de mayo de 2008.
  4. Paginasprodigy. «Estado de Guerrero». Consultado el 30 de noviembre de 2008.
  5. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER) - Guerrero» (XLS). Consultado el 24 de julio de 2011.
  6. BoxRec. «Boxer: Giovanni Segura». Consultado el 22 de marzo de 2009.

http://www.pungarabato.gob.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=143&Itemid=93

Fuentes[editar]

  • MUNDO FERNÁNDEZ, Alfredo (2001). Historia de Tierra Caliente. 
  • Gobierno del Estado de Guerrero, Guerrero Cultural Siglo XXI A. C. (ed.): «Enciclopedia Guerrense» (2012). Consultado el 23 de abril de 2014.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]