Chupacabras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Chupacabra»)
Saltar a: navegación, búsqueda
No debe ser confundido con Chotacabra.
Representación gráfica de un chupacabras

El término chupacabras hace referencia a un críptido legendario, que se describe como un ser que ataca a animales de diferentes especies en zonas ganaderas o rurales. El mito tuvo su origen en la isla de Puerto Rico en 1995,[1] y desde entonces se han avistado supuestos avistamientos en lugares tan lejanos a la isla como Maine y Chile, e incluso provenientes de países fuera del continente americano, como Rusia y Filipinas.[1] La mayoría de los reportes de avistamientos provienen de América Central y América del Sur, especialmente en países como Costa Rica, México, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Puerto Rico, Honduras, Nicaragua, Colombia, Guatemala, El Salvador, Panamá, Perú, Chile, Uruguay, Venezuela, Paraguay y algunas zonas del sur de Estados Unidos. El nombre proviene de los supuestos hábitos hematófagos de la criatura, del que se cree que ataca a animales domésticos, especialmente cabras, succionando toda la sangre del cuerpo del animal. Las descripciones físicas de la criatura varían, pero comúnmente se describe como una criatura pesada, del tamaño de un oso pequeño y con una hilera de espinas abarcando desde el cuello hasta la base de la cola.[2] [3]

La gran mayoría de los supuestos avistamientos han sido descartados o nunca han podido ser confirmados debido a la falta de pruebas.[4] En el caso de los avistamientos ocurridos en el norte de México y al sur de los Estados Unidos, se ha verificado repetidamente que las criaturas identificadas como chupacabras son en realidad perros u otros animales enfermos de sarna.[4] Biólogos y oficiales de manejo de vida silvestre describen al chupacabras como una leyenda urbana contemporánea.[5]

Apariencia[editar]

La descripción más común del chupacabras es la de una criatura parecida a un reptil, de piel curtida o con escamas, de color gris verdoso y de espinas afiladas o plumas a lo largo de la espalda.[6] Se describe como un animal de entre 3 y 4 pies (1 a 1.2 metros) de altura, y que al estar de pie o saltar guarda cierta similitud con un canguro.[3]

Una descripción menos común del chupacabras es la de una raza extraña de perro salvaje.[3] Esta variante es descrita comúnmente como carente de pelo y con una columna vertebral pronunciada, de cuencas oculares inusualmente profundas, colmillos y garras. A diferencia de depredadores convencionales, se dice que el chupacabras vacía completamente de sangre (y en ocasiones de órganos) a sus víctimas, normalmente a través de tres agujeros en forma de un triángulo invertido o a través de uno o dos agujeros.[7]

Historia[editar]

Los primeros reportes de ataques ocurrieron en marzo de 1995 en Puerto Rico, cuando ocho ovejas domésticas fueron encontradas muertas, cada una con tres heridas punzantes en el área del pecho, por las que aparentemente había sido succionada toda la sangre del cuerpo.[8] Algunos meses después, una testigo presencial llamada Madelyne Tolentino declaró haber visto a la criatura en el pueblo puertorriqueño de Canóvanas (Puerto Rico), afirmando también que alrededor de 150 animales domésticos habían sido encontrados muertos.[8] Poco después de los reportes de Puerto Rico, empezaron a surgir reportes de muertes de animales en circunstancias supuestamente similares provenientes de otros países, como la República Dominicana, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Perú, Brasil, Estados Unidos y México.[8]

La creación del término chupacabras ha sido atribuida al comediante y empresario puertorriqueño Silverio Pérez, quien lo acuñaría al poco tiempo de haberse publicado los primeros incidentes.[8]

Posible origen del mito[editar]

Una investigación realizada por el autor Benjamin Radford llegó a la conclusión de que la descripción dada por la testigo original en Puerto Rico, Madelyne Tolentino, se basó en la criatura Sil de la película de ciencia ficción Species.[4] De acuerdo con el autor Scott Corrales, la criatura Sil es casi idéntica a la descripción del chupacabras hecha por Tolentino, y supuestamente la testigo habría visto la película antes de reportar el avistamiento. Corrales explica también que Sil y el chupacabras comparten varias características físicas, incluyendo las espinas de la espalda.[9] Radford concluyó que "la descripción más importante del chupacabras no es fiable".[4] Este problema afecta seriamente la credibilidad del chupacabras como una criatura real.[10]

Adicionalmente, los reportes de que a las víctimas se les había succionado la sangre nunca fueron confirmadas por una necropsia,[4] la única manera de confirmar esta conclusión. Un análisis realizado por un veterinario a 300 supuestas víctimas del chupacabras encontró que no habían sido desangradas. Al parecer, los testigos interpretaron la falta de sangre en alguna área con una extracción de la misma, cuando otra explicación puede ser que el animal que atacó a la víctima no mordiera una arteria principal, o que esta se desangrara internamente.

