Anexo:Nomenclatura de parentesco en español

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Chozno»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Relaciones de parentesco en español. Los sistemas terminológicos de parentesco pueden ser completamente diferentes de una sociedad a otra. Dentro de esa clasificación antropológica, el sistema hispanohablante corresponde al sistema esquimal de parentesco.

La nomenclatura de parentesco en español corresponde a un sistema de tipo esquimal. Aquí se describen las relaciones de parentesco por afinidad, por consanguinidad y por adopción. Las relaciones establecidas por compromisos religiosos no se consideran parentales, forman parte de una categoría distinta que en antropología del parentesco se llama «parentesco ficticio».

Ego[editar]

En la antropología del parentesco, ego es una persona imaginaria que sirve como referencia para la descripción del sistema de parentesco. En español el género de ego no es relevante para la descripción del sistema de parentesco como ocurre en otras lenguas.

Parientes consanguíneos de ego[editar]

Ascendencia de ego en línea directa[editar]

Padres[editar]

  • Forma de parentesco: por consanguinidad.
  • Línea de parentesco: recta ascendente.
  • Grado de parentesco: primero.

El padre y la madre (conjuntamente llamados padres) son los ascendientes directos inmediatos de ego, hombre y mujer, respectivamente.

Abuelos[editar]

  • Forma de parentesco: por consanguinidad.
  • Línea de parentesco: recta ascendente.
  • Grado de parentesco: segundo.

El abuelo y la abuela son los padres de cada uno de los padres de ego. Cada persona tiene, por tanto, cuatro abuelos. Convencionalmente se denominan:

  • Abuelo paterno: el padre del padre de ego. Tradicionalmente su primer apellido es el primer apellido de ego.
  • Abuelo materno: el padre de la madre de ego. Tradicionalmente su primer apellido es el segundo apellido de ego.
  • Abuela paterna: la madre del padre de ego. Tradicionalmente su primer apellido es el tercer apellido de ego.
  • Abuela materna: la madre de la madre de ego. Tradicionalmente su primer apellido es el cuarto apellido de ego.

Lo habitual por esperanza de vida e intervalo entre generaciones es que las personas convivan con todos o al menos varios de sus abuelos durante su infancia. Los abuelos forman parte importante de la familia extensa. En las culturas tradicionales, los abuelos han tenido un rol claro en relación al cuidado de los niños. Esto ha tendido a desaparecer con el desarrollo de la familia nuclear independiente. Sin embargo, los abuelos están recuperando en los últimos tiempos su papel en el cuidado de los niños.

Bisabuelos[editar]

  • Forma de parentesco: por consanguinidad.
  • Línea de parentesco: recta ascendiente.
  • Grado de parentesco: tercero.

El bisabuelo y la bisabuela son los padres de uno de los abuelos de ego. Cada persona tiene, por tanto, ocho bisabuelos (si los padres no son primos).

Debido al incremento de la expectativa de vida, cada vez es posible ver más familias en las que los bisabuelos permanecen vivos y logran convivir con sus bisnietos.

Tatarabuelos[editar]

  • Forma de parentesco: por consanguinidad.
  • Línea de parentesco: recta ascendiente.
  • Grado de parentesco: cuarto.

El tatarabuelo y la tatarabuela son los abuelos de uno de los abuelos de ego, es decir, los padres de uno de los bisabuelos de ego. Cada persona tiene, por tanto, dieciséis tatarabuelos (si no hay consanguinidad). Aunque la esperanza de vida está en aumento, al incrementarse de igual modo el intervalo intergeneracional, son pocas las personas cuyos tatarabuelos alcanzan a conocerles.

Trastatarabuelos[editar]

El trastatarabuelo y la trastatarabuela, también llamados cuarto abuelo o cuarta abuela, son los padres de uno de los abuelos de uno de los abuelos de ego, es decir, los padres de uno de los tatarabuelos de ego. Cada persona tiene, por tanto, treinta y dos trastatarabuelos.

