Cella (arquitectura)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Planta de templo con la cella resaltada

Una cella (del latín cámara pequeña) o naos (del griego para templo), es la cámara interior de un templo en la arquitectura clásica, o una tienda que mira hacia la calle en la arquitectura romana (véase domus).

Templos griegos y romanos[editar]

Templo de Apolo en Paestum con cella central
La Maison Carrée en Nimes con su cella detrás del pórtico hexástilo

En los templos griegos y romanos la cella es una habitación en el centro del edificio, que usualmente contiene la imagen del culto o estatua (execrada por los primeros cristianos como un "ídolo") y que representa a la deidad particular venerada en el templo. Además, la cella podía contener una mesa o plinto para recibir ofrendas votivas como las estatuas votivas, piedras preciosas y semipreciosas, cascos, lanzas y cabezas de flechas, y espadas. Las ofrendas acumuladas, hicieron de los templos griegos y romanos virtuales tesoros, y muchos de ellos fueron usados como tesoro público durante la antigüedad clásica.

La cella es una estancia simple, rectangular y sin ventanas, con una puerta o entrada abierta en el frente de la columnata de la fachada del pórtico. En templos más grandes, la cella fue dividida por dos columnatas en una nave central, flanqueada por dos pasillos. La cella también podía contener un "ádyton", una área interior de acceso restringido al acceso por los sacerdotes - en religiones que tenían un clero consagrado - o por los guardias del templo.

Con pocas excepciones los edificios griegos eran de diseño períptero que situaba la cella en el centro de la planta, como el Partenón y el Templo de Apolo en Paestum.

Los romanos prefirieron edificios pseudoperípteros con un pórtico relegando la cella a la parte trasera..

El templo de Venus y Roma construido por Adriano en Roma tenía dos cellas encerradas por un sencillo peristilo exterior.

Antiguos templos egipcios[editar]

En el periodo ptolemaico del Antiguo Egipto, la cella está oculta en el interiro del sancta sanctorum del templo, en completa oscuridad, que simboliza el estado del universo antes del acto de la creación.

Templos etruscos[editar]

Según Vitruvio (Libro IV.7), los tipos de templos etruscos (como por ejemplo, en Portonaccio) tenían tres cellae, una al lado de la otra, con una fila doble de columnas en la fachada. Esto es una configuración completamente nueva, respecto a otras clases de construcciones encontradas en Etruria y en la parte tirrena de Italia, que tienen una celda con o sin columnas, parecida a Grecia y el Oriente.

Iglesias cristianas[editar]

Al principio del cristianismo y en la arquitectura bizantina, la cella es una zona en el centro de la iglesia reservada para realizar la liturgia.

En los períodos posteriores una pequeña o una celda monacal también era llamada cella.

Referencias[editar]