Cientificismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El cientificismo es la postura que afirma la aplicabilidad universal del método y el enfoque científico, y la idea de que la ciencia empírica constituye la cosmovisión más acreditada o la parte más valiosa del conocimiento humano, aun la exclusión de otros puntos de vista.[1] Se ha definido como "la postura de que los métodos inductivos característicos de las ciencias naturales son la única fuente de conocimiento genuina y factual y que, en concreto, solo ellos pueden producir conocimiento auténtico sobre el hombre y la sociedad".[2] [3]

El término cientificismo a menudo implica una crítica de la forma más extrema del positivismo lógico[4] [5] y se ha usado por científicos sociales como Friedrich Hayek,[6] filósofos de la ciencia como Karl Popper,[7] y filósofos como Hilary Putnam[8] y Tzvetan Todorov[9] para describir un apoyo dogmático al método científico y la reducción de todo el conocimiento a todo lo que es medible.[10] También se ha usado para la postura de que la ciencia es la única fuente confiable de conocimiento por filósofos como Alexander Rosenberg.[11]

Cientificismo puede referirse a la ciencia aplicada "en exceso". El término puede tener uno de dos significados:

  1. Para indicar el uso inapropiado de la ciencia o de afirmaciones científicas.[12] Este uso aplica también en contexto donde la ciencia no podría aplicarse,[13] como cuando el tema se considera estar más allá del ámbito de la investigación científica y en contextos donde no hay suficiente evidencia empírica para justificar una conclusión científica. En este caso el término es una réplica a apelar a la autoridad científica.
  1. Para referirse a "la postura de que los métodos de la ciencia natural o las categorías o cosas aceptadas en ella, forman los únicos elementos adecuados de cualquier filosofía o otra investigación,"[14] o que la "ciencia, y solo la ciencia, describe el mundo como es en sí mismo, independiente de la perspectiva"[8] con la simultánea "eliminación de las dimensiones psicológicas de la experiencia".[15] [16]

Historiadores, filósofos y críticos culturales lo han usado para destacar los posibles peligros de caer hacia un reduccionismo excesivo en todos los campos del saber humano.[17] [18] [19] [20] [21] Para teóricos sociales de la tradición de Max Weber, tales como Jürgen Habermas y Max Horkheimer, el concepto de scientism se relaciona significativamente con la filosofía del positivismo, pero también con la racionalización del sociedad occidental moderna.[10] [22] La escritora británica y feminista Sara Maitland ha llamado al cientifismo como un "mito tan pernicioso como cualquier otra clase de fundamentalismo".[23]

La principal crítica realizada en contra del uso del término es su utilización por parte de los partidarios de las pseudociencias y la religión como escudo no frente al cientifismo, sino frente a aquellos argumentos científicos y desarrollos teóricos que les resultan incómodos y contradicen sus creencias y dogmas.[24] Desde una perspectiva religiosa se ha tratado de descalificar así los intentos de explicar como fenómenos naturales temas como la biología evolutiva, fenómenos como la moralidad o el impulso religioso por autores como Dennett, Francis Crick o Wolpert. El filósofo estadounidense Daniel Dennett respondió a la críticas de su libro Breaking the Spell: Religion as a Natural Phenomenon afirmando que «cuando alguien postula una teoría científica que [a los críticos religiosos] les desagrada, tratan de desacreditarla simplemente tachándola de "cientificista"».[25]

Filosofía de la ciencia[editar]

En su ensayo Against Method (Contra el método), Paul Feyerabend caracteriza a la ciencia como "una empresa esencialmente anárquica"[26] y argumenta enfáticamente que los métodos científicos no son monopolio exclusivo en el "lidiar con el conocimiento" y que los científicos nunca han obrado con una tradición distintiva y estrechamente definida. Feyerabend describe el proceso de la educación científica contemporánea en una forma leve de adoctrinamiento, con el fin de "hacer la historia de la ciencia más aburrida, simple, más uniforme, más 'objetiva' y más fácil de entender para normas estrictas e inflexibles".[27]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Sorell, Thomas 'Tom' (1994), Scientism: Philosophy and the Infatuation with Science, Routledge, pp. 1ff .
  2. Allan Bullock & Stephen Trombley (Eds), The New Fontana Dictionary of Modern Thought, London: Harper Collins, 1999, p.775
  3. Hugo E. Herrera realiza una distinción analítica entre "actitud científico natural" y "cientificismo". La primera es un método, la segunda, ideología: "La actitud científico-natural se convierte en ideología cuando se toma a la ciencia natural como el modo único de acceso cognoscitivo a la existencia". Herrera, Hugo Eduardo Más allá del cientificismo. Santiago: Ediciones UDP, 2011, p. 92.
  4. «Review of La Philosophie Moderne». The Journal of Philosophy, Psychology and Scientific Methods 6.2:  pp. 51–3. 1909. 
  5. Maslow, Abraham, «Preface», Toward a Psychology of Being (1st edición), «There are criticisms of orthodox, 19th Century scientism and I intend to continue with this enterprise» .
  6. Hayek (June 1, 1980), The Counter Revolution of Science: Studies on the Abuse of Reason, Liberty Fund .
  7. Hacohen, Malachi Haim (2002). Karl Popper: the formative years, 1902–1945: politics and philosophy in interwar Vienna. Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-89055-7. 
  8. a b Putnam, Hilary (1992). Renewing Philosophy. Cambridge, MA: Harvard University Press. pp. x. 
  9. "Scientism does not eliminate the will but decides that since the results of science are valid for everyone, this will must be something shared, not individual. In practice, the individual must submit to the collectivity, which "knows" better than he does." Tzvetan Todorov. The Imperfect Garden: the legacy of humanism. Princeton University Press. 2001. Pg. 20
  10. a b Outhwaite, William (2009) [1988], Habermas: Key Contemporary Thinkers (2nd edición), Polity Press, p. 22 .
  11. Rosenberg, Alex (2011). The Atheist's Guide to Reality. W. W. Norton. ISBN 978-0-393-34411-0. 
  12. Peterson , 2003, p. 753. : 'the best way to understand the charge of scientism is as a kind of logical fallacy involving improper usage of science or scientific claims'
  13. Ryder, Martin, Scientism, Denver: University of Colorado, http://carbon.ucdenver.edu/~mryder/scientism_este.html, consultado el July 5, 2007 .
  14. Blackburn, S (2005). The Oxford Dictionary of Philosophy. Oxford paperbacks. Oxford University Press. pp. 331–32. ISBN 978-0-19-861013-7. LCCN 2006271895. «Scientism: Pejorative term for the belief that the methods of natural science, or the categories and things recognized in natural science, form the only proper elements in any philosophical or other inquiry.» 
  15. Bannister, Robert, Behaviorism, Scientism and the Rise of The "Expert", http://www.swarthmore.edu/SocSci/rbannis1/AmCult/H47%2313.html .
  16. Haack, Susan (2003), Defending Science Within Reason: Between Scientism and Cynicism, Amherst, NY: Prometheus Books .
  17. Collins, Michael (March 20, 1983), «A Critical Analysis of Competency-based Systems in Adult Education», Adult Education Quarterly 33 (3): 174–83 .
  18. Chargaff, Irwin (Dec 1997), «In Dispraise of Reductionism», Bioscience 47 (11): 795–7, doi:10.2307/1313101 .
  19. Sawyer, R Keith (2000), «Connecting Culture, Psychology and Biology: Essay Review on Inghilleri's From Subjective Experience to Cultural Change», Human Development 43: 56–59 .
  20. Wieseltier, Leon. «Crimes Against Humanities Now science wants to invade the liberal arts. Don't let it happen.». Consultado el 21 December 2013. «His essay, a defense of "scientism," is a long exercise in assimilating humanistic inquiries into scientific ones. By the time Pinker is finished, the humanities are the handmaiden of the sciences, and dependent upon the sciences for their advance and even their survival.».
  21. Lears, T.J. Jackson. «Get Happy!!». The Nation. Consultado el 21 December 2013. «...scientism is a revival of the nineteenth-century positivist faith that a reified "science" has discovered (or is about to discover) all the important truths about human life. Precise measurement and rigorous calculation, in this view, are the basis for finally settling enduring metaphysical and moral controversies—explaining consciousness and choice, replacing ambiguity with certainty.».
  22. Brunkhorst, Hauke (1995). «4». En Seyla Benhabib, Wolfgang Bonss, John McCole. On Max Horkheimer: New Perspectives. The MIT Press. p. 74. ISBN 0262522071. 
  23. Maitland, Sara (1994). A Big Enough God: Artful Theology. London: Mowbray. p. 15. ISBN 026467331X. 
  24. Byrnes, S. When it comes to facts, and explanations of facts, science is the only game in town. New Statesman, Apr. 10, 2006.
  25. Byrnes, Sholto (10 April 2006), «When it comes to facts, and explanations of facts, science is the only game in town», New Statesman, http://www.newstatesman.com/200604100019 
  26. Feyerabend y Feyerabend , 1993, p. vii. : 'Imre Lakatos loved to embarrass serious opponents with jokes and irony and so I, too, occasionally wrote in a rather ironical vein. An example is the end of Chapter 1: 'anything goes' is not a 'principle' I hold... but the terrified exclamation of a rationalist who takes a closer look at history'
  27. Feyerabend y Feyerabend , 1993, pp. viii, 9, 11.

Enlaces externos críticos al cientifismo[editar]