Puesto que el intervalo estándar entre dos generaciones humanas es, en la actualidad, de cerca de treinta años,[1] resulta extremadamente difícil que una persona conozca en vida a sus trastatarabuelos, ya que, en media, debieran tener 150 años de edad. No es, sin embargo, imposible: en una sociedad con un intervalo intergeneracional de veinte años, habitual en sociedades antiguas y en algunas culturas actuales, se puede llegar a ser trastatarabuelo con cien años de edad. Pero precisamente en esas sociedades, por lo general, la esperanza de vida no es muy alta. Sin embargo, entre los numerosos casos documentados están por ejemplo, el de Henry Allingham, uno de los últimos veteranos de la Primera Guerra Mundial, que tuvo en vida un chozno. También el de la supercentenaria Elizabeth Bolden, que a sus 116 años de vida tenía 150 nietos, 220 choznos y la impresionante cifra de 75 bichoznos, que indica que sus nietos (algunos de casi 80 años) tenían en total 75 tataranietos.

Descendencia de ego en línea directa[editar]

Hijos[editar]

El hijo o hija es la descendencia inmediata del ego con su pareja. Con ellos se puede seguir la generación familiar.

Nietos[editar]

Los nietos o nietas son los hijos de los hijos de ego.

Bisnietos[editar]

Los bisnietos o biznietos (bisnietas o biznietas si son mujeres) son los nietos de los hijos de ego; o, de otro modo, los hijos de los nietos de ego.

Por el crecimiento de la esperanza de vida, es común llegar a convivir con los bisnietos.

Tataranietos[editar]

Los tataranietos o tataranietas, son los nietos de los nietos de ego; es decir, los hijos de los bisnietos de ego.

Aunque la esperanza de vida está en aumento, al incrementarse de igual modo el intervalo intergeneracional, son pocas las personas que alcanzan a conocer a sus tataranietos.

Trastataranietos o choznos[editar]

Los trastataranietos, también conocidos por el nombre de choznos (o trastataranietas o choznas si son mujeres), son los nietos de los nietos de los hijos de ego; es decir, los hijos de los tataranietos de ego. En genealogía se han adoptado las expresiones «chozno» y «cuarto abuelo», debiendo ser las usadas preferentemente en esta disciplina[cita requerida].

Puesto que el intervalo estándar entre dos generaciones humanas es, en la actualidad, de cerca de treinta años,[1] resulta extremadamente difícil que una persona conozca en vida a sus choznos, ya que, en media, debiera tener 150 años de edad. No es, sin embargo, imposible: en una sociedad con un intervalo intergeneracional de veinte años, habitual en sociedades antiguas, y en algunas culturas actuales, se puede llegar a tener choznos con cien años de edad. Pero precisamente en esas sociedades, por lo general, la esperanza de vida no es muy alta.

Bichoznos[editar]

El bichozno o bichozna, también llamados bischoznos o bischoznas, según el Diccionario de la Real Academia, de «bi-» o «bis-» y «chozno», es el hijo del cuadrinieto, es decir, los nietos de los nietos de los nietos de ego; es decir, los hijos de los trastataranietos de ego. Aunque históricamente ha habido casos, es extremadamente difícil conocer a los bichoznos, ya que ello implicaría alcanzar, en media, una edad superior a los 180 años. Para que una persona de 120 tuviera un bichozno recién nacido, todos sus descendientes debieran haber tenido, en media, un hijo a los 20 años. Elizabeth Bolden, supercentenaria fallecida a los 116 años, y que tuvo a su primer hijo a la edad de 18, llegó a tener en vida la increíble cantidad de 75 bichoznos.

Parientes laterales de ego en línea ascendente[editar]

Tíos[editar]

El tío o tía es el hermano o hermana de la madre o el padre de ego, hijos también de los abuelos de ego. El término en español también sirve para designar a los cónyuges de los hermanos de la madre o el padre de ego, que son propiamente llamados tías o tíos políticos.

Tíos abuelos[editar]

Los tíos abuelos y las tías abuelas son los hermanos o hermanas de los abuelos de ego.

