Chestnut (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Chestnut (pelicula)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Chestnut: The Hero of Central Park
Título Chestnut
Ficha técnica
Dirección
Protagonistas Makenzie Vega
Abigail Breslin
Barry Bostwick
Christine Tucci
Irene Olga López
Justin Louis
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año 2004
Género Comedia
Duración 120 min.
Idioma(s) Inglés
Compañías
Distribución The Weinstein Company
Miramax

Chestnut es una película estadounidense del 2004, protagonizada por Makenzie Vega, Abigail Breslin, Christine Tucci, Justin Louis, Barry Bostwick, Irene Olga López, Ethan Phillips y Maurice Godin. Estuvo dirigida por Robert Vince.[1]

Sinopsis[editar]

La película comienza cuando dos hermanas, Sal (Makenzie Vega) una niña de 10 años, estaba jugando en el prado, con su hermana menor Ray (Abigail Breslin). Mientras jugaban, pueden ver que una camioneta pasa por el camino, desde ahí, se podían ver a dos hombres, y una maleta, la cual traía consigo a un cachorro. Un hombre le dice al otro que tire la maleta, por lo consiguiente, lo hace. Sal pudo ver que la maleta cayó al cemento, y, cuando se abrió, salió de ella un perrito, pero atrás se aproximaba un camión. En un movimiento rápido, la niña cruzó, y tomó al perro, así, salvándole la vida. Luego las dos hermanas se dirigen al orfanato, ya que había tocado la campana para el almuerzo.

Cuando llegan a la puerta, la hermana Agnes les reprochó, preguntándoles que hacían, porque la campana ya había tocado, y eran las únicas niñas afuera, las niñas solo dijeron que no volvería pasar, así que sólo entraron.

En el comedor, Sal se sienta con el cachorro escondido en su saco, pero éste saca la cabeza, y su compañera de al lado lo pudo ver. El can iba a ser descubierto, si no fuera por Ray, que, cuando se acercaba una de las hermanas, alertó que había una rata bajo la mesa (aunque fuese mentira), a lo cual, las amigas le siguieron la corriente, parándose sobre la silla, y gritando; y en eso, el perro pudo escaparse, ya que se dirigía hacia las habitaciones de arriba.

Sal y Ray lo persiguieron, con una de las hermanas que iba detrás suyo para ver qué tramaban esas pequeñas. Cuando las niñas llegaron a la habitación, escondieron rápido al perro en un cajón, para que no lo viera, pero la hermana llegó y les preguntó porque habían subido, a lo cual las niñas contestaron que les daba miedo las ratas. La hermana les dijo que no había ninguna rata, y las mandó abajo a comer. En un juego, la hermana ya se estaba por ir, y el cachorro sacó la cabeza del cajón, e hizo un ruido lo cual llamó la atención de la monja, y se volteó, pero para su sorpresa no había nada raro. En la noche, les avisan a todas las niñas que habían llamado al cachorro Chestnut.

En la mañana Sal sale para jugar con el cachorro, pero al volver encuentra a Ray llorando, la cual le pregunta por qué se había ido sin ella. Ray la hace prometer que nunca se iría sin ella, que jamás la dejaría sola, a lo cual Sal lo promete. A la hora de almuerzo, Sal y Ray son llamadas por la Madre. Éstas van a su oficina y en vez de tener un reproche por esconder a un perro, las felicita por ser adoptadas. Ray se ilusiona con que su madre real las adoptara, pero Sal le recuerda que no es su madre. Chestnut sale del cajón donde lo escondían, yendo hasta donde las niñas. Ray finge un desmayo mientras su hermana corre a buscar agua, pero en realidad es a esconder al perro. Las niñas son adoptadas por la feliz pareja, Laura (Christine Tucci) y Matt Tomley (Justin Louis). Al principio ninguna de las dos les da suficiente confianza a los padres, puesto que mantienen a Chestnut escondido bajo la cama con mantas y juguetes.

El cachorro va necesitando cada vez más atención, pero para eso deben ignorar de vez en cuando a sus dos padres adoptivos. Pero Laura y Matt no tienen tanto tiempo para cuidar de las niñas, así que contratan a Rosamaria (Irene Olga López), la cual comienza a notar que hay cosas fuera de lugar ocasionados por Chestnut, el cual aprovechó la puerta abierta para salir. Piensa que son ratas, así que alerta a la pareja y a las niñas de la plaga. Al día siguiente, Rosamaria se encuentra con el perro y les promete a las niñas que lo llevará al parque mientras ellas asisten a la escuela.

Así pasa el tiempo, Chestnut deja atrás la etapa de cachorro y se convierte en un gran perro, siéndoles casi imposible esconderlo de sus padres y de las personas del departamento, puesto que está prohibido tener animales. Pero una noche, Chestnut alerta a dos ladrones que subían por la ventana con ganchos, por lo que crea un desastre en la sala. Los padres de las niñas despiertan, alterados por el ruido. Ray esconde al perro y se echa la culpa, dispuesta a quedarse con él. Ray llama un día accidentalmente a Laura mamá, haciéndola emocionarse, y desde entonces tienen más confianza en los padres.

Rosamaria sale a pasear a Chestnut, escondiéndolo con un traje de vaca, notan que hay una boda. Los mismos ladrones, vestidos de meseros/camareros están dispuestos para aprovechar la boda para robar dinero. El señor Thomas Trundle(Barry Bostwick), dueño del departamento y quien organizó la boda pues es la de su sobrina, observa como el perro persigue a los hombres, con la intención de defender a las niñas, pero destrozándolo todo a su paso (incluso, arrojando accidentalmente el pastel sobre la novia). El hombre Trundle ve que Chestnut se dirige hacia Sal y Ray, así que con enfado les dice a los padres que saquen al perro o ellos se irán.

Laura y Matt deciden que ellos se irían a otro departamento, aceptando que aunque nunca tuvieron la oportunidad de conocer a Chestnut, es parte de la familia y que les darían la noticia a las niñas en la mañana. Sin embargo, Sal se niega a dejar ir a su perro, por lo que se levanta temprano, se viste, toma su mochila y se va con Chestnut del departamento. Un rato después Ray se despierta, y asustada por la ausencia de su hermana, grita que desapareció y comienza a llorar. La policía comienza a investigar, pero Sal y Chestnut duermen bajo un puente. Ray aprovecha que su madre está distraída y sale de casa, con el portero en una carruaje, hacia el parque.

Ray sube en un escenario donde antes habían jugado ellas, y comienza a hablar aprovechando el eco. Le pide a Sal que vuelva, y le comenta que traía zapatos normales (ya que siempre utilizaba botas porque su madre real las usaba) y le avisa que el perro se puede quedar. Sin embargo, Sal duerme junto a Chestnut plácidamente y no logran oír el llanto de la menor. Ray comienza a llorar porque su hermana rompió la promesa de nunca dejarla sola, y vuelve a casa. Los policías llegan y Sal despierta, lanza un juguete y Chestnut lo atrapa, pero se va lejos para cuando la escoltan hacia su hogar.

Las niñas se entristecen por la ausencia de su can. Mientras, los ladrones entran al departamento de Thomas Trundle, mientras él duerme. Chestnut reconoce a los ladrones y los sigue. Uno de ellos está dispuesto a matar al hombre, pero el perro lucha contra ellos y resulta herido en el intento. Son arrestados y Chestnut es enviado al veterinario, pero no parece reaccionar. Sal y Ray lloran a su lado, despertando al perro. Felices, lo abrazan.

Un poco después, Thomas Trundle permite que en su línea de departamentos están oficialmente permitidos los animales, en especial los perros. Sal y Ray tienen una feliz familia junto a sus padres adoptivos, Laura y Matt, junto a Chestnut, que es considerado un héroe.

Reparto[editar]

Referencias[editar]

  1. «Chestnut, el héroe de Central Park» (en inglés). Consultado el 21 de septiembre de 2013.