Tanque Churchill

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Churchill (tanque)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Tanque de Infantería Mk IV (A22)
Churchill IV.jpg
Un tanque Churchill Mk IV con cañón de 75 mm
Tipo Tanque pesado
País de origen Bandera del Reino Unido Reino Unido
Historia de servicio
En servicio 1941-1952 (Reino Unido)[1]
Operadores Véase Usuarios
Guerras Segunda Guerra Mundial
Historia de producción
Diseñado Harland and Wolff (A20)
Vauxhall Motors (A22)
Fabricante Vauxhall Motors
Producido 1941-1945
Cantidad producida 7.368
Especificaciones
Peso 38,5 t
Longitud 7,40 m
Anchura 3,30 m
Altura 2,50 m
Tripulación 5

Blindaje 16–102 mm (152 mm en el blindaje frontal del MK VII)
Arma primaria Cañón QF de 2 libras (primeros modelos)
Cañón QF 75 mm (modelos posteriores)
Arma secundaria dos ametralladoras Besa de 7,92 mm

Motor dos Bedford de 6 cilindros, gasolina
350 CV (261 kW)
Velocidad máxima 24 km/h
Autonomía 90 km
Suspensión Muelles helicoidales

El Tanque de Infantería Mk IV (A22) (en inglés: Tank, Infantry, Mk IV (A22)) fue un tanque pesado británico empleado en la Segunda Guerra Mundial, conocido por su grueso blindaje, gran chasis alargado con múltiples bogies rodeado por las orugas y su empleo como base para varios vehículos especializados. Esta serie de tanques fue bautizada en honor de Winston Churchill, que no solamente era el Primer Ministro del Reino Unido y Ministro de Defensa de la época, sino que también estuvo involucrado en el desarrollo del tanque como arma durante la Primera Guerra Mundial.

Historia[editar]

A20[editar]

Inicialmente ordenado antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, el A20 iba a ser el reemplazo de los tanques Matilda y Valentine. Según la estratergia tanquista británica y las necesidades una guerra de trincheras como la Primera Guerra Mundial, el tanque debía ser capaz de moverse sobre un terreno lleno de cráteres de obús, demoler obstáculos de infantería (como alambradas de alambre de púa) y atacar defensas estáticas enemigas; para estos propósitos, no eran necesarios una gran velocidad y armamento pesado.

La tarea de diseñar y construir el A20 le fue encomendada a la empresa Harland and Wolff, que construyó cuatro prototipos para junio de 1940. El vehículo iba armado con dos cañones QF de 2 libras, cada uno montado en una barbeta a cada lado de este e incluso se pensó en agregar un tercer cañón en una torreta central. Pero para aquel entonces, el concepto de la barbeta había caído en desuso a favor de los cañones montados en torreta y carrocería.[2] Sin embargo, los diseños A20 tuvieron una corta vida debido a que casi al mismo tiempo tenía lugar la evacuación de las tropas británicas de Dunkerque.

A22[editar]

Tras la derrota de Francia, el escenario de una guerra de trincheras en el norte de Europa ya no era viable y el diseño fue revisado por el Doctor H.E. Merritt,[3] Director de la sección de Diseño de Tanques del Arsenal Real de Woolwich, basándose en las batallas observadas durante las campañas de Polonia y Francia. Estas nuevas especificaciones, para el A22 o Tanque de Infantería Mark IV, fueron entregadas a la Vauxhall en junio de 1940.[4]

Con una inminente invasión alemana y la pérdida de la mayor parte de los vehículos militares del Reino Unido en la evacuación de Francia, el War Office especificó que la producción del A22 debe iniciarse a lo sumo en un año. Para julio de 1940 el diseño estaba terminado y para diciembre del mismo año, los primeros prototipos estaban terminados; fue en junio de 1941, casi exactamente un año como estaba especificado, que los primeros tanques Churchill empezaron a salir de las líneas de producción.

El propio tanque era suministrado con un documento emitido por el fabricante, en el cual se afirmaba que tenía una gran confianza en el diseño básico del tanque, pero que el modelo fue puesto en producción sin tiempo asignado para un adecuado ajuste y que se le harán mejoras con el paso del tiempo.

