Cecilia Neville

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cecily Nevill
Duquesa de York
Cecily neville.jpg
Información personal
Consorte Ricardo de York
Descendencia Ana de York
Eduardo IV de Inglaterra
Edmundo de York, Conde de Rutland
Isabel de York, Duquesa de Suffolk
Margarita de York
Jorge de Clarence
Ricardo III de Inglaterra
Casa real Casa de York (por matrimonio)
Casa de Neville (por nacimiento)
Padre Ralph Neville
Madre Joan Beaufort
Nacimiento 3 de mayo de 1415
Raby Castle, Durham, Inglaterra
Fallecimiento 31 de mayo de 1495 (80 años)
Berkhamsted Castle, Hertfordshire, Inglaterra
Entierro Inglesia de Santa María y Todos los Santos, Fotheringhay

Cecilia Neville (Cecily Neville en inglés, 3 de mayo de 1415 - 31 de mayo de 1495), esposa de Ricardo de York y madre de los reyes Eduardo IV de Inglaterra y Ricardo III de Inglaterra.

Orígenes[editar]

Cecilia Neville era hija de Raúl Neville, 1° Conde de Westmorland, y de Juana Beaufort. Sus abuelos maternos fueron Juan de Gante, I duque de Lancaster y Catalina de Roet-Swynford. Juan de Gante fue el tercer hijo de Eduardo III de Inglaterra y su esposa Felipa de Henao.

Duquesa de York[editar]

A los nueve años fue comprometida por su padre con Ricardo Plantaginet, tercer duque de York. Raúl Neville murió en octubre de 1425 legando la tutala a su viuda Juana Beaufort. Cecilia y Ricardo se casaron en octubre de 1429.

Su hija Ana nació en agosto de 1439 en Northamptonshire. Cuando Ricardo se convirtió en teniente del Rey y gobernador general de Francia en 1441 se trasladaron a Ruan, Cecilia de mudó con él. Su hijo Enrique nació en febrero, pero murió poco después.

El futuro Eduardo IV nació en Ruan el 28 de abril de 1442 y de inmediato fue bautizado de forma privada en una pequeña capilla. Más tarde sería acusado de ilegitimidad por su primo Ricardo Neville y por su propio hermano Jorge de Clarence, al querer derrocarlo, pero éstas serían deshechadas. Algunos historiadores modernos utilizan la fecha de nacimiento de Eduardo como prueba de su ilegitimidad: el duque estaba ausente en los días de concepción y llama la atención el bautizo de forma privada, en comparación con el lujo del bautizo de su hermano Jorge. Aunque hay quienes que sostienen que fue un nacimiento prematuro no existen pruebas al respecto. Otros historiadores opinan que debido a las alianzas militares, el esposo de Cecilia pudo visitarla para la fecha de la concepción. De cualquier forma, Ricardo reconoció al niño como suyo, lo que establece la paternidad legal.

Margarita de Anjou en un retrato de fantasía.

Alrededor de 1454, cuando Ricardo comenzó a resentir la influencia de Edmundo Beaufort, Duque de Somerset, Cecilia pide una audiencia con la reina consorte Margarita de Anjou, para hablar en nombre de su esposo. Cuando Enrique VI de Inglaterra sufre una crisis nerviosa a finales de ese año, Ricardo se es nombrado Lord Protector.

Después del estallido de la Guerra de las Dos Rosas, Cecilia permaneció en el Castillo de Ludlow, mientras su esposo huía a Irlanda y Europa Continental. Al mismo tiempo, de forma escondida, trabajó para la causa de la Casa de York. Cuando un Parlamento comenzó a debatir el destino de los York y sus aliados, en noviembre de 1459, Cecilia viajó a Londres para defender a su marido. Un testigo contemporáneo relata que comprometió la palabra del rey con un indulto si es que el Duque se presentaba ante el parlamento en ocho días. Ricardo no logró llegar a tiempo y sus tierras fueron confiscadas. Sin embargo, Cecilia, consiguió una asignación anual de 600 libras para su sustento y el de sus hijos.

Tras la victoria de York en la batalla de Northamptonin en julio de 1460, Cecilia se mudó a Londres con sus hijos. Ella llevó las armas reales, antes de que Ricardo en triunfo en Londres en septiembre. Cuando el duque de York y sus herederos, fueron reconocidos oficialmente como sucesores por Enrique VI en el Acta de Acuerdo, Cecilia se convirtió en reina en espera e incluso recibió una copia dedicada de las Crónicas Iglesas del escritor John Hardyng.

