Circulación portal hepática

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diagrama mostrando la vena porta hepática y su territorio.
Preparación microscópica de una sección transversal de una pequeña rama de la vena porta dentro del hígado (amplificación x250).

El término circulación portal hepática se refiere al flujo de sangre venosa desde los órganos gastrointestinales y del bazo al hígado antes de regresar al corazón. Durante la fase de absorción, la vena porta es enriquecida con sustancias que se absorben del aparato digestivo. El hígado vigila estas sustancias antes de que pasen a la circulación general.

La sangre entra al hígado por dos caminos, la arteria hepática que provee sangre oxigenada y la Vena porta que transporta sangre desoxigenada pero rica en nutrientes del aparato digestivo, el bazo, el páncreas y la vesícula biliar. Dentro del hígado, ambos tipos de sangre se mezclan y luego de ser filtrada por los sinusoides hepáticos, abandona el hígado a través de la vena hepática.

En términos médicos la referencia circulación portal corresponde a un circuito circulatorio que se encuentra entre (comunica) dos plexos , ya sean venosos o arteriales.

Véase también[editar]