Christopher Reeve

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Christopher Reeve
C Reeve in Marriage of Figaro Opening night 1985.jpg
Christopher en 1985.
Nombre de nacimiento Christopher D'Olier Reeve
Nacimiento Bandera de los Estados Unidos Ciudad de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos
25 de septiembre de 1952
Fallecimiento Bandera de los Estados Unidos Mount Kisco, Nueva York, Estados Unidos
10 de octubre de 2004
(52 años)
Nacionalidad Estadounidense
Apodo(s) Chris
Ocupación Actor, director, productor, guionista, activista
Años activo/a 1974-(†) 2004
Características físicas
Estatura 1,93 m (6 ft 4 in)
Familia
Cónyuge Dana Reeve (1992-2004)
Pareja Gae Exton (1977-1987)
Hijo/s Matthew Reeve (1979)
Alexandra Reeve (1982)
Will Reeve (1992)
Premios
Premios BAFTA 1978 - Nueva promesa
Superman I
Sitio oficial
Ficha en IMDb
[editar datos en Wikidata]

Christopher D'Olier Reeve (Nueva York, 25 de septiembre de 1952- Mount Kisco, 10 de octubre de 2004) fue un actor, director de cine y activista estadounidense, adquirió la fama mundial como actor al interpretar al hombre de acero en las películas basadas en el popular personaje de cómics, Superman y también es recordado por su personaje de Richard Collier en la película Pide al tiempo que vuelva.

Biografía y trayectoria[editar]

Tras el divorcio de sus padres en 1956, él y su hermano Benjamin (1953), crecieron en Princeton, Nueva Jersey, a cargo de su madre, que se volvió a casar unos años después y le dio otros dos hermanos, Jeff y Kevin.

Reeve estudió en la Princeton Day School, donde trabajaba de ayudante del director de la orquesta del instituto, además de cantar en un coro local como barítono, y de trabajar desde la adolescencia, debutó como actor con quince años en el Williamstown Theatre Festival.

Continuó su formación artística en la Universidad de Cornell, en la que antes de graduarse, en 1974, fue uno de los dos actores seleccionados (el otro era su amigo (Robin Williams) para estudiar arte dramático en la Juilliard School de Nueva York.

Inicios en la actuación[editar]

Tras debutar en Broadway en 1976, en la obra A Matter of Gravity junto a Katharine Hepburn, Reeve obtuvo el rol del villano Ben Harper en la novela For Love or Life y un papel menor en la cinta Gray lady down en 1976. Se dedicó a trabajar en obras de Broadway que lo satisfacían como actor, pero no mucho económicamente, por lo que Reeve pensó en dejar la actuación y trabajar junto a su padre, en ese momento se enteró del casting para buscar a Superman.

Escogido para Superman[editar]

Siendo un deportista, excelente nadador, aficionado al hockey sobre hielo y la equitación, piloto licenciado, gracias a su físico de 1,93 metros de estatura, y una apariencia de chico lozano y bonachón cuyos rasgos se parecían asombrosamente al héroe del cómic, se enteró de la realización de esta película y decidió presentarse al casting, el director de la cinta quería un actor desconocido en la gran pantalla y parecido al personaje físicamente, vio a Chris y de inmediato obtuvo el papel de Clark Kent y el héroe, para la película Superman (1978), de Richard Donner, haciendo creíble la campaña para la publicidad que decía "Creerás que un hombre puede volar". Éxito total en taquilla y convertido en una estrella mundial, Christopher Reeve rodó otras tres secuelas de la saga: Superman II en 1980, Superman III en 1983 y Superman IV en 1987, la menos exitosa de la serie.

Inicios en el activismo[editar]

Con su ocupada agenda y aprovechando la fama mundial que había adquirido luego de rodar la primera película de Superman, ese mismo año Christopher se convirtió en activista y trabajaba por causas sociales, apoyó y contribuyó en las Olimpiadas especiales, asistía como invitado a conferencias, reuniones y daba charlas sobre los problemas sociales, enfermos, discapacitados y personas con parálisis que necesitan ayuda. Trabajó por el medio ambiente y también visitaba hospitales de niños enfermos cuyos últimos deseos eran conocerlo. Se reunió varias veces con el presidente de Estados Unidos en ese entonces durante la ceremonia de las Olimpiadas de niños especiales. Y desde 1982 ya contribuía con los pioneros de la "Fundación Americana de Parálisis", sin imaginarse que 13 años después él tendría la misma condición de quienes defendía. Desde entonces Chris se convirtió en un activista para toda su vida.