Radford dividió los reportes del chupacabras en dos categorías:

A finales de octubre de 2010, el biólogo Barry O'Connor, de la Universidad de Michigan, llegó a la conclusión de que todos los informes de los chupacabras en los Estados Unidos eran coyotes infectados por el parásito sarcoptes scabiei, cuyos síntomas podrían explicar la mayoría de las características del chupacabras: poco pelaje, piel gruesa y olor intenso. O'Connor determinó que los ataques se produjeron "porque esos animales estarían tan debilitados que les resultaría difícil la caza. Por lo tanto, podrían verse obligados a atacar al ganado, más fácil que cazar un conejo o un ciervo".[11]

Aunque varios testigos llegaron a la conclusión de que los ataques no podían ser obra de perros o coyotes porque la víctima no había sido devorada, dicha conclusión no es correcta.[4] De acuerdo con expertos, tanto perros como coyotes pueden matar una presa y no consumirla, ya sea por inexperiencia, lesiones o dificultad para matarla.[4] [12] La presa también puede sobrevivir al ataque directo pero morir luego por hemorragia interna o un choque circulatorio.[4] [12] La presencia de dos agujeros en la presa, correspondientes a colmillos, son de esperarse ya que esta es la única manera que la mayoría de los animales carnívoros terrestres tienen de atrapar a su presa.[4]

Cronología de los supuestos avistamientos[editar]

1995-1999[editar]

Los reportes de avistamientos de la criatura proliferaron a mediados de la década de los 90 en México, el suroeste de los Estados Unidos, y en China. Los primeros reportes provenientes de Puerto Rico sumaban más de 200 en el año de 1995.[13]

2000-2010[editar]

En abril de 2000, en la ciudad minera de Calama (norte de Chile), se reportaron una centena de animales de corral desangrados o mutilados de forma muy extraña, situación que se mantuvo hasta casi finales de 2002. Pronto se produjo una serie de denuncias recogidas por la prensa sensacionalista, provenientes de otros sectores del país, aunque nunca se pudo concretar nada extraordinario.[14] Un campesino mató un huiña provocando atención internacional[15] y otros confundieron el feto de un monito del monte con este ser. Surgió un mito urbano que una supuesta misión de la NASA habría llegado al país para estudiar el fenómeno.[16] Tras muchas especulaciones los estudios terminaron indicando que los ataques sólo se debió a perros "Tanto las huellas de pisadas como de pelos indicaron que eran perros domésticos".[17]

En la primera mitad de 2002 se encontró ganado vacuno mutilado en varios puntos de Argentina (en la zona comprendida entre las provincias de Río Negro y Santa Fe). Si bien se percibían ablaciones de los aparatos reproductivos de los animales, los medios asociaban los hechos con el fenómeno chupacabras o con ritos de sectas satánicas. Pasó muy poco tiempo para que el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) concluyera que las mutilaciones fueron llevadas a cabo por zorros o ratones hocicudos.[18]

En julio de 2004, un ganadero mató a una criatura parecida a un perro sin pelo, a la que descubrió atacando a su ganado, cerca de San Antonio, Texas.[19] El animal, inicialmente nombrado la Bestia de Elmendorf, fue identificado más tarde como un coyote con sarna sarcóptica, luego de que su ADN fuera examinado por la Universidad de California en Davis. En octubre de ese mismo año, se encontraron otros dos cadáveres en la misma área. Biólogos de Texas examinaron muestras de ambos cadáveres y pudieron determinar que también se trataba de coyotes enfermos de casos muy severos de sarna.[20]

En el Condado de Coleman, Texas, un granjero llamado Reggie Lagow capturó a un animal con una trampa que había montado después de que algunas de sus aves de corral habían aparecido muertas. La apariencia del animal fue descrita como una mezcla de perro sin pelo, rata y canguro. Lagow puso el animal a disposición de oficiales a cargo de los parques y la vida silvestre de Texas para ser identificado, aunque más tarde declaró en una entrevista con John Adolfi que se había deshecho de la criatura dos días después de haberla encontrado.[21]

A mediados de agosto de 2006, una mujer llamada Michelle O'Donnell, de Maine, fotografió a un extraño animal al lado de una carretera. O'Donnell recordaba haber visto al mismo animal rondando cerca de su casa una semana antes, y su esposo describió al mismo como una mezcla entre un roedor y un cánido. El animal había sido aparentemente atropellado por un auto y no era identificable. Originalmente se informó que el cadáver había sido destruido por los buitres antes de que los expertos pudieran examinarlo, pero más tarde, oficiales de vida silvestre lograron tomar una muestra de ADN, pudiendo determinar que se trataba de un híbrido de lobo y perro.[22]

En Agosto de 2007, una mujer llamada Phylis Canion, fue informada del hallazgo de los restos de un animal de apariencia extraña en Cuero (Texas), en el exterior de la propiedad de una vecina.[23] Canion se había dedicado durante las últimas semanas a intentar fotografiar o filmar una supuesta criatura extraña a la que creía responsable de la muerte de alrededor de 30 de sus gallinas a lo largo de varios años. Canion también afirmó haber visto a tres criaturas similares a los restos descubiertos. Luego de fotografiar los restos de la criatura, Canion contactó a un taxidermista para disecar a la criatura, a la que posteriormente comenzó a exhibir en su casa. Después de que la noticia alcanzara notoriedad nacional, expertos de la Universidad Estatal de Texas San-Marcos se ofrecieron a realizar pruebas de ADN a la criatura. El análisis resultó en la identificación de la criatura como un coyote.[24] Canion, no satisfecha, contactó entonces a expertos de la Universidad de California en Davis para un segundo análisis. En esta ocasión, los análisis determinaron que la criatura era específicamente un híbrido: una cruza de coyote y de lobo mexicano.[23] De acuerdo con científicos y especialistas en vida silvestre, este híbrido no es desconocido y ha sido estudiado antes. En cuanto a la apariencia extraña del animal, se cree que el animal sufría posiblemente de sarna, lo que puede explicar la piel entre grisácea y azul del animal.[23]

Cuero (Texas) volvería a ser el marco de otro avistamiento un año más tarde, en agosto de 2008, cuando Brandon Riedel, ayudante de sheriff del condado de DeWitt (Texas), filmó a un animal no identificable en callejones de esta ciudad , con la cámara de su tablero.[25] El animal era del tamaño de un coyote, pero carecía de pelo y tenía el hocico largo, así como patas delanteras cortas y patas traseras largas. El sheriff Jode Zavesky, jefe de Reiter, sospechó que se trataba de la misma especie de coyote identificada por investigadores de la Universidad Estatal de Texas-San Marcos en noviembre de 2007.[26] El vídeo fue mostrado en abril del 2011 en un episodio de la serie de televisión Faked or Fake: Paranormal Files, del canal de televisión Syfy, en el que un equipo de investigadores intentaron recrear el vídeo del tablero usando un caballo miniatura y un perro xoloitzcuintle. Ninguno de los animales de prueba usados parecía coincidir con la criatura del vídeo. El equipo también examinó una muestra de ADN tomada del supuesto cadáver de una de las criaturas halladas por un granjero local e identificada más tarde como un híbrido de lobo y coyote.

En septiembre de 2009, CNN transmitió un vídeo en el cual se hacía un acercamiento a un animal muerto no identificado. El mismo reporte afirmaba que la gente local había comenzado a especular sobre la posibilidad de que se tratara de un chupacabras. Un taxidermista del Condado de Blanco, Texas, afirmó que uno de sus antiguos estudiantes le había proporcionado el cuerpo del animal, el cual supuestamente había sido descubierto por un primo de ese estudiante en un granero, y que al parecer había muerto luego de ingerir veneno para roedores. El taxidermista expresó creer que se trataba de una mutación genética de coyote. [27] [28]

En julio de 2010, se reportó que oficiales de control animal le habían disparado y matado a un supuesto chupacabras en el Condado de Hood, Texas.[29] Sin embargo, un oficial de control animal de este lugar afirmó que científicos de la Universidad de Texas A&M llevaron a cabo pruebas de identificación en el cadáver, determinando que se trataba de un híbrido entre coyote y perro, con señales de sarna y de parásitos internos. Un segundo supuesto chupacabras, que fue abatido a algunos kilómetros de allí, fue devorado por buitres antes de que pudiera ser recuperado para ser sometido a pruebas.[30]

El 18 de diciembre de 2010, en Condado de Nelson (Kentucky), un hombre llamado Mark Cothren le disparó y mató a un animal al que no pudo reconocer.[31] Se tomaron muchas fotos de la criatura y la historia fue recogida por varias organizaciones de noticias. Cothren describió a la criatura de orejas largas, bigotes, una cola larga y del tamaño de un gato doméstico. Cothren dijo haber hablado con el Departamento de Recursos de Pesca y Vida Silvestre de Kentucky, a quienes supuestamente entregó el animal para análisis posteriores.[32]

2011-2014[editar]

El 4 de julio de 2011, Jack Crabtree, de Lake Jackson (Texas), declaró haber visto a un supuesto chupacabras en su patio trasero. En un principio, Crabtree se mantuvo firme en su teoría original del chupacabras, pero después de que su historia fuera publicada por el periódico local y de que varios reporteros de otros medios reprodujeran la historia unos días más tarde, Crabtree cambió de parecer rápidamente y aceptó la explicación de los expertos de que la criatura era probablemente un coyote con sarna, agregando que se había tratado de una broma que nunca creyó del todo. Su historia fue relatada por CNN y MSNBC.[33] [34] [35] [36] [37] [38] El 15 de julio de 2011, la policía local logró capturar a la criatura que Crabtree había visto, y los expertos pudieron confirmar que se trataba definitivamente de un coyote con sarna.[39]

A principios de septiembre de 2013, una familia de la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, reveló a los medios que poseía el cadáver de un animal pequeño que había sido hallado en la localidad de Vera (norte de Santa Fe), al cual no podían identificar y al que algunos habían relacionado con el mítico chupacabras. Tras la difusión de la noticia, el profesor Jorge Martí, jefe de Museología y Taxidermia del Museo de Ciencias Naturales «Dr. Ángel Gallardo» de Rosario, examinó el ejemplar y determinó que se trataba de un gato naturalmente momificado.[40]

El 7 de septiembre de 2013, el canal de noticias FOX 2 News de San Luis (Missouri), publicó en su sitio web un reporte acerca de dos avistamientos. En el primero, una mujer avistó a un "animal parecido a un pequeño perro gris" cerca de la puerta principal de Old Lake Hill Speedway en la misma ciudad, mientras que una semana antes, un cazador afirmó haber matado a un chupacabras mientras cazaba mapaches. El Departamento de Vida Silvestre de Misisipi determinó que este caso también se trataba de un perro con sarna.[41]

Una pareja tejana que habitaba un rancho en el Condado de Victoria (Texas), relató a los medios haber disparado y matado a un chupacabras en su propiedad, la tarde del 23 de febrero de 2014. Un biólogo de vida silvestre que trabajaba para el Departamento de Parques y Vida Silvestre de Texas, habló también con los medios, rindiendo la siguiente declaración: "He visto ardillas, mapaches y coyotes de las mismas características en esta área. [El chupacabras] es una criatura mítica que la mayoría de las personas ve, pero realmente se trata de sarna sarcóptica, la que es ocasionada por un ácaro que muerde a un animal. Este solo puede tratarse de un mamífero: perros, gatos, coyotes, zorros; y existe una versión de la cual los humanos también pueden contagiarse."[42]

El 3 de abril de 2014, otra pareja tejana afirmó haber capturado a un chupacabras en Ratcliffe, Texas, el 29 de marzo del mismo año.[43] Benjamin Radford, de Livescience, sugirió que el animal se trataba de un mapache afectado por sarna sarcóptica.[44]

Leyendas Relacionadas[editar]

Una popular leyenda de Nueva Orleans hace referencia a un callejón popular entre las parejas de enamorados llamado Grunch Road, del que se dice está habitado por "grunches", criaturas de apariencia parecida a la del chupacabras.

En Filipinas, otra criatura legendaria llamada "Sigbin" comparte mucha de las descripciones del chupacabras. El reciente descubrimiento de un gato-zorro en el sureste de Asia sugiere que los avistamientos de esta criatura podrían ser atribuidos a este animal, que permaneció sin descubrir por mucho tiempo.[45]

En la cultura popular[editar]

La popularidad del chupacabras ha dado como resultado la aparición de la criatura en diferentes medios de comunicación.

  • Al menos una novela de misterio publicada toma aspectos del mito como tema central de la trama.[46] Otros tipos de libros incluyen aquellos que ofrecen una explicación científica del fenómeno.[47] [48]
  • El Chupacabras aparece en Guns of El Chupacabra, protagonizada por Scott Shaw.
  • Ed Lavandera, de la CNN, ha descrito al chupacabras como "el Pie Grande de la cultura Latinoamericana" y ha afirmado que "el chupacabras también simboliza el miedo a algo que no existe".[1]

Luego del incidente en Cuero (Texas), la popularidad del mito del chupacabras recibió atención mundial.[49] Phylis Canion, el responsable de capturar al supuesto espécimen, aseguró haber enviado camisetas destacando el evento a lugares como Italia, Guam e Irak. La publicidad que recibió Cuero luego de este evento ha llevado a algunos a sugerir que se cambie la mascota del pueblo.[49] En julio de 2008, el programa Monster Quest de History (canal de televisión) presentó los restos hallados en Texas, los que se determinó pertenecían a perros y coyotes.[50]

  • El grupo de rock galés Super Furry Animals incluye una canción en su álbum de 1997 Radiator llamada “Chupacabras”.[51]
  • En el capítulo 45 de la segunda temporada de la serie animada El Laboratorio de Dexter, Dexter,un niño genio, crea accidentalmente 'La Chupacabra', una criatura que devora todo a su paso, y que se las arregla para llegar a Sudamérica. Dexter y DeeDee viajan hasta allí para encontrarla y detenerla.[53]
  • El Chupacabras aparece también en la serie animada Scooby-Doo, en el episodio Scobby-Doo! And the Monster of Mexico. Los efectos vocales fueron proporcionados por Frank Welker. En esta versión es presentado como un Pie Grande mexicano.
  • "El Mundo Gira", capítulo 11 de la cuarta temporada de The X-Files, esta mitología es el marco de la historia, pero las extrañas muertes ocurridas en el episodio resultan tener una causa distinta.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «Illegal Immigrants Frightened by Raid Rumors; George Bush: "The Decider"; "Happy Slapping"». CNN. May 2, 2006. Consultado el October 5, 2007. 
  2. «Chupacabras Biography». Consultado el 10 de mayo de 2007. 
  3. a b c Stephen Wagner. «The Top 10 Most Mysterious Creatures of Modern Times». Consultado el 5 de octubre de 2007. 
  4. a b c d e f g h i Radford, Benjamin (2011). Tracking the Chupacabra: The Vampire Beast in Fact, Fiction and Folklore. ISBN 9780826350152. 
  5. Miried Gonzalez Rodriguez. Dizfrazado el chupacabras (en spanish). Puerto Rico: Primera Hora. 
  6. «Chupacabras Biography». Consultado el May 10, 2007. 
  7. Tomás De Jesús Mangual (January 9, 2006). «Imputan otro ataque al Chupacabras». El Vocero. Archivado desde el original el 2007-10-11. Consultado el October 5, 2007. 
  8. a b c d Stephen Wagner. «On the trail of the Chupacabras». Consultado el October 5, 2007. 
  9. Corrales, Scott. Chupacabras: And Other Mysteries. ISBN 1-883729-06-8
  10. Radford, Benjamin. "Slaying the Vampire: Solving the Chupacabra Mystery" Skeptical Inquirer, Vol. 35 No. 3, May/June 2011, Pages 45 - 48
  11. «Scary chupacabras monster is as much victim as villain». umich.edu. 25-10-2010. Consultado el 24-12-2011. 
  12. a b «Evaluation of Suspected Predator Kills». Consultado el 24-12-2011. 
  13. Ker Than (28 October 2010). «Chupacabra Science: How Evolution Made a Mythical Monster». National Geographic. National Geographic Society. Consultado el 6 April 2014. 
  14. Campesino afirma en televisión haber sido atacado por Chupacabras
  15. Campesinos chilenos anuncian captura del famoso “Chupacabras”
  16. Prensa nicaragüense hace eco de rumor que en Chile, Nasa capturó chupacabras
  17. [1]
  18. Los zorros atacan
  19. Walker Robinson (August 3, 2004). «Chupacabra? Strange Animal Found in Elmendorf». WOAI. Archivado desde el original el November 9, 2005. Consultado el October 5, 2007. 
  20. «Texas' Blood-Sucking Monster». Consultado el June 12, 2007. 
  21. «Texas Farmer Claims He Caught Legendary 'Chupacabra'». KNBC Los Angeles. August 25, 2005. Archivado desde el original el 2005-10-26. 
  22. «Maine Mystery Beast Possibly Killed By Car» (en inglés). 16 de Agosto de 2006. Consultado el 30 de enero de 2015. 
  23. a b c «Mysterious Texas 'Blue Dog' Claimed to be Chupacabra» (en inglés). 29 de Agosto de 2013. Consultado el 30 de enero de 2015. 
  24. «Texas State researchers solve mystery of Cuero chupacabra». Texas State University News Service. November 1, 2007. 
  25. Ingham, Donna (201o). Mysteries and Legends of Texas: True Stories of the Unsolved and the Unexplained. ISBN 9780762766680. 
  26. «'Is this Texas' goat-sucker'». CNN. August 11, 2008. 
  27. CNN video report, 9/3/09.
  28. Texas mystery: 'Defective coyote' or chupacabra?, CNN, September 4, 2009.
  29. «msnbc.com Video Player». MSNBC. Consultado el 2010-09-06. 
  30. «Expert: 'Chupacabra' a coyote-dog hybrid». UPI.com. 2010-07-14. Consultado el 2010-09-06. 
  31. «Mysterious creature found in Nelson County». Wave3.com. 2010-12-23. Consultado el 2011-10-31. 
  32. «Man Shoots, Kills 'Chupacabra' in Ky». Fox News. December 28, 2010. Consultado el February 4, 2014. 
  33. «Gotta Watch: Mythical creatures – This Just In». News.blogs.cnn.com. Consultado el 2011-10-31. 
  34. «Chupacabra reportedly spotted in Lake Jackson». The Facts. Consultado el 2011-10-31. 
  35. «Believe in chupacabra? LJ man now changes his story». The Facts. Consultado el 2011-10-31. 
  36. «Chupacabra Roaming In Lake Jackson? – Houston News Story — KPRC Houston». Click2houston.com. 2011-07-11. Consultado el 2011-10-31. 
  37. «'Chupacabra' rears its ugly head in Texas». MSNBC. Consultado el 2011-10-31. 
  38. «Photos of peculiar animal near Lake Jackson spark rumors of mythical chupacabra | abc13.com». Abclocal.go.com. 2011-07-11. Consultado el 2011-10-31. 
  39. «Updates for July 16, 2011». The Facts. 2011-07-16. Consultado el 2011-10-31. 
  40. «¿Chupacabras o felino?: la historia del bicho raro recorre el mundo». Rosario3.com. 3 de septiembre de 2013. Consultado el 12 de noviembre de 2013. 
  41. «Woman claims to have spotted a "Chupacabra" in St. Louis». fox2now.com. Consultado el 4 October 2013. 
  42. Heather Saul (27 February 2014). «Texan family claim to have 'killed a mythical chupacabra'». The Independent. Consultado el 6 April 2014. 
  43. «Texas Couple Claims They Have Caught A Chupacabra». Liberty Voice. Consultado el 3 April 2014. 
  44. Benjamin Radford (4 April 2014). «Texas 'Chupacabra' Turns Out to Be Imposter». Live Science Journal. TechMedia Network. Consultado el 6 April 2014. 
  45. Meek, James (2005-12-07). «On the trail of the Borneo cat-fox». The Guardian. Consultado el 2007-07-23. 
  46. Wagner, Lloyd. El Chupacabras: Trail of the Goatsucker. ISBN 0-595-33315-X
  47. Corrales, Scott. Chupacabras: And Other Mysteries. ISBN 1-883729-06-8
  48. Authors, Mandy, and Clifton C. Phillips. Chupacabra, You Don't Scare Me! ISBN 0-8059-4490-7
  49. a b «Chupacabra craze goes global». KVUE. August 28, 2007. Archivado desde el original el December 4, 2007. Consultado el October 5, 2007. 
  50. «MonsterQuest: Chupacabra». July 23, 2008. Consultado el July 24, 2008. 
  51. Chupacabras(lyrics). Super Furry Animals. Radiator (album). 1997
  52. Beale, Lewis (26 December 2007). «Chupacabras Marvel back». NY Daily News. Consultado el 2013-06-22. 
  53. «Dexters Lab: Got Your Goat». Consultado el February 23, 2014. 


Enlaces externos[editar]