Cestio Galo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Cestio Galo (67 d. C.) era el hijo de un cónsul en la Antigua Roma y él mismo fue cónsul sufecto en el año 42 d. C.

Fue Legado de Siria en el año 63 d. C. o 65 d. C. Marchó a Judea en 66 d. C. en una tentativa de restaurar la calma a comienzos de la Gran Rebelión judía. Tuvo éxito en el victorioso Beit She'arim en el Valle Jezreel, la sede del Gran Sanedrín (el tribunal judío supremo religioso) en ese entonces, pero fue incapaz de tomar Jerusalén.

Mientras se retiraba fue derrotado en Beth-horon y perdió casi una legión entera, aproximadamente 6.000 soldados, a manos de Eleazar Ben Simon. Durante su retirada fue perseguido y rodeado en un barranco, y sólo logró llegar a Antioquía a costa de sacrificar la mayor parte de su ejército y una gran cantidad de material de guerra.

Poco después de su regreso Cestio Galo murió (antes de la primavera del 67 d. C.), y fue sucedido en el cargo de gobernador por Cayo Licinio Muciano. El emperador Nerón designó al General Vespasiano, el futuro Emperador, para aplastar la rebelión.