Centro de negocios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la economía desarrollada la externalización de servicios o subcontratación está acrecentándose rápidamente dados sus enormes beneficios. La subcontratación de la gestión de las oficinas se traduce normalmente en los servicios que proveen los centros de negocio permitiendo abaratar los costes de la oficina tradicional, y reduciendo el tiempo de dedicación de las tareas improductivas y rutinarias.

Un centro de negocios es pues un servicio resultado de la combinación entre recursos materiales y humanos con el fin de lograr el máximo desarrollo de la actividad empresarial de sus usuarios. El símil más apropiado es de "un hotel de empresas" dado que en un centro de negocios los usuarios encontrarán un espacio común que ofrece diferentes servicios de alojamiento a empresas: desde espacios físicos de trabajo y salas de reuniones y formación, a oficinas virtuales gracias al uso de las nuevas tecnologías de la información. Asimismo los centros de negocios disponen de recepción para recibir a sus clientes, y de un equipo de secretariado y administrativo para apoyar a sus clientes y sin ningún tipo de coste fijo para ellos.

Servicios[editar]

Despachos y oficinas[editar]

En un centro de negocios usted podrá elegir normalmente entre una amplia variedad de tipos de despachos, desde 10 m2 hasta 120 m², lo cual confiere a este tipo de servicios una enorme flexibilidad para responder a las necesidades de las empresas en la economía actual.

Las principales características que suelen tener los centros de negocios son los siguientes:

  • Últimos avances tecnológicos
  • Modernas infraestructuras de comunicación
  • Espacios completamente amueblados
  • Gastos incluidos de mantenimiento, comunidad y limpieza diaria
  • Recepción y secretariado, y apoyo administrativo

Oficina virtual y domiciliación de sociedades[editar]

Los gastos iniciales de una oficina física pueden ser a menudo costosos, ya sea para emprendedores, autónomos o empresas internacionales que desean abrir mercado. La oficina virtual o la domiciliacion de sociedades reducen drásticamente ese gasto, y gracias al actual avance de las comunicaciones ya no es necesario disponer de un espacio físico. Favorece pues enormemente el teletrabajo, además de ser la forma más económica y sencilla de ubicar su oficina principal, sin la necesidad de poseer un espacio físico para ello. Se puede elegir entre distintas modalidades de contratación en función de sus necesidades, lo que le permite presentar a sus clientes un domicilio social céntrico y representativo, y a la vez, beneficiarse del ahorro que supone no tener una oficina física.

Salas de reuniones y formación[editar]

La mayoría de centros de negocio disponen de salas de reuniones para alquilar por horas, media jornada o jornada completa. Las salas, dependiendo de su aforo máximo y del material que incluyan (proyector de vídeo, rotafolio, pizarra interactiva, ...) pueden ser utilizadas para formación, presentación de productos, lanzamiento de campañas,conferencias o reuniones con clientes y proveedores.

Diferencias con la oficina tradicional[editar]

Los usuarios de los centros de negocios no necesitan realizar ninguna inversión inicial, ya que están equipados con todo lo que un cliente pueda necesitar. Disponen de mobiliario de oficinas, equipos de comunicación, conectividad Internet, impresoras, scanner, fax, etc. Algunas ventajas son:

  • Inmediatez: al tener todas las infraestructuras necesarias los usuarios pueden "Llegar y Empezar a Trabajar".
  • Ahorro de costes fijos como: personal de secretariado o recepción, limpieza, energía, infraestructuras (cableado, fibra óptica, centralita, etc.), equipamientos (mobiliario, impresoras, teléfonos, etc.)
  • Completa flexibilidad de contratación: los usuarios de los centros de negocio pueden utilizar sus servicios sin comprometerse a un largo período de alquiler pudiendo arrendar sus servicios desde una hora a una año.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]