Ciclo de vida haplo-diplonte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El ciclo de vida haplodiplonte es el ciclo más generalizado en las plantas, sobre todo en las angiospermas. Significa que en el ciclo se alternan dos generaciones, una que es 2n (diploide) y otra n (haploide).

Estas son generaciones de individuos: la generación 2n es el esporófito, las plantas tal cual las vemos. La generación n (haploide) es el gametófito, un grupo muy reducido.

El grupo esporófito forma esporas, que son n, mediante meiosis. En el caso de las angiospermas, forma microsporas (masculinas), y megasporas (femeninas). Éstas germinan y dan origen al gametófito, que es el que, por mitosis, originará gametas.

Finalmente, cuando las gametas se unen en la fecundación, dan como resultado una célula diploide 2n, el cigoto. Éste, al germinar, origina el nuevo esporófito adulto, diploide.

Ciclo de vida en helechos[editar]

Ciclo helechos.jpg

El esporófito es el helecho que vemos, generalmente un rizoma con vástagos aéreos, de hoja dividida (frondes). En las hojas, generalmente detrás, o recubriendo los bordes aparecen

Esporangio.

puntos o líneas, denominados soros. Vistos con lupa, puede apreciarse al soro como un conjunto de cabecitas cubiertos por una membrana (el indusio). Éstas cabecitas son los esporangios, la estructura encargada de producir las esporas.

El esporangio está cubierto por un anillo de células estériles, y dentro de él hay un tejido de células que sufren meiosis y originan las esporas n (nótese que el esporangio en sí es 2n). Cuando está maduro, la pared externa de las células del anillo estéril se arruga y se contrae(al deshidratarse), permitiendo la apertura y la salida de las esporas por medio del estomio. Las esporas germinarán al caer en un lugar con mucha humedad, originando al gametófito.

Gametófito.

Éste es una lámina, que puede tener rizoides.

Arquegonio helechos.JPG
Arquegonio y Anteridio

Sobre él se desarrollaran las estructuras que contienen las gametas: los gametangios masculinos son los anteridios, y los femeninos son los arquegonios.

El anteridio se abre y la gameta nada (el medio es muy húmedo) hacia la gameta femenina, que está quieta. El proceso está regulado por actividad hormonal. Al juntarse, se forma el cigoto, que generará al nuevo esporófito diploide.

Ciclo de vida en angiospermas[editar]

Ciclo angiospermas revisado.JPG

En el ciclo de las angiospermas, se producen separadamente los procesos entre la parte masculina (micro) y la parte femenina (mega). Éstas se juntaran al momento de la fecundación, para formar el cigoto. Se identifican en ambas dos instancias: la Sporogénesis (producción de esporas) y la Gametogénesis (producción de gametas).

La sporogénesis es el proceso en el cual sucede el cambio de diploide a haploide: por medio de meiosis, la célula madre 2n (distinta en el caso masculino y femenino) produce células hijas haploides: las microsporas/megasporas, que generalmente vienen en forma de tétrade. La parte masculina se produce en las anteras, en los sacos polínicos. La parte femenina se produce dentro de los óvulos, en el saco embrionario.

Saco polínico.
Grano de polen.JPGSaco embrionario.JPG
Gametófitos: Grano de polen y Saco embrionario

Empieza entonces la gametogénesis, proceso por el cual surgirá el gametófito respectivo de cada sexo. La spora se modifica por medio de mitosis para alcanzar una forma funcional a la fecundación, formando definitivamente el gametófito masculino (el grano de polen) o el gametófito femenino (el saco embrionario). Dentro de c/u se encontrarán las células específicas que contengan a las gametas (gametangios), que se unirán en la fecundación dando lugar a la nueva planta diploide.