Siguientes trabajos en el cine[editar]

En 1979, actuó junto a Jane Seymour en Somewhere in Time, estrenada en 1980, que si bien no fue un éxito de taquilla, se convirtió en una película clásica de culto y con muchos fans. En 1982 trabajo en dos cintas "Death trap" basada en una famosa pieza teatral y "Monsignor" en donde interpretó a un sacerdote que mantiene una relación amorosa con la esposa de su hermano, un oficial nazi.


Aunque recibió buenas críticas por su trabajo en "Las Bostonianas" de James Ivory y como el Conde Vronski en Anna Karenina, gran parte de sus esperanzas estaban cifradas en "Street Smart", donde encarnaba a un inescrupuloso reportero que inventaba noticias para ganar fama. La cinta no fue un éxito en taquilla y los críticos no determinaron su actuación, enfocándose más en su co-estrella, Morgan Freeman, quien fue nominado a un Oscar por este papel en 1988.

Matrimonios[editar]

Reeve se compró una nueva casa que ocupó con su flamante esposa, la agente de modelos británica Gae Exton, a quien conoció durante el rodaje de Superman, casándose en 1979. Madre de sus dos primeros hijos, Matthew (1979) y Alexandra (1982). El actor se divorció de su primera esposa a principios de 1987. Meses después el 30 de junio de 1987 en Williamstown, Massachusetts, en un bar nocturno, Dana Morosini estaba actuando y cantando durante el Festival de Teatro de Williamstown. Christopher estaba sentado en una mesa delante y se presentó a Dana después del espectáculo. Su noviazgo comenzó poco tiempo después de que se conocieron, cinco años más tarde, el 11 de abril de 1992, se casó con la actriz, en una boda al aire libre en una tarde, en su granja en el sur de Williamstown, Massachusetts. Fue una boda pequeña con sólo la familia y unos 45 invitados. Ambos escribieron sus propios votos de la boda e intercambiaron anillos de oro simples entre sí. Dana llevaba el anillo de matrimonio de Christopher alrededor de su cuello. No tuvieron una luna de miel porque Dana estaba actuando en una obra de teatro en Nueva York, y Chris estaba promoviendo una nueva película. De ese matrimonio nace su tercer hijo Will (1992). Adquirieron una casa de campo del siglo XIX con siete acres cerca de Bedford Village, Condado de Westchester, Nueva York. Dana Reeve se convirtió en su fiel e incondicional compañera hasta el final. Ambos participaban y colaboraban en causas para los necesitados y por el medio ambiente.

Trabajos en la televisión y última película para el cine[editar]

En 1985 Reeve presentó el documental televisivo Dinosaurios, que el canal CBS emitió en Estados Unidos en noviembre de 1985. En España ese documental fue emitido por TVE1 (cadena hoy en día rebautizada como La 1) el día de Navidad de 1987.[1]

Tras pasar una temporada dedicado a los filmes de televisión, Reeve volvió a la pantalla grande en 1993, como el Senador Jack Lewis en el filme Lo que queda del día, donde la crítica lo reconoció como un actor hábil y recursivo que sirvió de apoyo a los estelares del filme, Anthony Hopkins y Emma Thompson.

En 1994, actuó en la comedia "Speechless" junto a Geena Davis y Michael Keaton, siendo para muchos curiosa la reunión en la pantalla grande de los intérpretes de Superman y Batman. Ese mismo año actuó en el filme de HBO "Above Suspicion", donde encarnó a un detective que queda invalido tras recibir un disparo. En 1995 se estrena su última película antes de su accidente, Village of the Damned, dirigida por John Carpenter, siendo una nueva versión de la película original de 1963.

Club de fans y homenajes[editar]

El club de fans de la película Somewhere in time que fue creado por un fan en 1990, colocaron una placa en el hotel en donde fue grabado el filme diez años antes, la placa llamada "¿Eres tu?" fue colocada en honor al primer encuentro de los dos enamorados de la película, fue colocado en el mismo lugar, en el jardín cerca del lago, en una roca entre los árboles y en 1994 con motivo del aniversario, el club de fans invitaron al actor a regresar al hotel. Christopher y su esposa visitaron la placa y se reunió con todos sus fans en el mismo hotel en el que fue filmada la película.

Accidente[editar]

Reeve en una conferencia en el MIT en 2003.

El 22 de mayo de 1995, la vida del actor cambió para siempre. Durante un concurso de equitación con salto de obstáculos en Culppeper, (Virginia), al intentar superar un obstáculo, Christopher Reeve cayó de su caballo, tuvo una fuerte caída, cayó de cabeza rompiéndose el cuello y quedándose sin poder respirar, lo que le provocó la fractura de dos vértebras cervicales y le seccionó la médula espinal, perdiendo la movilidad total de su cuerpo y desde entonces permaneció en una silla de ruedas, con respiración asistida. Tras ser sometido a una peligrosa operación, sólo pudo recuperar la movilidad de los dedos de su mano izquierda, que consiguió articular con mucho esfuerzo. Los médicos salvaron la vida de Reeve pero anunciaron que la lesión era de carácter irreversible. Christopher pasó 6 meses en el Instituto de Rehabilitación Kessler en New Jersey, mientras Dana transformó la casa para adecuarse a la nueva realidad familiar.

Después del accidente y creación de su Fundación[editar]

El actor no se ocultó de los medios, y gracias al apoyo y amor incondicional de su esposa, él se sobrepuso y no dejó que su autoestima cayera, siguió trabajando y continuó su labor de activista social, colaboró con entusiasmo desmesurado con asociaciones como la Unesco, para contribuir por causas similares a la suya. También asistía al Senado a pesar de su estado para intentar que éste permitiera trabajar con células madre embrionarias a los investigadores para intentar conseguir el mayor deseo de Reeve, volver a caminar.

Buscó la ayuda de la APF (Fundación Americana de Parálisis) y les prestó su nombre y financiación y finalmente lo convirtió en "The Christopher Reeve Foundation" que luego pasaría a llamarse Christopher and Dana Reeve Foundation, organización caritativa dedicada al cultivo de células madres y ayuda a las personas que han quedado parapléjicos o tetrapléjicos como él, ya sea por causas naturales o en accidentes. Su esposa Dana fue apoyo fundamental para que Reeve pudiese recuperarse emocionalmente en los primeros difíciles momentos de esta dura etapa de su vida. Ella permaneció como incondicional compañera hasta su deceso, ganándose la estima, el respeto y la admiración por su abnegación y coraje. También la fundación trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con discapacidades. El actor asumió la presidencia de la fundación y colaboró junto con su esposa con programas de becas que otorgaron más de $ 16 millones a organizaciones que ayudan a las personas que viven con parálisis, no solo eso, sino que también colocaron en la fundación un Centro de Recursos para la Parálisis, que ha llegado a ayudar a decenas de miles de personas que viven con parálisis y a sus familias a conseguir los instrumentos útiles y necesarios para el estilo de vida para las personas con esta lesión.

Dana adecuó la casa en la granja para la nueva situación de su marido y dejó en segundo plano su carrera. Christopher Reeve, gracias a los cuidados y amor de hogar, logró asumir su condición de discapacitado y realizó muchas conferencias desde entonces. Dana apoyó públicamente al senador John Kerry como candidato a la presidencia; sin embargo, George Bush Jr suspendió en 2001 el uso del dinero de los contribuyentes para el estudio de células embrionarias.

Discurso en los Premios Oscar de 1996[editar]

En Marzo de 1996, mas recuperado y logrando hablar con mayor facilidad, un año después de su accidente durante la ceremonia de entrega de los Premios Oscar, el actor fue presentado sobre el escenario en su silla de ruedas, fue aclamado por todos los actores asistentes, en donde Christopher pidió a la industria cinematográfica que dedicara un poco mas de tiempo y esfuerzos para prestar más atención a los problemas sociales en que se encuentran miles de personas.

Debut como director y trabajos de actuación posteriores[editar]

En 1997, dos años después de su accidente, Reeve debuta como director con el filme para TV "In the Gloaming", que narra el drama de un joven enfermo con Sida quien va a pasar sus últimos días en compañía de su familia. Al año siguiente protagoniza "La Ventana de Enfrente", junto a Daryl Hannah, un remake del clásico de Alfred Hitchcock "La Ventana Indiscreta" para la televisión. Participó como invitado en las series "Sesame Street", "The Practice" y como invitado especial en un par de episodios de la serie Smallville como Virgil Swann, un científico que le dio a Clark Kent (Tom Welling) claves sobre su verdadero origen, siendo estos dos de los episodios con mayor audiencia de la serie.

Estrella en el paseo de la fama de Hollywood[editar]

En 1997 el club de fans del actor y de la película Somewhere in time encabezaron el proyecto "A star for Christopher Reeve", pagaron y Reeve obtuvo su estrella en el paseo de la fama de Hollywood. En la ceremonia asistieron el actor, su esposa, hijos y su compañera y coprotagonista en el filme " Somewhere in time ", la actriz Jane Seymour quien ofreció un pequeño discurso acerca de su gran amigo Christopher y su merecida estrella.

Primer libro autobiográfico[editar]

Reeve escribe su autobiografía titulada "Still Me" en español "Sigo siendo yo" publicado en 1998, la cual estuvo encabezando las listas de libros más vendidos en ese año, mientras que la versión en audio del libro obtuvo en 1999 el premio Grammy al mejor álbum narrado. En este libro él escribió que poco tiempo después del accidente le sugirió a su esposa:   “Tal vez deberías dejarme y tal vez yo debería suicidarme, a lo que ella respondió: «Te diré una cosa, te apoyaré en todo lo que quieras hacer, porque es tu vida y tu decisión. Pero quiero que sepas que estaré contigo para siempre, toda la vida, hasta el final. Sigues siendo tú y te amo»”, Christopher dijo: “Esas fueron las palabras que salvaron mi vida”.El actor nunca mas pensó en suicidarse y el título de su autobiografía lleva ese nombre debido a aquellas palabras de su esposa.

Últimos eventos en público, trabajos y segundo libro[editar]

En el 2000 durante un evento en New York con motivo de una premiere especial de la película "Somewhere in time", Christopher y Jane Seymour asistieron junto a los otros actores de la película y el club de fans del film, en donde dio un discurso.

Reeve no renunció a la lucha y sus conferencias fueron un ejemplo de su lucha contra la adversidad. Continuó realizando charlas e incluso apoyaba a su esposa en varias actividades de índole profesional. Siempre estuvo a la vanguardia como estandarte de los estudios para la cura de la parálisis de la médula espinal. Reeve incluso llegó a ofrecer su cuerpo para experimentos de neurotransmisores; en uno de ellos le implantaron celdas electrónicas que generaban pulsos eléctricos que estimulaban la reacción refleja y que le hacían mover sus extremidades de manera robótica. Aunque hizo una presentación en público, esto no prosperó en el futuro.

Reeve seguía sometiéndose a tratamientos y continuaba su labor de activismo, asistiendo y dando conferencias, ya que a pesar de no poder moverse, podía hablar perfectamente y respirar con ayuda de respiradores en una sección de su cuello. Chris siguió concienciando sobre lo que necesitan las personas que tienen esta lesión que les impide moverse.

En 2002 publica otro libro llamado "Nothing is Impossible: Reflections on a New Life", publicado en España en 2003 con el título "Todo es posible" en el que expuso asimismo sus experiencias tras su accidente y los factores que lo llevaron a seguir adelante. 

A principios del 2004, dirige "The Brook Ellison Story" para el canal A&E, una película hecha para televisión sobre la vida del joven discapacitado Brooke Ellison, el primer tetrapléjico que se gradúa en la Universidad de Harvard. Su esposa fue una de las protagonistas en esta película.