En la Batalla de Wakefield (30 de diciembre de 1460), la Casa de Lancaster obtuvo una victoria decisiva. El duque de York, su segundo hijo, Edmundo, conde de Rutland y el hermano de Cecilia, Ricardo Neville, conde de Salisbury, se encontraban entre las víctimas. Cecilia envió a sus dos hijos menores, Jorge y Ricardo en la corte de Felipe III de Borgoña. Felipe se vio obligado a aliarse con los yorkinos.

Madre de dos reyes[editar]

Eduardo IV de Inglaterra hijo primogénito de Cecilia.
Jorge de Clarence tercer hijo varón de Cecilia.
Ricardo III de Inglaterra hijo menor de Cecilia.

El mayor de sus hijos, Eduardo, continuó con éxito la lucha en contra de la casa de Lancaster. Cecilia se trasladó al Castillo de Baynard en Londes, que se convirtió en la sede de la Casa de York y cuando Eduardo derrotó a la de Lancaster ella se convirtió de imediato en reina madre.

Durante el inicio del reinado de Eduardo como Eduardo IV de Inglaterra Cecilia fue una fuerte influencia. En 1461 se rediseñó su escudo de armas para incluir las Armas Reales de Inglaterra. Eduardo se casó con Isabel Woodville construyó nuevos aposentos para ella y dejó que su madre permaneciera en los que había estado viviendo.

En 1469 su sobrino el Conde de Warwick, suegro de sus hijos Jorge y Ricardo se rebeló contra Eduardo. Warwick también había difundido rumores sobre la ilegitimidad del rey, diciendo que no era hijo del Duque de York, si no que de un arquero llado Blaybourne de Ruan,[1] lo que habría significado que Jorge era legítimamente el rey. Warwick anteriormente habría hecho similares acusaciones en contra de Margarita de Anjou. Cecilia no se pronunció sobre el tema públicamente, a pesar que la acusación iba directamente en su desmedro. Intentó conciliar las partes cuando la rebelión fracasó, reuniendo a sus dos hijos en conflico, pero la paz no duró mucho.

Eduardo fue brevemente derrocado por Warwick entre octubre de 1470 y abril de 1471 durante el cual Herique VI fue restaurado en el trono. Aparentemente el conflicto entre Eduardo y su hermano Jorge nunca se resolvió y Jorge fue acusado por traición y ejecutado en la Torre de Londres el 18 de febrero de 1478.

Eduardo IV murió repentinamente el 9 de abril de 1483. Después de muchas semanas tumultuosas, Ricardo, tercer hijo de Cecilia, finalmente fue coronado como Ricardo III de Inglaterra el 6 de julio de ese año, pero su reinado fue breve ya que fue derrotado y asesinado el 22 de agosto de 1485 en la Batalla de Bosworth. Para ese año el esposo y los cuatro hijos de Cecilia habían muerto, aunque dos de sus hijas aún vivían: Isabel y Margarita.

El 18 de enero de 1486 la nieta de Cecilia e hija mayor de Eduardo, Isabel de York se casa con Enrique VII de Inglaterra, convirtiéndose también en reina.

Cecilia desde entonces se dedicó a la caridad grajeándose una reputación de gran pía. Murió el 31 de mayo de 1495 y fue sepultada junto a ssu esposo Ricardo y su hijo Edmundo en la Iglesia de Fotheringhay.

Todos los futuros monarcas ingleses, comenzando por Enrique VIII son descendientes de Isabel de York, y por lo tanto de Cecilia Neville.

Descendencia[editar]

Sus hijos junto con su esposo Ricardo de York, fueron los siguientes:

  1. Ana de York (10 de agosto de 1439 - 14 de enero de 1476), esposa de Henry Holland, 3º Duque de Exeter y más tarde de Sir Thomas St. Leger.
  2. Eduardo IV de Inglaterra (28 de abril de 1442 - 9 de abril de 1483).
  3. Edmundo de York, conde de Rutland (17 de mayo de 1443 - 31 de diciembre de 1460).
  4. Isabel de York (22 de abril de 1444 - 1503), esposa de Juan de la Pole, Duque de Suffolk.
  5. Margarita de York (3 de mayo de 1446 - 23 de noviembre de 1503), esposa de Carlos el Temerario.
  6. Jorge de Clarence (21 de octubre de 1449 - 18 de febrero de 1478).
  7. Ricardo III de Inglaterra (2 de octubre de 1452 - 22 de agosto de 1485).

Referencias[editar]