Celebración de la Semana Santa en Nicaragua

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jueves Santo, Basílica Catedral de León, procesión del Santo Lignum Crucis

La celebración de la Semana Santa en Nicaragua es una de las más importantes festividades en esa nación de tradición católica. La conquista española difundió el cristianismo de mano de los misioneros franciscanos y dominicos que se impuso sobre las religiones indígenas aunque el sincretismo religioso de América marcó profundamente las costumbres del pueblo nicaragüense.

Si bien la Semana Santa se celebra en muchas ciudades destacan las festividades de Granada y León, capitales turísticas destacadas por su arquitectura colonial, gran cantidad de Iglesias de estilo neoclásico y barroco y un rico patrimonio de imágenes sacras.

En la mañana del Domingo de Ramos se efectúa en León la Procesión de las palmas, popularmente conocida como la Procesión de la Burrita, durante la cual una estatua de Jesús de tamaño natural (o un hombre representándolo) es montada a lomo de una pequeña burra que recorre las calles acompañada de sacerdotes y fieles que portan hojas de palma músicos conocidos como chicheros.[1] La más famosa es la que sale de la iglesia de Sutiaba y culmina su recorrido al llegar a la Catedral de León.

Lunes Santo, procesión del Señor de la Reseña, León.

El Lunes Santo tras un acto litúrgico en honor a San Benito de Palermo, devoción que se remonta en la región a 1807, los creyentes salen en procesión de la parroquia San Felipe Apóstol con la imagen del Cristo de la Reseña y recorren los barrios San Felipe y El Sagrario. La tradición se remonta al año 1867 en el que un brote de cólera asoló León, especialmente al barrio San Felipe, cuyos habitantes prometieron sacar a perpetuidad los lunes santos en procesión la imagen del Cristo de la Reseña.

Al caer la tarde se inicia la procesión de San Benito de Palermo. Los fieles visten túnicas blancas e iluminan el camino de la imagen con velas de cebo negro, algunos reparten chicha de maíz en la calle y plazoleta de la Iglesia San Francisco de Asís y otros en las puertas de sus casas al paso de los devotos.

El Martes Santo, tras un concierto de música sacra en la Basílica Catedral de León se inicia la procesión de San Pedro que recorre el parque central. Ese día se efectúa también la procesión de Las Ánimas en la parroquia San Felipe Apóstol.

En Granada, el Lunes Santo tiene lugar la procesión del Buen Pastor que se inicia en la Iglesia La Merced. El Martes Santo sale del mismo templo una procesión portando las imágenes del Jesús del Gran Poder y de La Dolorosa.

El Miércoles Santo León honra al sagrado Cristo Negro de la Catedral traído de León viejo.

El jueves Santo en las ciudades nicaragüenses se efectúa la procesión del Silencio. En León tiene lugar la procesión del relicario con una astilla de la cruz de Cristo.

El Viernes Santo de efectúa la procesión del vía crucis penitencial o de penitencia del Santo Entierro. El Sábado de Gloria es la procesión de nuestra señora de Soledad.

Las procesiones religiosas de la Semana Mayor son acompañadas con marchas fúnebres.

Durante las fiestas de la Semana Santa la calle principal de Sutiaba, León, es recorrida por las Alfombras Pasionarias con escenas de la Pasión. El poeta Rubén Darío, en “Semana Santa en León y corpus en Guatemala” de su Autobiografías recordaría que "sobre el suelo se dibujaban alfombras que se coloreaban expresamente, con aserrín de rojo brasil o cedro, o amarillo mora; con trigo reventado, con hojas, con flores, con desgranada flor de coyol."[2] [3]

En muchos lugares se hacen el ahorcamiento de Judas representado por un muñeco que luego es quemado y representaciones de la pasión de Crtisto en los atrios de las iglesias.

Referencias[editar]