Conium maculatum

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cicuta»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
cicuta
Illustration Conium maculatum0.jpg
Conium maculatum
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Apiales
Familia: Apiaceae
Subfamilia: Apioideae
Tribu: Apioid superclade incertae sedis
Género: Conium
Especie: Conium maculatum
L.
Conium maculatum.jpg
Conium maculatum - Jardin des Plantes de Paris.JPG
Gefleckterschierling.jpg
Conium maculatum2.jpg
Conium maculatum

La cicuta, Conium maculatum, es una especie botánica de planta con flor herbácea de la familia de las apiáceas y, dentro de ésta, perteneciente al género conium.

Distribución y hábitat[editar]

Se encuentra en toda Europa y América, en ambientes nitrófilos más bien húmedos y frescos, como las orillas de los ríos y zonas sin cultivar.

Características[editar]

Esta planta puede alcanzar entre los 1,5-2,5 m de altura. Posee tallo hueco y estriado, manchado de color purpúreo en la base y muy ramoso en la parte superior; hojas blandas, fétidas, verdinegras, triangulares y divididas en gajos elípticos, puntiagudos y dentados de hasta 5 dm de largo y 4 dm de ancho. Las flores son pequeñas, de color blanco y surgen en umbelas de unos 10 a 15 cm de diámetro. Semilla pequeña de color negruzco.

Su zumo es venenoso y se usa como medicina. Se caracteriza por despedir un desagradable olor a orina. Tiene unos frutos ovalados de color verde pardo y aproximadamente 3 mm de diámetro.

La cicuta es semejante al perejil o el hinojo, de los cuales apenas se distingue más que por el color oscuro y el olor desagradable de sus hojas.

Toxicidad[editar]

Toda la planta contiene alcaloides, entre los que se destacan glucósidos flavónicos y cumarínicos y un aceite esencial, además de la coniceina y la coniína (también llamada conina, conicina o cicutina) una neurotoxina que inhibe el funcionamiento del sistema nervioso central produciendo el llamado "cicutismo". El efecto de esta toxina es semejante al curare. La concentración de la misma varía según la etapa de maduración y las condiciones climáticas, encontrándose principalmente en los frutos verdes (0,73-0,98%), seguidos de los frutos maduros (0,50%) y hallándose en menor proporción en las flores (0,09-0,24%).

Algunos gramos de frutos verdes serían suficientes para provocar la muerte de un humano (los rumiantes y los pájaros parecen ser resistentes), el caballo y el burro son poco sensibles, pero es un veneno violento para los bóvidos, los conejos y los carnívoros. En el humano, la ingestión provoca sobre la hora que sigue trastornos digestivos (especialmente cuando se utiliza la raíz), vértigos y cefaleas, parestesias, descenso de la temperatura corporal, reducción de la fuerza muscular, y finalmente una parálisis ascendente. La muerte puede sobrevenir debido a que las convulsiones y la destrucción muscular produzcan una insuficiencia renal, o debido a las alteraciones que produce en la respiración (acelerándola al principio y deprimiéndola luego), que llevarían a una muerte por asfixia.

Puede presentarse intoxicación accidental por su parecido con el apio, el perejil y otras plantas que sirven de alimento o condimento, a pesar de que existen diferencias entre estas plantas y la cicuta, como el tamaño, el olor distintamente desagradable (el perejil tiene un olor agradable característico) y las manchas del rojo en los vástagos, siempre ausentes en el perejil.

Usos medicinales[editar]

La cicuta ha sido usada por sus propiedades antiespasmódicas y como sedante para calmar dolores persistentes e intratables, como los producidos por el cáncer y las neuralgias[1] En la antigüedad, los médicos árabes y griegos la utilizaban en diversas dolencias, tales como la artritis.[cita requerida] Sin embargo, no era siempre eficaz, ya que la diferencia entre una dosis terapéutica o tóxica es muy pequeña.

La sobredosis produce sequedad en la boca, dificultad al tragar, dilatación de las pupilas (midriasis), náuseas, parálisis muscular; paro respiratorio y asfixia, aunque la víctima permanece lúcida hasta el momento de su muerte.[cita requerida] Hoy en día se usan analgésicos más potentes y seguros, aunque todavía se puede usar respetando las dosificaciones, ya que se podría producir una intoxicación.

