Cerezal de Peñahorcada

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cerezal de Peñahorcada
Municipio de España
Cerezal de Peñahorcada
Cerezal de Peñahorcada
Ubicación de Cerezal de Peñahorcada en España.
Cerezal de Peñahorcada
Cerezal de Peñahorcada
Ubicación de Cerezal de Peñahorcada en la provincia de Salamanca.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile and León.svg Castilla y León
• Provincia Bandera de la provincia de Salamanca.svg Salamanca
• Comarca La Ramajería
• Partido judicial Vitigudino
• Mancomunidad Centro Duero
Ubicación 41°07′50″N 6°39′16″O / 41.130555555556, -6.6544444444444


Coordenadas: 41°07′50″N 6°39′16″O / 41.130555555556, -6.6544444444444
• Altitud 702 msnm
• Distancias 93 km a Salamanca
7 km a Barruecopardo
6 km a El Milano
5 km a La Zarza de Pumareda
5 km a Mieza
6 km a Vilvestre
Superficie 17,93 km²
Población 87 hab. (2013)
• Densidad 4,85 hab./km²
Gentilicio cerezaleño, -a
Código postal 37254
Alcalde (2011) Luis Rodríguez Pérez (PP)
Patrón San Marcos

Cerezal es un municipio de la comarca de La Ramajería, en la provincia de Salamanca, Castilla y León, España.

Historia[editar]

Según diversos investigadores, y a la luz de los descubrimientos realizados por éstos (hachas de piedra pulimentada, dólmenes, petroglifo, ..) parece ser que en el término municipal de Villavieja existieron asentamientos humanos ya en épocas prehistóricas.
Los primeros documentos históricos que hacen referencia a nuestro pueblo le asignan el nombre de VILLAR DE LA VIEJA. Según parece, el topónimo "Villar" se usaba durante la Edad Media para designar poblaciones en las que se encontraban restos de asentamientos anteriores que, generalmente, solían corresponder a la época romana. Según Ramón Grande del Brío, en su libro "Villavieja de Yeltes, Blasón de la Charrería", nos encontraríamos con el siguiente panorama demográfico, entre los siglos V-XII, por lo que a nuestro pueblo se refiere.

Restos Arqueológicos[editar]

