Ciclo de la investigación científica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Gráfico del ciclo de la Investigación Científica

El ciclo de la investigación científica es una formulación de pasos a seguir a la hora de aplicar el método empírico-analítico aparte de la forma convencional extraída de la obra de Salkind.[1]

Paso 1. Formulación del problema[editar]

La formulación del problema siempre precisa de dos pasos anteriores:

  • La selección de una idea o tema a investigar.
  • Realizar una investigación exploratoria de ese tema.

fooo3rnvp

Paso 2. Identificar factores importantes[editar]

Esto significa identificar:

  • Los factores que forman parte del problema, es decir, que lo describen.
  • Los factores que están correlacionados con él.
  • Los factores que inciden en él precisando sus relaciones causales.

Los factores importantes serán el resultado de una investigación exploratoria y deberán quedar consignados en el marco teórico. Éstos pueden provenir de dos fuentes:

  • Fuentes empíricas: De la observación del propio investigador o de resultados de investigaciones anteriores de otros investigadores.
  • Fuentes teóricas: De leyes científicas o teorías probadas.

Este paso puede implicar alguno o todos de los siguientes procesos:

De esta manera, un marco teórico se puede elaborar en base a alguna de las siguientes alternativas:

  • Una teoría completamente desarrollada.
  • Secciones de varias teorías complementarias.
  • Generalizaciones de investigaciones empíricas anteriores.
  • Ideas originales del investigador relacionadas con el problema.

Paso 3. Recopilación de la información[editar]

Conceptos para el análisis de texto de investigación científica

Consiste en la búsqueda de los datos que permitirán confirmar o refutar una hipótesis. El científico no debe buscar confirmar las hipótesis sino probarla. Una búsqueda indebida de confirmación de las hipótesis puede dar lugar a investigaciones sesgadas, contrarias a investigaciones fiables.

Paso 4. Probar la hipótesis[editar]

Consiste en contrastar o comparar las hipótesis propuestas con la información real obtenida en el proceso de la recopilación de datos. Para realizar esta comparación es preciso someter los datos a un análisis estadístico de manera que descartamos los resultados obtenidos al azar o a algún factor no considerado. El análisis estadístico se realiza mediante técnicas como la estadística descriptiva, prueba de hipótesis o la estadística inferencial. Lo que hacen estas herramientas es asignar un nivel de probabilidad a los resultados obtenidos para poder decidir si lo que vemos tiene su origen en la causa que creemos o se debe a algún otro factor no considerado.

Paso 5. Trabajar con la hipótesis[editar]

Los resultados de una investigación se expresan mediante índices aritméticos tales como frecuencias absolutas, porcentajes o tasas, índices de correlación, etc. y se muestran en tablas de frecuencias, gráficos, etc. de tal manera que se pueda extraer una conclusión...

Paso 6. Reconsiderar la teoría[editar]

La naturaleza misma de las teorías empíricas es que pueden modificarse según los resultados de las investigaciones futuras. En este sentido, la confirmación o la refutación de una hipótesis es una contribución más en la construcción de una teoría, contribuyendo de forma general en la ciencia misma así quedando bien

Paso 7. Formular nuevas preguntas[editar]

La confirmación o refutación de una hipótesis es una plataforma para plantear nuevas preguntas de investigación o mejorar, actualizar o sustituir las conclusiones obtenidas

Paso 8. Publicación de los resultados[editar]

Los resultados obtenidos son sometidos a evaluación mediante un artículo, en una publicación científica, para su evaluación por parte de la comunidad científica y reiniciar el ciclo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Neil J.Salkind,Métodos de Investigación