Chenin Blanc

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Uvas chenin blanc.

Chenin blanc o, simplemente, Chenin, es una cepa de uva blanca (Vitis vinifera) cuya calidad es mediana y garantizada. También se la conoce con otros nombres: Pineau d’Anjou, Pineau de la Loire, Pineau Vert, Pinot Blanco, Rousselin, Steen y Tite de Crabe.

Localización[editar]

Las principales regiones y países productores son: Francia, Sudáfrica, California (Estados Unidos), Argentina y Chile.

Es originaria de Anjou (viñedo del valle del Loira, en Francia). Está atestiguado en Anjou desde el siglo IX. Se habría obtenido por selección, a partir de la chenin noir. En los siglos siguientes, se extendió a la Turena donde obtuvo su nombre actual, probablemente del Mont Chenin, según una de sus posibles etimologías.

Después de la Revocación del Edicto de Nantes, algunos hugonotes encontraron refugio en Sudáfrica. Llevaron consigo esta cepa, y la plantaron en aquella región del mundo. Hoy en día, la superficie cultivada en este país africano es el doble que la del Loira.

Por lo que se refiere a España, y según la Orden APA/1819/2007, de 13 de junio (BOE del día 21), esta variedad vinífera está autorizada en Aragón y en Cataluña. Forma parte de las uvas autorizadas en la denominacion de origen Alella.

La chenin fue igualmente llevada a Australia desde el siglo XIX. En la actualidad, está bien representada en los nuevos países vitícolas : Argentina, Chile, California, Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. Por ejemplo, en Sudáfrica, con un 30% del viñedo, es una de las variedades más cultivadas, con el nombre de steen. En Francia, está presente sobre todo en la región de origen, el valle del Loira donde es una de las variedades blancas más características.

Características[editar]

Sus racimos son de tamaño mediano y compactos. Las bayas son de tamaño mediano y color dorado. Sus características aromáticas son netamente frutales. Sus características de sabor son netamente secas.

Vinos con chenin[editar]

Es una de las más difundidas para hacer vinos blancos, de la que se obtienen blancos secos, semisecos y dulces. En algunos casos se usa como base para obtener vinos espumosos. A la vista se presenta con un color amarillo verdoso tenue, a veces con reflejos dorados.

Los aromas principales son la avellana, madreselva y bizcocho y los complementarios de damasco, durazno, mango, miel, ananá, acacia, frutas confitadas.

En boca, junto a una acidez equilibrada, aparecen los sabores de manzana, duraznos blancos, nueces, avellanas y miel. Los vinos son atractivamente frutados y ligeros, siempre con buena acidez que les proporciona frescura.

Bibliografía[editar]

  • Pierre Galet: Dictionnaire encyclopédique des cépages Hachette Livre, 1.ª edición 2000 ISBN 2-01-236331-8