Fallecimiento[editar]

Al pasar el tiempo, su organismo se deterioraba, le aparecieron escaras y sus músculos sin uso comenzaron a atrofiarse. Se hizo susceptible de sufrir infecciones, una de ellas fue peor que las demás. En octubre de 2004 le estaban tratando por un problema de hipotensión causado por sepsis. Por primera vez Dana tuvo que alejarse de su esposo para asistir a un compromiso profesional y momentos después, siendo 9 de octubre, Chris tuvo un ataque cardíaco después de recibir un antibiótico para la infección. Entra en coma sostenido y es llevado al Hospital North Westchester en Mount Kisco, (Nueva York). Dieciocho horas después, el domingo 10 de octubre de 2004, fallece a los 52 años. Dana pudo llegar rápidamente justo unas horas antes de que Christopher falleciera. Su doctor, John McDonald, dijo que fue una reacción adversa al antibiótico lo que provocó su deceso. En la Iglesia Unitaria de Westport (Connecticut), donde él y su esposa habían asistido con regularidad, se celebró un servicio conmemorativo.[2]

Chris estaba codirigiendo el filme animado "Everyone's a Hero" (Héroe de todos), que fue estrenado en 2006, dos años después de su muerte.

Un año después de su muerte, la fundación creada por él, junto a la Universidad de California (EE. UU.), consiguió reparar lesiones medulares de ratones usando células madre provenientes del tejido nervioso de seres humanos.

Posterior a su fallecimiento[editar]

Después de la muerte de su esposo, Dana asumió la presidencia de la fundación y dijo que la misión que su marido le había dejado era una lucha interminable e imperecedera, y así continuó trabajando. Sin embargo, un año más tarde Dana fue diagnosticada de un tumor maligno en el pulmón, siendo no fumadora. A causa de ello, falleció 17 meses después, en marzo de 2006. Entonces Peter D. Kiernan III se convirtió en Presidente de la fundación.

El 11 de marzo de 2007, la Fundación anunció que cambió su nombre por el de Christopher & Dana Reeve Foundation en el primer aniversario de la muerte de Dana Reeve. El cambio, según un comunicado de prensa de la Fundación, fue reflejar la "Asociación, el coraje y la compasión de los Reeve" ya que ambos lucharon y trabajaron por salir adelante ante la adversidad de sus enfermedades y ayudaron a las personas necesitadas a través de la fundación. Peter T. Wilderotter, ex vicepresidente de la Fundación de Desarrollo, fue nombrado su presidente en marzo de 2007. La fundación sigue trabajando y ayudando a quienes lo necesitan, agotando todos sus recursos y esfuerzos para mejorar la calidad de vida de personas discapacitadas, con parálisis y en memoria de sus pioneros, la familia Reeve. Hasta principios de 2013, la Fundación había otorgado más de $ 110 millones de dólares (USD) en becas de investigación y más de $ 16 millones en subsidios para mejorar la calidad de vida de personas discapacitadas y con parálisis.

Personalidad y vida privada[editar]

Reeve con el Presidente Ronald Reagan en 1983 luego de la ceremonia de las Olimpiadas de niños especiales.

Reeve poseía una altura 1,93 m (6 ft 4 in) y su verdadero color de cabello era rubio, él lo tinturó de negro, se puso lentes para cubrir sus ojos celestes y así presentarse al casting y que le vieran parecido a Clark Kent. Durante su adolescencia tuvo problemas musculares debido a su altura, padeció asma y en ciertas épocas de su vida tuvo alopecia. Durante el rodaje de Superman, conoció a la exmodelo y publicista británica Gae Exton con quien convivió durante una década y tuvo dos hijos: Matthew y Alexandra.

Tras separarse de Exton en el verano de 1987, Reeve conoció en el Festival de Teatro de Williamstown presentándose en la mesa a la joven Dana Morosini, una actriz y cantante de quien se enamoró y con quien contrajo matrimonio en 1992. De dicha unión nació su tercer hijo, Will.

Siendo una persona bastante accesible y amistosa, mantuvo una gran amistad durante toda su vida con el también actor Robin Williams, quien fue compañero de estudios en Julliard y quien acompañó al actor hasta su muerte. Asimismo mantuvo una larga amistad con su compañera de rodaje en Superman, la actriz Margot Kidder, el director Richard Donner y su coestrella de Somewhere in Time, Jane Seymour, quien bautizó a uno de sus hijos "Christopher" en homenaje al actor. Igualmente mantenía una estrecha relación de amistad con Gene Hackman, compañero de rodaje en la saga de Superman.

Su esposa Dana Reeve le sobrevivió dos años más, ya que se le diagnosticó cáncer de pulmón sin haber sido fumadora. Luchó contra su mal hasta el 7 de marzo de 2006, fecha en la que falleció a los 44 años de edad. Dana había ganado reconocimiento internacional con la fundación que había patrocinado, pero el gobierno de George W. Bush redujo ostensiblemente los fondos y prácticamente paralizó el tema del uso de células madre. Christopher Reeve fue un firme opositor a Bush y a las jerarquías católicas, a los que acusaba de frenar las investigaciones sobre dichas células con las cuales los que padecen su condición podrían haber tenido mejoras.

Christopher Reeve fue una persona muy amable toda su vida, un gran apasionado por colaborar con las personas que mas necesitan y sobre todo con los niños especiales y personas enfermas, discapacitadas. Fue un activista toda su vida. Al ganar fama mundial por interpretar a Superman, ese mismo año comenzó a preocuparse y trabajar en labor social, apoyando muchas causas y aportando dinero para fundaciones que trabajaban por los enfermos.

Luego de su accidente y gracias al apoyo incondicional de su esposa pudo salir adelante, el cuenta en su libro que luego del accidente, fueron las primeras palabras de su esposa las que le salvaron la vida.

Christopher luchó por cumplir sus metas hasta el último día de su vida, junto a su esposa, su empeño y coraje sirvieron de ejemplo máximo a su esposa cuando fue diagnosticada de cáncer. La fundación que crearon ambos sigue hasta la actualidad ayudando a personas con parálisis.

Filantropía y activismo[editar]

Chris fue un activista durante toda su vida. Al hacerse famoso interpretando a Superman, apoyó las Olimpiadas Especiales, colaboro con la fundación americana de parálisis, el medio ambiente, hacía trabajo social y visitaba niños y personas con enfermedades terminales cuyo último deseo era verlo en persona. En 1987, viajó a Chile por invitación del escritor Ariel Dorfman para liderar protestas contra las amenazas de muerte a escritores, sindicalistas y artistas que se oponían al gobierno de Augusto Pinochet. En 1989 se unió a otros artistas como Susan Sarandon, Glenn Close, Alec Baldwin y Ron Silver para fundar "Coalición Creativa", un grupo de artistas que ayudaban a los menos favorecidos e impulsaban labores culturales y ecológicas. Como vicepresidente del grupo, en 1993, ayudó a descontaminar una playa californiana bajo el auspicio del entonces vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore. Asistía continuamente y participaba como orador en eventos sobre labor social y las personas mas necesitadas, luego de su accidente continuó haciéndolo en compañía de su esposa.

Creó la Christopher and Dana Reeve Paralysis Foundation, organización caritativa, dedicada a la búsqueda de tratamientos y curas para la parálisis causada por lesión de la médula espinal y otros trastornos neurológicos. También trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas que viven con discapacidades. El actor asumió la presidencia de la fundación y colaboró junto con su esposa con programas de becas que otorgaron más de $ 16 millones a organizaciones que ayudan a las personas que viven con parálisis, no solo eso, sino que también colocaron en la fundación un Centro de Recursos para la Parálisis, que ha llegado a ayudar a decenas de miles de personas que viven con parálisis y a sus familias a conseguir los instrumentos útiles y necesarios para el estilo de vida para las personas con esta lesión. Además de luchar por el desarrollo de la investigación de la cura de enfermedades usando células madre, apoya a quienes han quedado parapléjicos o tetrapléjicos como él, ya sea por causas naturales o en accidentes.

El legado de Superman[editar]

Al pasar el tiempo, los fans del personaje del cómic Superman y demás personas, han escogido al actor Christopher Reeve como el mejor Superman de toda la historia y hasta la actualidad. Se lo consideran como el actor que mejor interpretó el papel de Clark Kent y que hasta ahora no ha sido superado, ya que el actor ha sido el único que interpretó correctamente las características del personaje, combinándolos con el sentido del humor, timidez e ingenuidad que caracterizan a Clark Kent. De igual manera se lo considera como el que mejor ha interpretado al héroe Superman, mostrando los verdaderos valores que posee este personaje para con la humanidad y la injusticia.

Filmografía[editar]


Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]