Cestoda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Cestodos
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Platyhelminthes
Clase: Cestoda
Órdenes

Los cestodos o céstodos (Cestoda, del latín cestum, "cinta" y del griego eidés, "con el aspecto de") son una clase del filo platelmintos que agrupa unas 4.000 especies, todas ellas parásitas, como las tenias y otros gusanos acintados.

Son endoparásitos en el tubo digestivo de los vertebrados, con el cuerpo en forma de cinta constituido de una serie de segmentos llamados proglótidos, proglótides o proglotis. No tienen aparato digestivo. Recuerda a una colonia de pólipos que se va subdividiendo por estrobilación.

Descripción[editar]

Los cestodos son platelmintos profundamente modificados para adaptarse al parasitismo. Extremadamente variables debido a la gran especialización de estos parásitos a su hospedador. Carecen de aparato circulatorio y digestivo, alimentándose absorbiendo los nutrientes a través de la piel.

Partes[editar]

  • El escólex, "cabeza" o extremidad cefálica con órganos de fijación, como ventosas y ganchos. Puede poseer o no una extremidad retráctil llamada rostellum o rostelo.
  • El estróbilo o cuerpo, formado por eslabones de proglotides, desde el cuello hasta la extremidad distal.

La proglotides no es equivalente al anillo, segmento o metámero de los otros filos de gusanos, como los anélidos.

Morfología[editar]

Su morfología se caracteriza por la presencia de un órgano anterior de fijación, el escólex, provisto de ganchos y ventosas, que le permite fijarse a la mucosa intestinal, y una parte posterior en forma de cinta de aspecto segmentado, denominada estróbilo, formado de una sucesión continua de proglótis. Desde la base del escólex, las proglotis del estróbilo quedan encadenadas de modo que las más antiguas o maduras van quedando en la parte posterior del estróbilo. Las proglótides cercanas al escólex se denominan inmaduros, ya que crecerán paulatinamente en tamaño, formando un aparato reproductor masculino y femenino completo, o dos, a medida que van siendo desplazadas por la formación de nuevos anillos inmaduros. De esta forma, se pueden observar los distintos estados de maduración dentro del estróbilo, como si hubiéramos recogido una serie de fotogramas de su evolución.y puede llegar a medir más de 5 metros.

Reproducción[editar]

Ciclo biológico de Taenia.

El proglotis maduro en sí mismo, es un ser hermafrodita que puede autofecundarse, fecundarse de forma cruzada con proglotis del mismo cestodo, o de otro cestodo. Una vez fecundados, forman huevos, que generalmente no se expulsan y se acumulan en el útero, que puede evolucionar de diferentes formas. De este modo se convierte paulatinamente en un proglotis grávido, que estará ya en la parte posterior del estróbilo. Generalmente, una vez es completamente grávida la proglotis, se desprende, y es expulsada con las heces de su hospedador. En este momento, la proglotis sigue viva, y en muchas especies tiene autonomía y movilidad propia considerables (excepto en Taenia solium), que la permite alejarse de las heces para facilitar la dispersión de los huevos, cuando el anillo finalmente muera y se disgregue en el medio ambiente.

A raíz de esto podría considerarse que cada proglotis es un individuo independiente y el cestodo una simple colonia de proglótides. En cierto modo lo es, pero las proglótides comparten un sistema excretor y nerviosos rudimentario, que también inerva el escólex, y por tanto se trata de un único individuo.

Hábitat, características y especies importantes[editar]

a.Taenia solium, b.Taenia saginata.

Los cestodos son todos parásitos de localización intestinal en su fase adulta, salvo contadas excepciones como Stilesia hepatica. Tienen un ciclo indirecto, usualmente con dos hospedadores (denominados definitivo e intermediario), de modo que los huevos eliminados por los cestodos adultos forman una "larva" en los tejidos de un hospedador de una especie generalmente diferente.

Las fases intermedias adoptan distintos tipos que se denominan, según sus características:

  • Cisticerco: de tipo vesicular con contenido líquido y con un solo escólex.
  • Cisticercoide: con un solo escólex, pero sin vesícula.
  • Cenuro: vesicular, de mayor tamaño que el cisticerco y con alrededor de cien escólex.
  • Hidátide: vesicular y con miles de escólex en su interior.
  • Procercoide: alargado, con un apéndice evaginable en un extremo y una dilatación esférica con 6 ganchos en el otro.
  • Pleurocercoide: procercoide modificado que ha perdido la dilatación esférica con los ganchos y desarrolla un escólex en su porción evaginable.

Los cestodos son capaces de parasitar a hospedadores que son opcionales o adicionales a los principales en su ciclo biológico; a estos hospedadores se les denomina paraténicos.

Así, por ejemplo una de las especies más representativas, Taenia solium, es un parásito intestinal del hombre en su fase adulta, mientras que su cisticerco (fase larvaria) infesta la musculatura del cerdo, a partir de los huevos del parásito eliminados con las heces de las personas parasitadas. Esta especie en particular es bastante peculiar porque el metacestodo también puede formarse en el ser humano, que puede ser a la vez hospedador definitivo e intermediario. Otra especie de alto valor sanitario es Echinococcus granulosus, tenia del perro en su fase adulta, y que en el hombre produce la hidatidosis al ser uno de los hospedadores intermediarios de su forma larval, en este caso un hidátide.

Los cestodos más frecuentes e importantes en el hombre, aves y mamíferos domésticos pertenecen al orden Cyclophyllidea, aunque también tienen importancia algunas especies de Pseudophyllidea.

Otras especies: