Cemento de albañilería

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El cemento de albañilería es un tipo de cemento que se obtiene por la molienda conjunta de clínker, piedra calcárea, sulfato de calcio (yeso) y aditivos químicos.

Propiedades[editar]

La propiedad más importante del cemento de albañilería es la capacidad de retención de agua, y al elevarse su valor la plasticidad se mantiene durante un período más prolongado, se reduce la segregación, se incrementa la productividad de elevación de mampostería y se reduce la posibilidad del quemado o deshidratación del cemento.

La retención de agua es igual al 70%. El aire incorporado es el responsable de conferirle plasticidad a las mezclas (a mayor contenido de aire, mayor plasticidad) y es cercano al 19%.

La resistencia mecánica depende del contenido de aire y de la cantidad y calidad del clínker. Esta resistencia mecánica varía según normas entre 2,5 a 7 megapascales a los siete días de fraguado y de 4,5 a 8 a los veintiocho días.

Requisitos Unidad Mínimo Máximo
Tiempo de fraguado Inicial mín. 90 -
Final hora - 24
Finura Retenido sobre tamiz de 75 µm  % - 15
Aire incorporado  % 12 24
Constancia de volumen; expansión en autoclave  % - 1,0
Resistencia a la compresión A los 7 días MPa 2,5 -
A los 28 días 4,5 -
Retención de agua  % 65 -
Contracción por secado  % - 0,15

Usos[editar]

Debido a que su resistencia mecánica es significativamente menor que la del cemento Portland se le da otros usos en la construcción donde no se exija compromiso estructural.

Rendimientos (en m2)
Trabajos Tareas Arena fina Arena gruesa
Mampostería Pared de 30 cm de ladrillo

común

2,0 3,0
Pared de 15 cm de ladrillo

común

4,4 6,7
Pared con ladrillo hueco de

8x15x20 cm

9,8 15,2
Revoque De 2 cm de

espesor

8,2 12,8
De 3 cm de

espesor

5,4 8,5
Carpetas De 2 cm de espesor 5,1 -
De 3 cm de espesor 3,4 -
Contrapisos Interior de 10 cm de espesor 2,6 3,4
Exterior de 10 cm de espesor 1,7 2,9

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]