Tíos segundos[editar]

El tío segundo o tía segunda es el primo o prima de la madre o el padre de ego, hijos también de los tíos abuelos de ego (se agrega un grado según el grado de parentesco).

Tíos abuelos segundos[editar]

El tío abuelo segundo o tía abuela segunda es el primo del abuelo de ego (se agrega un grado según el grado de parentesco).

Parientes laterales de ego en su misma generación[editar]

Hermanos[editar]

El hermano o hermana de ego es cualquier otro hijo de sus mismos padres, con el que comparte rasgos comunes.

Medio hermanos[editar]

El medio hermano o media hermana de ego es el hijo o hija de uno de sus padres (padre o madre), pero no del otro.

Primos carnales[editar]

El primo carnal o prima carnal[2] (también llamados primo hermano o prima hermana,[3] antiguamente primo cormano o prima cormana[4] o simplemente cormano o cormana,[5] también cohermano o cohermana,[6] y en numerosas ocasiones simplemente primo o prima) es el hijo o hija de un tío o tía y su pareja. Comúnmente los primos comparten entre sí desde la niñez hasta la vejez.

Se denomina «doble primo» o «doble prima» al hijo o hija de una pareja formada por un tío y una tía. El grado de parentesco de un doble primo es el mismo que el de primo hermano.

Primos segundos[editar]

Es el hijo o hija del tío segundo o tía segunda de ego. Estos son comúnmente llamados primos o primos de segundo grado. Es el hijo o hija del primo del padre o la madre

Parientes laterales de ego en línea descendente[editar]

Sobrinos[editar]

El sobrino o sobrina es el hijo del hermano o hermana .

Sobrinos nietos o resobrinos[editar]

Un sobrino nieto o sobrina nieta, parentesco también conocido como resobrino o resobrina, es el nieto del hermano de ego, es decir, el hijo de un sobrino carnal.

Sobrinos segundos[editar]

Los sobrinos segundos son los hijos de los primos carnales de ego.

Parientes de ego por afinidad[editar]

Parientes de ego por razón de su propia alianza matrimonial[editar]

Cónyuges[editar]

El esposo o la esposa es el cónyuge de ego. Otros términos sustitutos son marido y mujer. Estos términos son reservados por el Diccionario de la lengua española para aquellas personas que viven en matrimonio, un tipo de unión que en todo el orbe hispanoparlante requiere ser sancionado ritualmente (por la ley civil o por las normas religiosas). Sin embargo, en el habla popular, los términos esposo y esposa pueden ser empleados para sustituir a concubinario y concubino (así como sus formas para el género femenino). Para usos jurídicos se prefiere el empleo de la palabra cónyuge, que es neutro para ambos géneros.

Concubinos[editar]

En español, el término concubinato designa al vínculo que se establece entre un hombre y una mujer a través de la unión libre. Los miembros de la pareja que vive en régimen de concubinato son llamados concubinos. El Diccionario de la lengua española recoge además el término concubinario para designar al hombre que tiene concubina. Su correspondiente femenino, concubinaria, se emplea de modo restringido para designar a la mujer que tiene concubino en algunos círculos, y suele aparecer como adjetivo en textos jurídicos designando un tipo de unión: la unión concubinaria (es decir, el concubinato). Legalmente no se reconoce parentesco entre concubinos; en contraste, en el nivel social las actitudes ante quienes viven en concubinato oscilan entre reconocer a este tipo de uniones el mismo estatus cultural y de parentesco que a un matrimonio, o bien, desconocerlo.

Parientes afines de ego en línea ascendente[editar]

Suegros[editar]

El suegro o suegra es el padre o madre del cónyuge de ego, respectivamente. Ego es yerno o nuera de sus suegros, dependiendo de su sexo, también llamado «hijo legal», «hijo político» o «hijo por afinidad». Los suegros son los padres del cónyuge de ego, pero en una familia nuclear, también de sus cuñados y cuñadas. Juntos los miembros de este grupo de afinidad familiar son llamados los parientes consanguíneos.