Principios activos: contiene alcaloides derivados de la piperidina: conina o cicutina, metilcicutina, conhidrina, pseudoconhidrina; goma; pectina; resina; sales minerales; carotenos; ácido cafeico y ácido acético.[2] [3] [4] [5]

Indicaciones: usado como antiespasmódico, analgésico, por su acción sobre el pneumogástrico y las terminaciones nerviosas sensitivas. Galactófugo. Se usó en el tratamiento de las neuralgias.[2]

Cicuta en la cultura general[editar]

La intoxicación por cicuta fue usada por los griegos para quitar la vida a los condenados a pena de muerte. El caso más célebre es el de la muerte de Sócrates, debido a la ingestión de una solución en base a la cicuta en el año 399 a. C.

Taxonomía[editar]

Conium maculatum fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 243. 1753. [6]

Citología

Número de cromosomas de Conium maculatum (Fam. Umbelliferae) y táxones infraespecíficos: 2n=22[7]

Etimología

Conium: nombre genérico que proviene del griego κώνειον (kṓneion), «cicuta»;

maculatum, epíteto que proviene del adjetivo latino maculatus, a, um, «manchado, salpicado de manchas», a su vez de macula, «mancha». El nombre común «cicuta» proviene directamente del latín cicuta.[8]

Sinonimia

Nombres comunes[editar]

Unos nombres comunes en castellano;[11]

  • acebuda, acedura, anises, azecuta,
  • budoños,
  • canaveira, caneja, canerla, cañaeja, cañafierro, cañafleja, cañafloja, cañaheja, cañaheja cañaheja mala, cañaherla, cañahierla, cañahierra, cañahierro, cañahueca, cañajierra, cañaleha, cañaleja, cañaloca, cañas hierras, cañasiero, cañaveira, cañaveleira, cañavera, cañigarro, cañiguerra, cañonceja, cañuelaceguta, capazos, cecuta, ceguda, ceguta, chicuta, chifletes, cibuta, cicuta, cicuta manchada, cicuta mayor, cicuta menor, cicuta no fétida, cicuta oficinal, ciguda, ciguta, carda Lobos.[cita requerida]
  • diversa de la ferula, dibleto, droga
  • embude, embudejo, embudos, embue, entremisa,
  • falsa cicuta, floridos,
  • hierba loca, huelemanos,
  • jecuta,
  • linojo,
  • mastrancho, mexacan,
  • perejil lobuno, pereil lobuno, perejil bravo, perejil de burro, perejil de las brujas, perejil de macho, perejil de perro, perejil de sapo, perejil de tontos, perejiles, perejil montisco, perejilón, perejil silvestre,
  • sarnosa, secuta, siblatos,
  • tetas de embudo,
  • yerba cicuta,
  • zecuta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Hipernatural.
  2. a b «Conium maculatum». Plantas útiles: Linneo. Consultado el 12 de enero de 2010.
  3. Reynolds T (June 2005). «Hemlock alkaloids from Socrates to poison aloes». Phytochemistry 66 (12):  pp. 1399–1406. doi:10.1016/j.phytochem.2005.04.039. PMID 15955542. 
  4. Vetter J (September 2004). «Poison hemlock (Conium maculatum L.)». Food and Chemical Toxicology 42 (9):  pp. 1373–82. doi:10.1016/j.fct.2004.04.009. PMID 15234067. 
  5. Schep LJ, Slaughter RJ, Beasley DM (September-October 2009). «Nicotinic plant poisoning». Clinical Toxicology (Philadelphia, Pa.) 47 (8):  pp. 771–81. doi:10.1080/15563650903252186. PMID 19778187. 
  6. Conium maculatum en Trópicos
  7. Contribuiçao para o conhecimento citotaxonómico das spermatophyta de Portugal. Queirós, M. (1972) Anuário Soc. Brot. 38: 293
  8. «cicūta», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=cic%C5%ABta 
  9. Sinónimos en Real Jardín Botánico
  10. Sinónimos en Tropicos
  11. Listado de nombres vernáculos para Conium maculatum en Anthos, Real Jardín Botánico

Enlaces externos[editar]