Chaty

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El chaty (ṯȝty) o tyaty era el más alto funcionario del Antiguo Egipto, el primer magistrado después del faraón.

Este puesto, cuyo nombre se creó probablemente en la época del faraón Seneferu para Nefermaat, se definía como «el que es la voluntad del amo, los oídos y los ojos del rey». Durante la dinastía VI el título del chaty era tayty-sab-chaty,[1] literalmente «Envuelto», «El dignatario de la sala». Chaty se ha traducido erróneamente como Visir, por analogía con el ministro que aconsejaba a los dirigentes musulmanes.

Tayty-sab-chaty (tȝyty-sȝb-ṯȝty)
en jeroglífico
O16 E17 G47 A1

Historia[editar]

Chaty (ṯ ȝ t y)
en jeroglífico
TA t
Z1

Los primeros en ejercer las responsabilidades que luego asumieron los chaty fueron los herederos de los faraones, siendo el primero cuya existencia se conoce Menka, durante la segunda dinastía.[2] Más tarde fueron miembros de la familia real, pero no necesariamente el heredero: Nefermaat, chaty de Seneferu, era un hijo del anterior faraón y una esposa secundaria.[3] Kanefer, hijo también de una esposa secundaria de Seneferu, se convirtió en el primer chaty de su hermano Keops, mientras que Kefrén escogió a miembros de la familia de Hemiunu, chaty de Keops e hijo de Nefermaat.[4] En épocas posteriores eran designados entre los miembros de determinadas familias, posiblemente de ascendencia real.

Durante el Imperio Medio, la familia de Anju ejerció el poder: Anju era hijo de un chaty y padre de otros dos, el cargo permaneció en manos de la misma familia por tres generaciones. En el segundo periodo intermedio hubo varios chatys nombrados entre los gobernadores Tebas (Egipto(|tebanos, algunos con conexiones locales en Nejbet. No se conocen chatys entre los hicsos.

En los imperios Antiguo y Medio, este cargo incumbía a una única persona calificada de único amigo del Rey y que controlaba la Doble Casa, administración que agrupaba el cargo de Gobernador de las Dos Tierras de Egipto. Durante el Imperio Nuevo se duplicó el cargo y Egipto contaba desde entonces con dos chatys: uno para el norte (Bajo Egipto) y otro para el sur (Alto Egipto), separándose las relaciones con el extranjero.[5] Bajo Tutmosis I se creó el cargo de Hijo del Rey de Kush, para gobernar Nubia.[6]

Funciones[editar]

Puerta falsa: estela imitando una puerta hallada en la tumba de Rejmira.
El chaty Neferrenpet ataviado con el shenep.

El chaty supervisaba el funcionamiento del país, en algunas épocas incluso vigilando los más pequeños detalles de la casa del faraón. El resto de los escribas y funcionarios, tales como los recaudadores de impuestos, rendían cuentas ante él. La judicatura era parte importante de la administración civil, por lo que el chaty formaba parte del tribunal superior. Sin embargo, el rey podría ejercer en cualquier momento su propio control sobre cualquier aspecto del gobierno, eliminando las decisiones que hubiera tomado su segundo.

A la cabeza de una compleja institución, se conocen sus responsabilidades gracias a los textos autobiográficos que algunos personajes de la dinastía VIII dejaron en sus tumbas; En el templo funerario de Rejmira, que ejerció esta función bajo los reinados de Tutmosis III y de su sucesor Amenhotep II, están bastante completas las «Instrucciones al chaty».[7]

Funciones

Su deber era la administración de los bienes del faraón, que incluían todos los sectores productivos del país:

  • Era responsable de la casa del rey, incluyendo la construcción de su tumba y la organización del ceremonial funerario,
  • Control de la administración, tanto de conseguir y organizar a los obreros para las obras públicas como de los almacenes donde se guardaba la parte estatal (el equivalente a los impuestos),
  • Control de la policía y los transportes,
  • Responsable de la contabilidad, función derivada de las anteriores,
  • Garante de la Maat (símbolo del orden universal) y por lo tanto responsable máximo de la justicia y encargado de nombrar a los jueces.

Cada día entregaba al rey un informe sobre el país de las dos tierras en presencia del tesorero, otro magistrado cuya categoría en la administración del país era equivalente a la suya.

Símbolos y atributos
  • El shenep, una vestidura larga, en lugar del shenti, con una imagen de Maat sobre el pecho,
  • Un gran cetro llamado aba,
  • Los cuarenta rollos de la ley, que extendía ante sí cuando daba audiencia.

Estaba asistido por dos suplentes directos, así como por escribas personales. Dirigía una institución compuesta por un doble grupo de funcionarios llamados los Diez grandes del Alto Egipto.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. B. Gunn, A Sixth Dynasty Letter from Saqqara, in Annales du Service des Antiquités de l'Égypte, Le Caire, 1925, p.242-255
  2. P.Lacau/J. Ph. Lauer: La pyramide à degrees V, Cairo 1965, 1-3, pl. 1; Peter Kaplony: Die Inschriften der ägyptischen Frühzeit Bd 1, Wiesbaden 1963, 488-89
  3. Philip W. Goetz ed., The New Encyclopaedia Britannica, Encyclopaedia Britannica Inc 1991, p.99
  4. Nicholas Grimal, A History of Ancient Egypt, p.68
  5. Katheryn A. Bard: Encyclopedia of the Archaeology of Ancient Egypt, Routledge 1999, pág. 118
  6. James Henry Breasted: Ancient Records of Egypt, segunda parte, Chicago 1906, pág. 55
  7. M. Lichtheim, Ancient Egyptian Literature, vol.2, pp.21 y ss.

Bibliografía[editar]

  • Arthur Weil: Die Veziere des Pharonenreiches: chronologisch angeordnet, Strassburg 1908
  • Christine Raedler: Die Wesire Ramses'II.-Netzwerke der Macht, en la obra Das ägyptische Königtum im Spannungsfeld zwischen Innen- und Außenpolitik im 2. Jahrtausend v. Chr. pp. 277-416. Editado por Rolf Gundlach y Andrea Klug, Wiesbaden (2004), ISBN 3-447-05055-1.

Enlaces externos[editar]