Cerro de los Santos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gran Dama Oferente

El Cerro de los Santos es un yacimiento arqueológico íbero situado en el municipio de Montealegre del Castillo, provincia de Albacete (España).

Historia[editar]

El Cerro de los Santos está situado a los 38º 43' latitud N. y 1º 16' longitud E. al sur de la localidad de Montealegre del Castillo (Albacete). Su formación es piedra caliza y arena.

Hay evidencias en el término de Yecla de rastros humanos de las épocas del paleolítico como restos humanos y armas de piedra, del neolítico y eneolítico se han descubierto túmulos y cámaras sepulcrales. Más tarde, en la edad del bronce, se asentaron en la zona los íberos formando agrupaciones o tribus, siendo la de los contestanos la que ocupó las provincias de Albacete, Valencia, Murcia y Alicante. Los contesanos tuvieron contactos comerciales con otros pueblos como los fenicios, egipcios, griegos y asirios. En esta época se levantó un templo íbero en el Cerro de los Santos como lugar de peregrinaje y centro espiritual.

El Cerro de los Santos estaba situado cerca de una ciudad llamada Ello (posteriormente Elo) cuyos restos se encuentran en el Llano de la Consolación. En la parte superior del cerro con forma de planicie se hallaba el templo, que en su interior albergaba diversas esculturas. Por su posición se la considera una acrópolis. Al este pasaba la vía Heraclea y al oeste el camino para Cartago.

Ya en época de los romanos, al declarar Constantino I el Grande la religión cristiana como la oficial, el templo entró en declive hasta que en el año 399 Arcadio mandó destruir todos los templos gentiles de campos y ciudades. El templo del Cerro de los Santos fue quemado, habiendo quedado como huellas grandes masas de plomo derretido.

Descubrimiento[editar]

Cerro de los Santos en 1898, por Pierre Paris.

El nombre de Cerro de los Santos proviene del siglo XIV pero no fue hasta mediados 1830 cuando se deforestó la zona y comenzaron a aparecer los primeros hallazgos. El primer informe oficial de descubrimientos data del 28 de junio de 1860, con el informe que Juan de Dios Aguado y Alarcón. En aquella época Vicente Juan y Amat realizó las primeras excavaciones vendiendo los descubrimientos (previa modificación de algunos para aumentar su valor y directamente falsificados otros) al Museo Arqueológico Nacional de España.

La primera campaña arqueológica fue llevada a cabo con el consentimiento del dueño del terreno, el Marqués de Valparaíso. En ella se excavó el templo y se descubrió la pieza más importante de las encontradas allí: la Gran Dama Oferente.

Desde entonces ha habido varias excavaciones más. En 1929 se erigió un obelisco que hoy en día es el único distintivo de la zona.[1]

Notas[editar]

  1. Julián Zuazo y Palacios mandó construir el monolito del Cerro de los Santos, para que quedase como símbolo de lo que fue, en su día, el santuario ibérico del Cerro de los Santos. Toda la historia se refleja en su libro “La Villa de Montealegre y su Cerro de los Santos”, con prólogo de D. Rodrigo Amador de los Ríos (Director del Museo Arqueológico Nacional), publicado en 1915.

Véase también[editar]

Obreros en el Cerro de los Santos, en la excavación de 1960, extrayendo una escultura.

Bibliografía[editar]

  • La villa de de Montealegre y su Cerro de los Santos. Julián Zuazo y Palacios, 1915.

Enlaces externos[editar]