Sabemos que todos aquellos detalles que no son como deberían ser, serán corregidos....Se necesitan urgentemente vehículos de combate y se nos ha ordenado suministrar el vehículo tal como está, en lugar de pausar la producción.

Este apresurado desarrollo también tuvo su precio, ya que al no haberse efectuado pruebas el Churchill estaba plagado de fallas mecánicas. La más notoria era el poco potente y poco fiable motor del Churchill, situación empeorada por la falta de accesibilidad a este. Otra seria desventaja del tanque era su débil armamento, el cañón de 40 mm, que era remediada en parte por la adición de un obús de 3 pulgadas en el chasis (los tanques Mk IICS tenían el obús montado en la torreta) para disparar un proyectil de alto poder explosivo aunque no con una trayectoria parabólica. Estos defectos contribuyeron al pobre desempeño del tanque en su primer combate, la desastrosa Batalla de Dieppe de agosto de 1942.

El pobre desempeño del Churchill casi produjo su cese de producción en favor del futuro tanque Cromwell. El Chuchill fue salvado por la aparición del sumamente mejorado Mk III en marzo de 1942, que fue empleado por primera vez en la Segunda Batalla de El Alamein en octubre del mismo año. En esta "segunda oportunidad", un selecto grupo de cinco tanques Churchill Mk III conocidos como "King Force" entró en combate. Todos fueron severamente cañoneados por la artillería antitanque alemana, volviendo con ligeros daños a excepción de un Mk III. Se dijo que un tanque fue impactado 80 veces. En las siguientes campañas de Túnez e Italia, el Mk III y sus sucesores inmediatos continuaron demostrando su utilidad. Entre las numerosas modificaciones mecánicas, el Mk III se distinguía por haber quitado las anteriores armas del Churchill y el empleo del cañón QF de 6 libras (57 mm) en una torreta con nuevo diseño. En un combate, el Churchill actualizado incluso eliminó un tanque pesado Tiger I; la "baja" se debió a que el proyectil de 57 mm se encajó entre la torreta del Tiger y su anillo de fijación, bloqueándola. La tripulación abandonó el Tiger y este fue capturado por los británicos. Este Tiger está expuesto en el Museo de Tanques de Bovington, en el Reino Unido.

La segunda gran mejora del diseño del Churchill fue el Mk VII, empleado por primera vez durante la Operación Overlord de 1944. En el Mk VII se había aumentado el ya grueso blindaje del Chuchill, su chasis era más ancho e iba armado con el cañón QF de 17 libras (75 mm) que había sido introducido con el Mk IV. Fue principalmente esta variante, el A22F, que sirvió hasta el final de la guerra y fue redenominado como A42 en 1945.

El Churchill también fue bastante conocido por su versatilidad, siendo empleado en numerosos papeles especializados. Además, en pruebas llevadas a cabo en Madang por el Ejército australiano a mediados de 1944 por petición del War Office británico, el Churchill fue probado contra el M4 Sherman y demostró ser un tanque superior para la guerra en junglas y selvas.

La Unión Soviética recibió un total de 301 tanques Churchill de los modelos Mk III y Mk IV como parte del programa Lend-Lease.

El tanque quedó en servicio del Ejército británico hasta 1952, con un tanque posapuentes sirviendo hasta bien entrada la década de 1970.

En servicio del Ejército irlandés[editar]

El Ejército irlandés encargó cuatro tanques Churchill Mk VI en 1948. Estos fueron alquilados al War Office británico como vehículos de pruebas hasta 1954, cuando fueron comprados. Su adquisición se hizo a pesar del hecho que los talleres encargados de su mantenimiento reportaron que ya no habían repuestos disponibles. Se llevaron a cabo experimentos que implicaban el reemplazo del motor Bedford con un Rolls-Royce Merlin recuperado de un Seafire de la Fuerza Aérea irlandesa. El experimento no tuvo éxito, pero no se registraron los motivos. Hacia 1967 solamente quedaba un Churchill en estado funcional, siendo todos ellos retirados hacia 1969. Uno de estos quedó conservado en el cuartel de Curragh Camp. El Churchill fue una elección poco común para el Ejército irlandés, ya que en aquel entonces la mayor parte del país consistía en caminos estrechos y pequeñas parcelas de terreno con setos vivos y zanjas que restringían el movimiento de los vehículos blindados. Por lo general, el Ejército irlandés siempre se ha basado en vehículos blindados más ligeros y maniobrables, como el Panhard AML y el moderno FV101 Scorpion.

