La Última Cena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cenacolo»)
Saltar a: navegación, búsqueda
La Última Cena, Juan de Juanes, c. 1562, óleo sobre tabla, 116 × 191 cm, Museo del Prado, Madrid.
La Última Cena representada en taracea de pietre dure (arte lapidario u opus sectile). Capilla de la Villa Melzi (siglo XIX).
Grupo escultórico de La Última Cena durante la procesión del Viernes Santo en Qormi (Malta).

La Última Cena o Santa Cena son denominaciones convencionales de un episodio evangélico[1] y un tema artístico muy representado en el arte cristiano.

Fue la última ocasión en la que Jesús de Nazaret se reunió con sus discípulos (los doce apóstoles) para compartir el pan y el vino antes de su muerte. El cristianismo considera ese momento como el de la institución del sacramento de la eucaristía, y a esas "especies" como "el cuerpo y la sangre" de Cristo, aunque cada confesión cristiana difiere en su celebración litúrgica (misa cotidianamente y anualmente el oficio del Jueves Santo) y en su interpretación teológica (transubstanciación en el catolicismo).

Entre los hechos que se incluyen en la narración de este episodio están el lavatorio (Cristo lavó los pies de los apóstoles) y dos profecías de Cristo, que se cumplieron en las horas inmediatas: la traición de Judas[2] y la negación de Pedro.[3] También se enuncia el denominado mandamiento del amor (amaos los unos a los otros como yo os he amado)[4] y otras frases de Cristo de menos evidente interpretación,[5] que dieron origen a la teoría política medieval de las dos espadas.

Algunas supersticiones populares (derramar sal, triscaidecafobia) tienen origen en lo narrado en este episodio evangélico.

Tras la cena, Cristo y once de los apóstoles (todos menos Judas) salieron de la ciudad de Jerusalén, produciéndose los siguientes episodios que inician la Pasión (la oración del huerto de los olivos y el prendimiento).


Escena evangélica[editar]

Cronología[editar]

La cena es considerada por la mayoría de los teóricos como un Séder o Cena de Pascua celebrada en la noche del jueves santo antes de la crucifixión el viernes santo. Esta creencia se basa en la cronología de los evangelios, pero la cronología del Evangelio de Juan indica que se celebró antes de Pascua (Juan 13:1, 18:28). Las referencias en el evangelio de Juan marcan el día de la preparación para la pascua (Juan 19:14, 31, y 42), se toman por muchos para indicar que la muerte de Cristo ocurrió en el tiempo de la matanza de los corderos de la Pascua (esta cronología posterior es la aceptada por la iglesia Ortodoxa). Sin embargo, aquellos que sitúan la última cena en la tarde del jueves, generalmente le atribuyen a Marcos 14:12 y Lucas 22:7 las únicas referencias explícitas en los evangelios a que en el momento de la crucifixión de Cristo se da la matanza de corderos, y se da lugar el Día de la Preparación en el Evangelio de Juan como una posible referencia al Viernes de pascua durante el cual se realizan las preparaciones para el descanso del Shabat.

Además, muchos teóricos han cuestionado estas cronologías, y han rechazado sus afirmaciones de que los evangelios hacen referencia a la pascua y sostienen que coinciden con Juan,[6] ya que existen multitud de hechos que tienen lugar tras la Última Cena, como la traición, el arresto, interrogatorio y los posteriores juicios, que difícilmente podrían haber tenido lugar durante una noche.[7] Algunos grupos minoritarios de cristianos creen que un exhaustivo examen de los evangelios indican que la Última Cena tuvo lugar en martes, y que Jesús fue crucificado en un miércoles.[8]

La cena se discute a través de los cuatro evangelios de la biblia canónica. Los evangelios sinópticos afirman que en la mañana del mismo día el cordero pascual para la cena, sea sacrificado. Sin embargo, bajo el método judío de tiempo recogimiento, el día era considerado que empieza justo al amanecer, por lo tanto la festividad de la pascua se contempla que ocurra en el día posterior en que fue sacrificado. Esto implica que o los sinópticos no están instruidos en el conocimiento del recogimiento judío, o que ellos usaron la técnica literaria de ver los eventos que pasaron en varios días en solo uno. Otros interpretan el lenguaje de los Evangelios sinópticos como suficientemente permisivos para tener una tarde sacrificando a los corderos pascuales.

Iconografía[editar]

Talla del retablo de la Santa Sangre de la iglesia de Santiago de Rothenburg ob der Tauber, Tilman Riemenschneider, 1500-1505.
Grupo escultórico de la Última Cena en el nivel inferior de la fachada de la Pasión del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia (Barcelona), de Josep Maria Subirachs, 1986.
Detalle de las puertas Norte del baptisterio de Florencia, de Ghiberti (1403-1424).

El tema ha sido tratado en todo tipo de soportes por el arte cristiano. La obra más difundida es el mural de Leonardo da Vinci (refectorio de Santa Maria delle Grazie, Milán, 1494-1497). Se encuentra en la pared sobre la que se pintó originalmente. Leonardo escogió representar el momento posterior al anuncio de Cristo de que uno de los presentes lo traicionará, cuando todos se preguntan «¿Soy yo, Señor?». Separándose de la iconografía de otras obras renacentistas, no representa a Judas delante de la mesa, sino incluido entre los demás apóstoles; y en lugar de representar a Jesucristo integrado en el grupo, con Juan en su regazo, Leonardo opta por aislar su figura en el centro y agrupar a los apóstoles de tres en tres, caracterizando a cada uno de ellos a través de su actitud y movimiento. En una posible referencia a El Banquete de Platón (y, en su época, a De Amore, del neoplatónico Marsilio Ficino), estructuró a los apóstoles en cuatro tríadas, de las cuales las dos del extremo luminoso (a la derecha) corresponden a tríadas platónicas, significando la primera que el Amor es el Deseo de la Belleza, que se perfecciona en Dios.