En comedia, la suegra es a veces mostrada como la cruz del marido de su hija. Las suegras son muchas veces estereotipadas y objeto de bromas, chistes y burlas. Por ejemplo, la suegra del personaje de cómic chileno Condorito, doña Tremebunda, suele aparecer como la persona que cuestiona al protagonista por su situación para mantener a su hija, Yayita. Otro tanto ocurre en la serie Doña Mercedes, ¿por qué no te callas? del historietista peruano Escobar.

Padrastros[editar]

El padrastro o madrastra de ego es el cónyuge de la madre o del padre de ego, no siendo éste su propio padre o madre. También pueden ser denominados padre putativo o madre putativa. Este vínculo nace de la ausencia de uno de los padres biológicos de ego, causada por la ruptura de la alianza matrimonial —separación, divorcio o fallecimiento— o por la inexistencia de ésta en el caso de las madres y padres solteros. Algunas personas evitan el empleo de los términos «padrastro» y «madrastra» por considerarlos despectivos, sustituyéndolos simplemente por «padre» y «madre», aunque la filiación no sea real.

Tíos políticos[editar]

Un tío político o tía política es el marido o la esposa de un tío de ego,[7] o bien el tío o tía carnal del cónyuge.[8]

Abuelastros[editar]

Un abuelastro o abuelastra es el padre o madre de su padrastro o de su madrastra. También, respecto de ego, segundo o ulterior marido de su abuela, o segunda o ulterior mujer de su abuelo.

Parientes afines de ego en su misma generación[editar]

Cuñados[editar]

El cuñado o cuñada es el hermano o hermana del cónyuge de ego; o bien, de manera simétrica, el cónyuge de un hermano o hermana de ego. Legalmente y a efectos laborales, los cuñados son parientes de segundo grado, es decir, igual que los hermanos, pero por afinidad.

Hermanastros[editar]

El hermanastro o hermanastra de alguien es el hijo de la pareja (habitualmente el o la cónyuge) de la madre o el padre de ego, sin que ésta sea su padre o madre biológico. En muchos casos se sustituyen los términos simplemente por «hermana» y «hermano». También es frecuente denominar hermanastro al «medio hermano», que comparte sólo uno de los padres. Esta última acepción de hermanastro, recogida en el Diccionario de la Real Academia,[9] no es admitida por algunos autores, como Jaime de Salazar y Acha, que considera un error «denominar como “hermanastros” a los que en realidad son “medio hermanos”, es decir, aquellos hermanos que sólo tienen en común uno de los progenitores. Los hermanastros son, sin embargo, los hijos de uno de los cónyuges respecto a los hijos del otro, es decir, que no tienen ningún parentesco de consaguinidad sino de afinidad. O dicho de otro modo: los hermanastros pueden contraer matrimonio entre sí».[10]

Primos políticos[editar]

Un primo o prima política es el esposo o esposa de una prima o primo carnal, o bien un primo o prima carnal del cónyuge.

Concuñados[editar]

El concuñado o concuñada[11] (también concuño o concuña en Canarias y algunos lugares de América)[12] es el cónyuge de un hermano o hermana del cónyuge de ego. Dicho de otro modo, es la línea de afinidad o relación existente entre las parejas de los hermanos de dos o más pares de cónyuges.

Consuegros[editar]

Los términos consuegro o consuegra designan al padre y la madre del cónyuge del hijo o hija de ego.

Parientes afines de ego en línea descendente[editar]

Yernos y nueras[editar]

El yerno es el esposo de la hija. La nuera es la esposa del hijo.

Hijastros[editar]

El hijastro o hijastra es la persona que desciende biológicamente de la pareja de ego pero no de él mismo. Los hijos adoptivos también pueden ser llamados hijastros, pero en general se suelen homologar con los hijos naturales.

Nietastros[editar]

El nietastro o nietastra es el nieto biológico de la pareja de ego, pero no de él mismo. También puede aplicarse a los hijastros de los hijos de ego.

Véase también[editar]

Referencias[editar]