Celeritas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Celeritas es una palabra derivada del latín cuyo significado se asemeja al de la palabra "velocidad". Se dice que esta palabra dio origen a la constante c para representar la velocidad de la luz en un vacío (variante que fue popularizada por la famosa ecuación E=mc², formulada por Albert Einstein).

Origen[editar]

En el siglo XIX se utilizaba una V mayúscula para describir la velocidad de la luz. Einstein también utilizó esta notación en sus ensayos de 1905 y, como resultado, su tan célebre ecuación originalmente fue escrita como E=mV². El uso de la letra c para describir la velocidad de la luz se le atribuye a Wilhelm Eduard Weber y a Rudolf Kohlrausch, quienes emplearon esta notación en un ensayo publicado en 1856.[1] Weber la utilizó para referirse a la constante de la velocidad de la luz, por lo que c comenzó a ser denominada la constante de Weber. En los primeros años del siglo XX, el uso de la letra c se popularizó gracias al hecho de que varios físicos famosos, tales como Max Planck y Hendrick Lorentz, empezaron a usar dicha notación. En 1907 Einstein cambió el uso de la V por la c en sus trabajos.

Cómo "c" llegó a significar celeritas[editar]

Muchos piensan que originalmente Weber hizo uso de la letra c para representar la palabra constante en lugar de celeritas. La referencia más antigua al uso de c como celeritas se le atribuye a un ensayo de Isaac Asimov, escrito en 1959, titulado "C significa celeritas",[2] aunque Asimov no incluyó pruebas que respaldaran su hipótesis.

Hoy en día es muy común dar por hecho que c se deriva de celeritas aunque sus orígenes sean un tanto dudosos. En el libro de divulgación científica de David Bodanis titulado E=mc²: A Biography of the World's Most Famous Equation (E=mc²: La biografía de la ecuación más famosa del Mundo), se dice que "la velocidad de la luz se representa con la letra c en homenaje al período posterior a 1600, cuando Italia era el centro de la ciencia y todos los científicos utilizaban el latín; Celeritas es la palabra en latín que significa velocidad."[3]

Fuentes[editar]

  1. R. Kohlrausch and W.E. Weber, "Ueber die Elektrizitätsmenge, welche bei galvanischen Strömen durch den Querschnitt der Kette fliesst", Annalen der Physik, 99, pg. 10 (1856)
  2. Isaac Asimov "C for Celeritas" publicado en "The Magazine of Fantasy and Science Fiction", Nov-59 (1959), reimpreso en "Of Time, Space, and Other Things", Discus (1975), y también en "Asimov On Physics", Doubleday (1976)
  3. David Bodanis, "E=mc² A Biography of the World's Most Famous Equation", pg. 37, Macmillan (2000). Edición en español: "E=mc². La biografía de la ecuación más famosa del Mundo". Planeta, Barcelona, 2006.