Ciclón Catarina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
No debería confundir con el Huracán Katrina.
Ciclón Catarina
Ciclón Categoría 2  (EHSS)
Hurricane Catarina.jpg
El ciclón Catarina aproximándose a la línea costera de Brasil el 27 de marzo de 2004.
Duración 24 de marzo de 200428 de marzo de 2004
Vientos máximos 160 km/h (durante 1 minuto)
Presión mínima 972 hPa
Daños $350 millones (USD en 2004)
Fallecimientos 3–10 de forma directa
Áreas afectadas Santa Catarina y Río Grande del Sur, Brasil
Forma parte de la
Temporada de ciclones en el Hemisferio Sur de 2003-2004

El Ciclón Catarina fue un ciclón tropical del Atlántico Sur extremadamente raro que golpeó el sur de Brasil a finales de marzo de 2004, y aunque no fue el primer ciclón tropical del Atlántico Sur, fue el primer sistema huracanado identificado positivamente en la región. La tormenta terminó con la vida de al menos 3 personas y causó daños estimados en $350 millones (USD de 2004).

Historial meteorológico[editar]

Trayectoria del Catarina

El 12 de marzo un núcleo frío estacionado en las capas altas se estableció en el exterior de la costa del sur de Brasil. Una perturbación se formó a lo largo del día 19, y se movió en dirección sudeste hasta el 22, cuando un frente le mantuvo estacionario. Con vientos en las capas altas siendo excepcionalmente favorables y una temperatura media del mar por encima de lo normal de entre 24 y 26 °C, gradualmente se desarrolló, pareciendo una tormenta subtropical el día 24. Localizada a 1010 al este-sudeste de Florianópolis, se movió lentamente hacia el oeste, y comenzó a parecer una tormenta tropical el 25.

La tormenta compacta, continuó moviéndose hacia el oeste mientras se intensificaba, alcanzando fuerza de huracán el día 26. Un periódico brasileño habló de un "Furação (huracán en portugués) amenazando Santa Catarina (el estado brasileño)". En parte, a causa de ello, la tormenta tuvo el nombre extraoficial de Catarina. Siguió encontrado condiciones favorables, y alcanzó un pico de vientos sostenidos estimado en 160 km/h, que le convirtió en un huracán de categoría 2 en la Escala de huracanes de Saffir-Simpson. Las rachas llegaron a alcanzar los 180 km/h. El ciclón entró en tierra con esa intensidad, golpeando el norte de la localidad de Torres (noreste del extremo sur del estado brasileño de Río Grande del Sur). Catarina se disipó rápidamente sobre tierra del modo en que lo hacen los ciclones tropicales normales.

Conflictos sobre el nombre[editar]

El Catarina, visto desde la Estación Espacial Internacional.

Los meteorólogos brasileños llamaron a la tormenta Catarina por su proximidad (y eventual entrada en tierra) al estado de Santa Catarina, aunque los pronosticadores del gobierno negaron inicialmente que la tormenta, que claramente tenía un ojo abierto y otras características tropicales, fuera un huracán.

Los pronosticadores estadounidenses, sin embargo, a pesar de su sorpresa, lo consideraron inmediatamente un huracán debido a las evidencias derivadas de las imágenes por satélite. Ya que tenía una estructura clara, con una pared limitada por la profunda convección del revestimiento central, bandas espirales exteriores bien definidas, estructura de salida, temperaturas del mar cálidas (superiores a 26 °C), poca cizalladura, una borrasca de núcleo cálido, y todas las características tropicales, fue considerado un huracán por el Centro Nacional de Huracanes en Estados Unidos.[1]

Aunque es comúnmente conocido como Catarina, todos los nombres para esta tormenta son "extraoficiales", ya que ninguna agencia meteorológica afiliada a la Organización Meteorológica Mundial que monitorizan huracanes le dio nombre. (Los nombres de los ciclones tropicales son predeterminados por un comité internacional de la Organización Meteorológica Mundial).[2] También fue llamado "Aldonça", y los nombres para sus avisos fueron "01T-ALPHA" de la Oficina Meteorológica de Reino Unido, y "50L-NONAME" desde el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, que lo mantiene fuera de la designación normal, que comienza con 1L para tormentas con nombre y usa 90L a 99L para posibles tormentas.

Tampoco hay una convención oficial sobre el término meteorológico para ciclones tropicales con vientos de al menos 119 km/h (por ej. huracán, tifón, ciclón) en la región del Atlántico Sur; sin embargo, dado que fue en el Hemisferio Sur, se le considera normalmente como Ciclón Catarina, el término predominante para ciclones tropicales en ese hemisferio.

Formación extraña[editar]

Típicamente, los ciclones tropicales no se forman en el océano Atlántico Sur, debido a la fuerte cizalladura, temperaturas frías del agua, y la ausencia de una zona de convergencia de convección. Ocasionalmente, como se ha podido ver en 1991 y principios de 2004, las condiciones pueden ser algo más favorables. Para Catarina, fue una combinación de anomalías atmosféricas y climáticas. Las temperaturas del agua en el recorrido de Catarina variaron entre los 24 y 25 ºC, algo menos de los 26,5 ºC de un ciclón normal, pero suficiente para una tormenta de origen baroclínico.

Impacto[editar]

Catarina trajo duras inundaciones consigo. Debido al rechazo del conocimiento de las características tropicales y la potencia del sistemas por los meteorólogos brasileños, muchas personas no buscaron refugio, aumentando el riesgo de sufrir daños. Finalmente, la tormenta dañó alrededor de 40.000 hogares y destruyó 1500; el 85% de la cosecha de plátano y el 40% de la de arroz se perdió; los daños totales se estimaron en $350 millones (USD de 2004). También mató al menos a tres personas y provocó heridas y/u otras lesiones en al menos 75 más.[3]

Véase también[editar]

Notas[editar]

Enlaces en inglés

Enlaces externos y fuentes[editar]

En inglés: