Chamota

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ladrillos refractarios hechos con chamota.

La chamota es un material granular obtenido de la pulverización de los ladrillos, piedras refractarias, u otro producto cerámico cocido. Tiene un alto porcentaje de sílice y alúmina. También se puede hacer, en altas temperaturas, a partir de arcillas refractarias. Añadiendo chamota en la arcilla mejora la textura, reduce la contracción y evita la formación de grietas durante la cocción.

Propiedades[editar]

La chamota tiene un contenido mínimo de: 40% de alúmina, un 30% mínimo de sílice, un 4% máximo de óxido de hierro (III), un 2% máximo de óxido de calcio y de óxido de magnesio en total.[1] Su punto de fusión es de un 178ºC. Absorbe un máximo del 7% de agua.

Aplicaciones[editar]

La chamota se utiliza en la fabricación de alfarería o cerámica y en escultura, para obtener una textura rústica. Evita defectos como el agrietado y la laminación. Añade resistencia a la cerámica.

Cuanto más finas sean las partículas de la chamota, más estrechamente se unen con la arcilla y más denso y fuerte será el producto cocido final.[2]

Otros usos para la chamota es en el procesamiento del varistor un metal óxido de OZn.

En arqueología[editar]

En arqueología se llama chamota a la cerámica que se encuentra desmenuzada.

Referencias[editar]

  1. Jain, 2003, p. 82
  2. Lidell, 1922, p. 503

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]