La Última Cena de Leonardo.

Cenacolo, en plural cenacoli (en italiano "cenáculo" -el lugar de Jerusalén donde se celebró la Última Cena-), es el término utilizado en Italia para designar determinados espacios arquitectónicos, donde se representa ese tema pictórico, muy habitualmente refectorios (comedores) de conventos. La coincidencia entre el uso de la estancia y la decoración que se pinta en sus muros ya es en sí misma una ambigüedad "entre lo vivo y lo pintado", que se acentúa cuando los artistas eligen dar importancia a la representación de los muebles y elementos arquitectónicos del cenáculo de Jerusalén, de inevitable proyección hacia los muebles y, sobre todo, los elementos arquitectónicos de la estancia real que alberga la pintura, lo que estimula la técnica del trampantojo.[10]

Entre los cenacoli florentinos, tras los más tempranos, de fra Angelico y Andrea Del Castagno, donde ya es visible la utilización de las leyes de perspectiva en la mesa y los planos de las paredes, hay al menos tres cenacoli donde Ghirlandaio experimenta con el ilusionismo arquitectónico, mientras que el más conocido es el de Da Vinci, que cierra el Quattrocento:

Compárense con las perspectivas ingenuas de cenacoli anteriores, de época gótica (Trecento).

Y con las de otras representaciones de la última cena[11] o del lavatorio (escena evangélica previa, que también transcurre en el cenáculo) en otros periodos de la historia del arte, que comienzan en el arte paleocristiano y con mobiliario "a la romana" (el triclinio), para pasar al mobiliario medieval y moderno (la mesa de tablero rectangular en torno a la que los apóstoles se sientan en bancos o sillas -véase también historia del mueble-). La posición de Cristo pasa de ser un extremo a ser el centro. Igualmente se fueron fijando el resto de las convenciones iconográficas, especialmente la identificación de un apóstol imberbe, inclinado sobre Cristo (Juan, el discípulo amado), mientras que otro se suele separar del grupo (Judas, en algunos casos junto a un perro que roe un hueso -símbolo de su posesión por Satán-).

Paleocristiano, Bizantino, Prerrománico, Rómánico y Gótico

Pre-renacimiento, Renacimiento y Manierismo

Barroco y Edad Contemporánea

Notas y referencias[editar]

  1. También se reproduce o comenta en otros pasajes neotestamentarios fuera de los evangelios:
  2. Véanse mandamiento, amor y regla de oro (ética). La más divulgada formulación del llamado mandamiento o mandamientos de Cristo, ley de Cristo, nuevo mandamiento o gran mandamiento es: amaos los unos a los otros como yo os he amado (Juan 13:34), repetido en Juan 15:12: Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado (ambos pasajes forman parte del denominado discurso de la despedida -Juan 14-17, fuente citada en en:Farewell Discourse-). Se utilizan también distintas expresiones para la hermenéutica de textos evangélicos sobre el mismo tema:
    • La ley de Cristo (en comparación u oposición dialéctica a la ley de Moisés), Gálatas 6:2, 1 Corintios 9:21, fuentes citadas en en:Law of Christ
    • El nuevo mandamiento: Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros Juan 13:34-35, fuente citada en en:The New Commandment
    • El gran mandamiento: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. ... Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. Mateo 22:35-40 El Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. ... Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. Marcos 12:28-34 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. ... Haz esto y vivirás Lucas 10:25-28, fuentes citadas en en:Great Commandment
  3. Lucas 22:35-38
  4. See Leon Morris, The Gospel According to John, Revised, pp. 684-695.
  5. La Última Cena fue el miércoles Santo
  6. When Christ Died, and Rose
  7. En el pórtico de San Pedro de Tejada se representa de una manera poco convencional: Cristo entre Juan (sin nimbo, a quien acoge en su regazo) y Judas (con nimbo, a quien da de comer mientras pretende coger un pescado de su plato). Compárese con los frescos de San Baudelio de Berlanga y los de San Justo de Segovia.
  8. C. Acidini Luchinat y R. C. Proto Pisani, eds., La tradizione fiorentina dei Cenacoli, Calenzano: Scala, 1997 -fuente citada en it:Cenacolo di San Marco y en it:Cenacoli di Firenze-; Michael Ladwein, Leonardo da Vinci, the Last Supper: a Cosmic Drama and an Act of Redemption, 2006, pgs. 27 y 60 -fuente citada en en:Last Supper (del Castagno)-; véase también it:Categoria:Cenacoli
  9. Gertrud Schiller, Iconography of Christian Art, vol. II, 1972, , London: Humphries, ISBN 0-85331-324-5, fuente citada en en:Last Supper in Christian art
  • Brown, Raymond E. An Introduction to the New Testament Doubleday 1997 ISBN 0-385-24767-2
  • Brown, Raymond E. et al. The New Jerome Biblical Commentary Prentice Hall 1990 ISBN 0-13-614934-0
  • Bultmann, Rudolf The Gospel of John Blackwell 1971
  • Kilgallen, John J. A Brief Commentary on the Gospel of Mark Paulist Press 1989 ISBN 0-8091-3059-9
  • Linders, Barnabus The Gospel of John Marshal Morgan and Scott 1972

Enlaces externos[editar]

En español[editar]

En inglés[editar]