Ciencia y fe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se habla de ciencia y fe para indicar los estudios y discusiones que surgen a la hora de establecer relaciones y de deslindar ámbitos de estudio entre lo que es propio de la fe y de las religiones, y lo que es propio de la ciencia en sus distintas ramificaciones.

La relación entre religión y ciencia ha sido sujeto de estudio desde la antigüedad, entre filósofos, teólogos, científicos y otros. Diferentes perspectivas regionales, culturas y épicas son diversas, caracterizada por algunos como conflictiva, otros describiéndola como armónica y otros proponiéndola de baja interacción.[cita requerida]

Generalmente ciencia y religión persiguen el conocimiento del universo usando diferentes metodologías. La ciencia acepta la razón, el empirismo y la evidencia, mientras las religiones incluyen la revelación, la fe y lo sagrado. A pesar de estas diferencias, la mayor parte de las innovaciones científicas y técnicas previas la Revolución Científica, fueron logradas a través de sociedades organizadas por tradiciones religiosas. Gran parte del método científico fue innovado por académicos islámicos, y posteriormente por cristianos. El hinduismo aceptó la razón y el empirismo, indicando que la ciencia ofrece un legítimo pero incompleto conocimiento del mundo. El pensamiento confucionista ha mantenido diferentes puntos sobre la ciencia a través de la historia. La mayoría de los budistas actuales ven la ciencia como complementario a sus creencias.[cita requerida]

Sucesos en Europa como caso el caso Galileo, asociados con la Revolución científica y la era de la Ilustración, llevó a académicos como John William Draper a postular una tesis de conflicto, manteniendo que la religión y la ciencia eran conflictivos metodológicamente, políticamente y fácticamente. Esta tesis es continuada actualmente por científicos como Richard Dawkins, Steven Weinber y Carl Sagan, y propuesta por muchos creacionistas. Mientras que la tesis es popular entre el público general, ha perdido interés de historiadores contemporáneos de ciencia.[1] [2] [3] [4]

En el ámbito católico, pero abierto a otras confesiones cristianas y a creencias diferentes, se ha desarrollado el proyecto STOQ[5] (en inglés, Science, Theology and the Ontological Quest), patrocinado por el Pontificio Consejo de la Cultura. Entre algunos objetos de estudio afrontados desde la ciencia y la fe, podemos recordar la posibilidad de conocer a Dios a través de la ciencia.[cita requerida]

Perspectivas del público[editar]

Estudios sobre la percepción pública[editar]

La investigación sobre la percepción de la ciencia por parte del público norteamericano concluye que los grupos más religiosos no ven ningún conflicto epistemológico general con la ciencia y no tienen diferencias con los grupos que no son religiosos en la propensión de la búsqueda de conocimientos científicos, aunque puede haber conflictos morales cuando los científicos hacen reconvenciones a los principios religiosos.[6] [7]

Estudios internacionales, que han consolado datos sobre la religión y la ciencia desde 1981-2001, han señalado que los países con alta religiosidad también tenen una fe más fuerte con la ciencia, mientras que los países menos religiosos tienen más escepticismo sobre el impacto de la ciencia y la tecnología.[8] El mismo estudio sugiere que los Estados Unidos muestra aptitudes diferenciadoras, comparado con otros países Europeas, mostrando una mayor fe tanto en Dios como en el avance científico.

Referencias[editar]

  1. Russel, C.A. (2002). Ferngren, G.B., ed. Science & Religion: A Historical Introduction. Johns Hopkins University Press. p. 7. ISBN 0-8018-7038-0. «The conflict thesis, at least in its simple form, is now widely perceived as a wholly inadequate intellectual framework within which to construct a sensible and realistic historiography of Western science» 
  2. Shapin, S. (1996). The Scientific Revolution. University of Chicago Press. p. 195. «In the late Victorian period it was common to write about the 'warfare between science and religion' and to presume that the two bodies of culture must always have been in conflict. However, it is a very long time since these attitudes have been held by historians of science.» 
  3. Brooke, J. H. (1991). Science and Religion: Some Historical Perspectives. Cambridge University Press. p. 42. «In its traditional forms, the conflict thesis has been largely discredited.» 
  4. Ferngren, G.B. (2002). Ferngren, G.B., ed. Science & Religion: A Historical Introduction. Johns Hopkins University Press. p. x. ISBN 0-8018-7038-0. «... while [John] Brooke's view [of a complexity thesis rather than an historical conflict thesis] has gained widespread acceptance among professional historians of science, the traditional view remains strong elsewhere, not least in the popular mind.» 
  5. http://www.stoqproject.it/index.htm
  6. Evans, John (2011). «Epistemological and Moral Conflict Between Religion and Science». Journal for the Scientific Study of Religion 50 (4):  pp. 707–727. 
  7. Baker, Joseph O. (2012). «Public Perceptions of Incompatibility Between "Science and Religion"». Public Understanding of Science 21 (3):  pp. 340–353. 
  8. Norris, Pippa; Ronald Inglehart (2011). Sacred and Secular: Religion and Politics Worldwide (2nd edición). Cambridge University Press. pp. 67–68. ISBN 978-1-107-64837-1. «Instead, as is clearly shown in Figure 3.3, societies with greater faith in science also often have stronger religious beliefs."; "Indeed, the secular postindustrial societies, exemplified by the Netherlands, Norway, Denmark, prove most skeptical toward the impact of science and technology, and this is in accordance with the countries where the strongest public disquiet has been expressed about certain contemporary scientific developments such as the use of genetically modified organisms, biotechnological cloning, and nuclear power. Interestingly, again the United States displays distinctive attitudes compared with similar European nations, showing greater faith in both God and scientific progress.» 

Bibliografía adicional[editar]