Siglo V: poblamiento tardorromano en Las Aldehuelas, Santidad y Villavieja.
Siglos VI-VII: asentamientos visigodos.
Siglos VIII-XI: incorporación de elementos mozárabes.
Siglos XII-XIII: reorganización territorial y arribada de repobladores, procedentes, en su mayoría, del norte de la Península Ibérica. En dicho periodo de tiempo, Villavieja y otros pueblos comarcanos pasarían a pertenecer a la Orden del Temple.
Hacia finales del siglo XII, el núcleo de Villavieja no alcanzaría a tener más allá de una decena de vecinos, si nos guiamos por las estimaciones llevadas a cabo por el investigador Julio González para las aldeas reorganizadas por Alfonso IX.
En el año 1440, el rey Juan II, padre de Enrique IV, en reconocimiento a los servicios prestados a la corona por Ferrand Nieto el Mozo, hizo donación a éste de "... mis lugares que dizen Villar de la Vieja e Vañovárez, aldeas e lugares de Çibdat Rodrigo, con los vasallos e vezinos e moradores dellos ..." Es en este documento de cesión en el que aparece el sello dado a conocer por nuestro querido paisano Agustín Velasco Merchán y que con el devenir del tiempo, los villaviejenses hemos adoptado como escudo de la villa. El concejo de Ciudad Rodrigo se opone fuertemente a esta cesión y entabla una serie de pleitos que se resuelven en el año 1445 en el cual el rey Enrique IV terminó por conceder a Ciudad Rodrigo la jurisdicción de los lugares de Villar de la Vieja y Bañobárez.
Según nos cuenta Ángel Bernal Estévez en sus "Apuntes sobre la Historia de Villavieja" publicados en la revista "El Encinar", Villavieja sufrió entre los años 1474 y 1480 las nefastas consecuencias de la guerra civil que mantuvieron Isabel la Católica y su sobrina Juana la Beltraneja, apoyada esta última por las tropas portuguesas.
En el Archivo General de Simancas tuve la fortuna de encontrarme con un documento que hablando de la guerra, se refería a Villar de la Vieja. El contenido de este documento, aunque de fecha de 1494, habla de las indemnizaciones aún no satisfechas, por los robos y rescates que los contendientes de uno y otro bando realizaron en lugares a uno y otro lado de la frontera, después de asentadas las paces entre los dos reinos. Precisamente los lugares afectados por parte castellana son las aldeas de Villar de la Vieja, Villares y Pedro Álvaro, sin mencionar ningún otro, cuyas consecuencias fueron "guerra e robos e males e rescates a sus veçinos e moradores".
Recibió el título de villa de manos de Felipe II en 1571 cambiando el antiguo nombre y desagregando el término del alfoz de Ciudad Rodrigo. En dicho año VILLAVIEJA es enajenada junto a su población, señorío y alcabalas a Garci López de Chaves, noble mirobrigense, con la oposición del Concejo de Ciudad Rodrigo, de los Pacheco, marqueses de Cerralbo y de los propios habitantes de la villa. Parte del documento de venta fue publicado por Ángel Bernal Estévez en los citados apuntes publicados en la revista local "El Encinar":
"En el año pasado de 1571, mandé tomar asiento y concierto con vos Garci López de Chaves de Herrera, sobre que os vendiese el lugar de Villar de la Vieja, que agora se llama Villavieja, que es de la jurisdicción de Ciudad Rodrigo, con sus términos y vasallos y jurisdicciones, montes, ríos, pastos, prados y abrevaderos y con todo lo demás anexo y perteneciente en cualquier manera al señorío y jurisdicción del dicho lugar y con sus alcabalas, pechos y derechos..."
El importe a pagar por Garci López de Chaves a la Hacienda Real por los vecinos que habitaban Villavieja y por las alcabalas ascendieron a un total de 18 millones de maravedís, que fueron satisfechos mediante pagos fraccionados a lo largo de cinco años. La venta de Villavieja se enmarcaba dentro de la campaña de recaudación de fondos para financiar las diversas guerras en las que el rey Felipe II se hallaba inmerso. Cuando éste vendió Villavieja a Garci López de Chaves le concedió la facultad de "... hazer e labrar en el dicho lugar una casa fuerte o fortaleza..." cuyos restos bien pudieran ser los situados en la zona del pueblo denominada "El Torreón" y que está en las inmediaciones de la Iglesia.
Por dos veces sufrió Villavieja el terrible saqueo y la destrucción y en ambas ocasiones las causantes de dichas desgracias fueron las tropas portuguesas. A una de ellas ya hemos hecho referencia con anterioridad. Fue durante la Guerra Civil entre Isabel la Católica y Juana la Beltraneja. La otra ocurriría casi un par de siglos más tarde. El 8 de Septiembre de 1650 se produjo el saqueo de la villa a cargo de las tropas portuguesas, en el contexto de las acciones bélicas consecuencia de la Guerra Hispano-Lusa de 1640-1668 (Guerra de Independencia de Portugal). Tomamos nuevamente el relato que de este hecho hace Ángel Bernal en los artículos citados:
El día 8 de Septiembre de dicho año la infantería y caballería enemigas cayeron de improviso sobre la villa, tomándola, saqueándola y quemando gran parte del pueblo. Se daba la circunstancia que dicho día un buen número de vecinos habían ido en romería a honrar a la Virgen de la Peña de Francia, por la que existía gran devoción, quedando poca gente en el pueblo que se refugió en la Iglesia, donde se defendieron y resistieron a los portugueses sin resultar herida ninguna persona, aunque se hicieron algunos prisioneros por cuyo posterior testimonio sabemos que el daño causado a los portugueses fue considerable, pues entre muertos y heridos le causaron más de cien bajas.
Tres años más tarde, según refiere Nogales Delicado, historiador de Ciudad Rodrigo de fines del siglo pasado, las tropas portuguesas al mando de Juan de Melo, gobernador de la Beira, intentaron saquear Villavieja, pero salieron a cortales el paso las tropas que estaban acantonadas en Ciudad Rodrigo, que quedaron muy mal paradas, aunque evitaron el saqueo.
.....
Nuestro paisano Dionisio García Alonso en su "Geografía Médica de Villavieja"

Geografía[editar]

Situación[editar]

Cerezal de Peñahorcada se encuentra situado en el noroeste salmantino. Dista 93 km de Salamanca capital.

Se integra dentro de la comarca de La Ramajería. Pertenece a la Mancomunidad Centro Duero y al partido judicial de Vitigudino.

Su término municipal se encuentra dentro del Parque Natural de Arribes del Duero, un espacio natural protegido de gran atractivo turístico.[1]

Noroeste: Mieza Norte: Mieza Noreste: La Zarza de Pumareda
Oeste: Vilvestre Rosa de los vientos.svg Este: Cabeza del Caballo
Suroeste: Vilvestre Sur: Barruecopardo Sureste: El Milano

Demografía[editar]

Gráfica de evolución demográfica de Cerezal de Peñahorcada entre 1900 y 2000
Fuente Instituto Nacional de Estadística de España - Elaboración gráfica por Wikipedia.

Cerezaleños ilustres[editar]

  • Casimiro Hernández Calvo Senador por la provincia de Salamanca (1986-2000), Vicepresidente Primero de la Diputación de Salamanca (1979-1992), y Alcalde de Vilvestre (19??-1995)

Véase también[editar]

Otras localidades cercanas[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]