Diseño[editar]

Su carrocería estaba hecha con planchas de acero inicialmente unidas mediante pernos, posteriormente unidas mediante soldadura. Esta se dividía en 4 compartimientos: el puesto de los choferes al frente, seguido por el compartimiento de combate y la torreta, el compartimiento del motor y finalmente el compartimiento de la caja de cambios. La suspensión iba instalada bajo dos grandes "cestas" a ambos lados de la carrocería - las orugas moviéndose por encima de estas. Habían 11 bogies a cada lado, cada uno con dos ruedas con un diámetro de 10 pulgadas. Normalmente solo nueve bogies soportaban el peso del vehículo, el bogie delantero entrando en acción cuando el tanque entraba en una trinchera o debía superar algún obstáculo, mientras que el bogie trasero actuaba como un tensor de la oruga. Debido a su cantidad de ruedas de rodaje, el tanque podía perder varias de ellas sin afectar su capacidad todo-terreno. Como las orugas se movían alrededor de las "cestas", se agregaron escotillas de escape a los flancos del tanque. Estas fueron conservadas en todos los modelos mejorados del Churchill, siendo sumamente útiles cuando el Churchill fue adoptado como AVRE.

Los dos motores estaba conectados a través de un cigüeñal común que movía una transmisión regenerativa, la cual viraba el tanque mediante una barra pausadora en lugar de palancas o un timón. El Churchill fue el primer tanque en emplear la caja de cambios Merritt-Brown, que permitía virar el tanque al cambiar la velocidad relativa de ambas orugas; este efecto era más notorio cuando se empleaban velocidades bajas, permitiendo al tanque girar sobre sí mismo estando en neutral.

Las primeras torretas estaban hechas mediante vaciado y eran redondeadas, siendo lo suficientemente amplias para el relativamente pequeño cañón de 40 mm. Para poder cumplir su papel de vehículo de apoyo a la infantería, los primeros modelos fueron equipados con un obús de 3 pulgadas en la carrocería en un formato muy similar al del Char B1 francés. Esto le permitía al tanque disparar un proyectil de alto poder explosivo, al mismo tiempo que conservaba la capacidad anti-tanque del cañón de 40 mm. Sin embargo, al igual que otros tanques multi-cañón, estaba limitado a un pobre sector de fuego - todo el tanque debía virar para poder apuntar el cañón de la carrocería. El Churchill Mk II reemplazó el obús por una ametralladora en la parte frontal de la carrocería, mientras que en el Churchill Mk III se reeemplazó el cañón de 40 mm por uno de 57 mm y se incrementó su capacidad anti-tanque. Se le hicieron modificaciones de campo al Churchill en el norte de África, con varios tanques a los cuales se les instaló el cañón de 75 mm de los M4 Sherman destruidos. Estas variantes "NA75" fueron empleadas en Italia. El empleo de un cañón de 75 mm se estandarizó rápidamente en las versiones posteriores. Todas las torretas de los diversos tanques Churchill empleaban el periscopio Vickers Mk IV.

El blindaje del Churchill, frecuentemente considerado su característica más importante, fue originalmente especificado con un espesor mínimo de 16 mm y un máximo de 102 mm; este fue incrementado en el Mk VII a 25 mm y 152 mm. Aunque el blindaje era considerablemente más grueso que el de sus contrapartes (incluso el Tiger I, aunque no el Tiger II), no estaba inclinado y su efectividad se reducía. A los primeros modelos se les agregó blindaje extra simplemente soldando más planchas encima.

Debido a que los motores del Churchill nunca fueron actualizados, el tanque se hizo más lento al ser equipado con blindaje y armamento adicional que aumentaban su peso; mientras que el Mk I pesaba 39118 kg y el Mk III pesaba 39626 kg, el Mk VII pesaba 40643 kg. Esto provocó una reducción de su velocidad original de 26 km/h a 20,5 km/h. Los motores también padecían de varios problemas mecánicos.

Otro problema era su torreta relativamente pequeña que impedía el empleo de armas más potentes, aunque el cañón de 75 mm tenía una potencia razonable. A pesar que el grueso blindaje podía resistir varios disparos de cualquier cañón anti-tanque alemán, incluso algunos del famoso Flak 18, los cañones del Churchill frecuentemente no tenían la suficiente potencia para responder efectivamente. Mientras que los primeros Churchill sobrepasaban con su cañón de 57 mm a varios tanques medios alemanes como el Panzer IV con cañón corto y el Panzer III, a finales de la guerra el Churchill iba armado con un cañón de 75 mm mientras que los tanques alemanes empleaban cañones de alta velocidad de 75 mm como su armamento principal.

El Churchill tuvo muchas variantes, incluso algunas modificaciones especializadas. El cambio más importante fue la actualización de su cañón durante la guerra, del de 2 libras al de 6 libras y finalmente el de 75 mm. Hacia el final de la guerra, el último modelo Churchill Mk VII tenía un blindaje de gran espesor - considerablemente mayor al del Tiger. Sin embargo, el problema de su poco poder de fuego no fue totalmente solucionado. La torreta del Mk VII diseñada para el cañón de 75 mm era de construcción mixta - flancos moldeados con el techo y el fondo soldados a estos.[4]

Cabe notar que, a pesar de sus debilidades, el Churchill tenía una importante ventaja que fue notoria durante su carrera. Debido a su suspensión de bogies múltiples, podía superar obstáculos que la mayoría de tanques de la época no eran capaces. Esta característica fue de suma utilidad, especialmente durante los combates en Normandía y en especial durante la captura de la Colina 309 entre el 30 y 31 de julio de 1944 como parte de la Operación Bluecoat dirigida por el Octavo Ejército británico.

Variantes[editar]

Churchill tank hierarchy.png
Un Churchill I Mk IV (con obús), "guardián de puerta" en el Museo de tanques de Bovington.

Tanques[editar]

Churchill I (303)
Equipado con un cañón de 2 libras en la torreta (con 150 proyectiles) y una ametralladora coaxial Besa. Llevaba un obús de 3 pulgadas en la carrocería (con 58 proyectiles). Fue un tanque notorio por su pobre fiabilidad mecánica. Además, fue el principal tanque suministrado a las tropas canadienses que participaron en la Batalla de Dieppe.

Churchill Mk II (1,127)
Reemplazó el obús de la carrocería por una ametralladora para reducir costos y facilitar su producción. A veces es mencionado como el Churchill Ia.

Churchill Mk IICS (Close Support)
Montaba el cañón en la carrocería y el obús en la torreta, estando disponible en cantidad muy limitada. Es llamado a veces Churchill II.

Churchill Mk III (675)
El modelo III tuvo la primera modificación importante del armamento de la serie, eliminando el obús de la carrocería e instalando un cañón de 6 libras (con 84 proyectiles) en la torreta. Al contrario de las primeras versiones, su torreta estaba construida mediante soldadura.

Churchill Mk IV (1,622)
El modelo IV fue el más producido de todos los Churchill, siendo visualmente idéntico al III excepto por emplear una torreta moldeada menos costosa.

Churchill Mk V (241)
Un Churchill III/IV que iba armado con un obús de 95 mm (con 47 proyectiles) para apoyo cercano en lugar del cañón principal.

Churchill Mk VI (200)
Junto a varias mejoras mínimas, fue producido con el cañón Mk V de 75 mm como armamento estándar. Se cosntruyeron muy pocos, debido a la inminente aparición del VII y el rearme del III/IV.

Un Churchill VII Mk IV (A22F).

Churchill Mk VII (A22F) (1,600 with VIII)
El segundo gran rediseño a partir de los modelos anteriores, el VII iba armado con un cañón de 75 mm, era más ancho y tenía un blindaje más grueso. A veces es llamado Churchill Pesado. Esta versión del Churchill fue empleda por primera vez en la Batalla de Normandía, siendo redenominado A42 en 1945.

Churchill Mk VIII
Un Churchill VII que iba armado con un obús de 95 mm (con 47 proyectiles) en la torreta.

Versiones previas reequipadas:

Churchill Mk IX
Un Churchill III/IV con la torreta del VII. Con blindaje extra y modificaciones a la caja de cambios y suspensión. Si todavía conservaba el viejo cañón de 6 libras (57 mm), llevaba la denominación adicional de LT ("Light Turret"; torreta ligera, en inglés).

Churchill Mk X
Las mismas mejoras del IX, aplicadas a un Mk VI.

Churchill Mk XI
Un Churchill V con blindaje extra y la torreta del Mk VIII.

MK XIII
Este fue el segundo rediseño importante a partir de los modelos anteriores, iba armado con un cañón de 75 mm, tenía orugas más anchas y un blindaje más grueso. También tenía una cúpula de comandante similar a la empleada en los tanques alemanes, que permitía observar desde la torreta sin asomarse por la escotilla. A veces es llamado Churchill Pesado y fue empleado por primera vez en la Batalla de Normandía, siendo redenominado A42 en 1945.

Vehículos especializados[editar]

Churchill Oke (3)
Un Churchill II o III armado con un lanzallamas. El tanque lanzallamas Oke fue llamado así en honor a su diseñador, el Mayor J. M. Oke. El diseño era básicamente un tanque Churchill equipado con un lanzallamas Ronson. Un depósito con el combustible para el lanzallamas iba montado en la parte posterior, con un tubo que iba hasta el montaje de este en la parte delantera a la izquierda, dejando espacio de maniobra a la ametralladora de la carrocería. Tres de estos tanques ("Boar", "Beetle" y "Bull") participaron en Dieppe, donde fueron abandonados y perdidos rápidamente.

Churchill NA75 (120)
Un Churchill III/IV con armamento actualizado que empleaba la torreta y el mantelete de un Sherman destruido o desechado (conocido como NA 75, porque las conversiones se hicieron en el norte de África), o con el cañón cambiado por uno de 75 mm (III* / IV (75mm) ) (con 84 proyectiles). Se modificaron más tanques Churchill Mk IV que Mk III, ya que su desempeño era virtualmente idéntico al del Churchill Mk VI. Para montar el mantelete de la torreta del Sherman, era necesario cortar el frente de la torreta del Churchill antes de soldarlo en su lugar, después se debía cortar la abertura del mantelete para ofrecer una suficiente elevación. El cañón de 75 mm del Sherman había sido diseñado para un cargador situado a la izquierda y el Churchill, según la práctica británica, tenía el cargador situado a la derecha. Por lo cual, el cañón fue instalado de cabeza y se adaptaron los controles de disparo.[5]

Un Churchill AVRE con un fascine en su soporte inclinable delantero. Este ejemplar un AVRE de posguerra basado en el chasis de un MK VII.
El mortero Petard de 290 mm de un AVRE, junto a su munición.

Churchill AVRE (Armoured Vehicle Royal Engineers)
Un Churchill III o IV armado con el mortero de espiga Petard de 290 mm, que disparaba el proyectil de 18 kg (40 libras) "Flying dustbin" (cubo de basura volador, en inglés) con una ojiva de 12,7 kg (28 libras) de explosivo; era un arma diseñada por el MD1 para la rápida demolición de fortificaciones. El AVRE (acrónimo de Vehículo Blindado de los Ingenieros Reales, en inglés) fue desarrollado tras la derrota canadiense en Dieppe, pudiendo ser equipado con muchos otros accesorios tales como mayales barreminas, soportes de fascines, posicionadores de explosivos, etc.. Los Churchill AVRE de posguerra fueron rearmados por un cañón de retrocarga de baja velocidad L9 de 165 mm, que era menos peligroso para el cargador (el ametralladorista frontal) a la hora de recargarlo, ya que anteriormente debía asomar su cabeza y torso por la escotilla del AVRE para recargar el mortero de espiga. La tripulación incluía un sub-oficial de Zapadores que salía del tanque para instalar las cargas de demolición (cargas "Wade").

Churchill ARV (Armoured Recovery Vehicle)
Mk I - Un Churchill Mk I sin torreta y con un aguilón. Mk II -Un Churchill con una torreta fija y un cañón falso-. Estaba equipado para recuperar tanques averiados en los campos de batalla. Llevaba un aguilón frontal con una capacidad de 7,5 toneladas, un aguilón posterior con una capacidad de 15 toneladas y un cabestrante que podía arrastrar 25 toneladas. La tripulación era de tres hombres y tenía suficiente espacio para transportar a la tripulación del tanque averiado que remolcaba. Su armamento era solamente una ametralladora Besa.

Un Churchill Ark Mk II.

Churchill ARK (Armoured Ramp Karrier)
Un Churchill sin torreta, con rampas a ambos extremos de la carrocería y pasarelas a lo largo de esta para formar un puente móvil. El Mark I era una versión improvisada en la cual los vehículos cruzaban directamente sobre las orugas del Churchill. El Mark II tenía pasarelas encima de las orugas para permitir el paso de los vehículos sin que estas se dañen.

Churchill Crocodile (no más de 800[6] )
El Crocodile era un Churchill VII que fue transformado en tanque lanzallamas al reemplazar la ametralladora de la carrocería con un lanzallamas. El combustible de este iba en una cisterna blindada sobre ruedas que era remolcada por el tanque. Podía disparar varias llamaradas de 1 segundo a más de 137,16 m (150 yardas). El Crocodile fue uno de los "Hobart's Funnies" -otro vehículo empleado por la 79.ª División Blindada-. Se puede ver un ejemplar funcional en la Cobbaton Combat Collection, en North Devon.

Un Churchill Crocodile disparando su lanzallamas.

Gun Carrier, 3in, Mk I, Churchill (A22D) (50)
Tenía una torreta fija, con el cañón montado en una tronera esférica. Se construyeron cincuenta en 1942, pero se sabe que ninguno fue empleado en combate -el cañón anti-tanque de 17 libras otorgaba a los británicos la potencia de fuego necesaria-.

Churchill Flail FV3902 o Toad
Un tanque con mayal barreminas de posguerra (década de 1950), construido sobre un chasis de Churchill.

Churchill Goat
Un posacargas como el aparato Double Onion.

Churchill Great Eastern

Llevaba una rampa más grande que la del ARK, para cruzar ríos y zanjas con una anchura de 18,28 m (60 pies). Se construyeron 10 y dos fueron suministrados en 1945, pero no fueron empleados en combate.[7]

Un Churchill Kangaroo de posguerra, visto desde atrás.

Churchill Kangaroo
Una carrocería de Churchill, transformada en portatropas.

Diseños basados en el chasis[editar]

En 1943 se intentó actualizar el armamento del Churchill al modificar tanques "Churchill Pesado" para emplear un cañón de 17 libras como el Sherman Firefly, dando origen a los 6 tanques Black Prince (A43) en mayo de 1945. El proyecto fue cancelado debido a la aparición del nuevo y menos sofisticado Centurion Mk 1, que tenía el mismo armamento y blindaje, además de haber entrado en producción.

Usuarios[editar]

El Churchill fue reemplazado por el Centurion, excepto en Irlanda, que lo retiró de servicio sin un sucesor.

Notas[editar]

  1. El barreminas TOAD quedó como reserva del Ejército británico hasta mediados de la década de 1960.
  2. Churchill Infantry Tank 1941-1945, p. 4
  3. Que también fue el responsable del diseño con diferencial triple de la caja de cambios Merritt-Brown empleada en el tanque Churchill
  4. a b BLINDAJE SOLDADO EN EL TANQUE CHURCHILL MARK VII
  5. Churchill Infantry Tank 1941-1945, p. 9
  6. Solamente se produjeron 800 kits de conversión Crocodile (Churchill's Secret Weapons, p71)
  7. Churchill Great Eastern Ramp

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]