Cecil Rhodes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cecil John Rhodes»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cecil Rhodes
Cecil Rhodes ww.jpg
Cecil Rhodes (1853 - 1902)
Nacimiento 5 de julio de 1853
Bandera de Inglaterra Inglaterra, Hertfordshire, Bishop's Stortford
Fallecimiento 26 de marzo de 1902, 48 años
Cape Colony flag.png, Groote Schuur, Muizenberg, Colonia del Cabo
Nacionalidad Británico
Alma máter Oriel College
Ocupación Empresario, político
Padres Louisa Peacock y Francis William Rhodes
[editar datos en Wikidata ]

Sir Cecil John Rhodes (5 de julio de 185326 de marzo de 1902) fue un empresario, colonizador y político británico. Gran defensor del imperialismo británico, fundó el país que a su muerte llevaría su nombre: Rodesia, cuyo territorio está actualmente dividido entre Zambia y Zimbabue. Fue también fundador de la influyente Fundación Rhodes. Fue también el fundador de la compañía De Beers, que en la actualidad controla el 60% del mercado de diamantes en bruto del mundo y que en un tiempo llegó a comercializar el 90%

Infancia[editar]

Cecil John Rhodes nació el 5 de julio de 1853 en Bishop's Stortford, Hertfordshire, Inglaterra. Fue el quinto hijo de Francis William Rhodes y de su segunda mujer, Louisa Peacock. Como pastor de la Iglesia de Inglaterra, su padre sirvió en la parroquia de Brentwood, Essex, durante quince años, hasta 1869, cuando se convirtió en el vicario de Bishop's Stortford, donde permaneció hasta 1876.

Cecil Rhodes tuvo nueve hermanos y dos hermanas, y acudió a la escuela de Bishop's Stortford hasta que debido a una enfermedad que le afectó a los pulmones fue a vivir con un hermano a Natal, en una granja de algodón que éste tenía en el valle de Umkomaas, a donde llegó el día 1 de septiembre de 1870.

Colonialismo británico en África[editar]

Rhodes fue el creador de la República de Rodesia.

Rhodes tenía un concepto místico del imperialismo. Se debe en gran parte a él la concepción del eje El Cabo-El Cairo, que durante mucho tiempo inspiró la política colonial británica y que acabó haciéndose realidad a costa de las aspiraciones portuguesas, francesas y alemanas en África.

Rhodes utilizó su riqueza y la de su socio de negocios Alfred Beit y otros inversores para seguir su sueño de crear un Imperio Británico en los nuevos territorios hacia el norte por la obtención de las concesiones minerales de los jefes más poderosos. La ventaja competitiva de Rhodes sobre otras empresas de prospección de minerales era su combinación de la riqueza y el «factor imperial».

El factor imperial fue un arma de doble filo: Rhodes no quería que significara que los burócratas de la Oficina Colonial de Londres interfirieran en el Imperio en África. Quería colonos británicos y políticos locales y gobernadores, como él. Esto lo puso en conflico con muchos en Gran Bretaña, así como con los misioneros británicos que no estaban a favor de lo que sucedía en la colonia. Sin embargo, Rhodes ganó porque él iba a pagar para administrar los territorios al norte de África del Sur contra la minería en el futuro los beneficios, ya que la Oficina Colonial no tenía los fondos para hacerlo, y su presencia impediría a los portugueses, los alemanes o los bóers movimientos en el sur de África central.

«Las empresas de Rhodes y los agentes de cemento de estas ventajas mediante la obtención de numerosas concesiones mineras», como lo demuestra la Lochner Rudd y Concesiones.

Diamantes[editar]

Monumento a Cecil Rhodes en Ciudad del Cabo.

En 1871, Rhodes decidió abandonar la granja de algodón de su hermano y dedicarse a explotar minas de diamantes africanas. Aunque en 1872 Rhodes sufrió un ataque al corazón, se recuperó, pudiendo también investigar las posibilidades de descubrir oro junto a su hermano, marchando al norte y llegando hasta Mafeking y Murchison. En 1873, al anunciarse que la mina más rica de Kimberley estaba agotada, Rhodes se hizo con todas las licencias que le ofrecieron y se hizo rico al descubrirse más capas de diamantes debajo, que dejó al cuidado de su socio, Charles Rudd, y volvió a Inglaterra para completar sus estudios. Admitido en el Oriel College, sólo estará un curso, y no regresó hasta 1876. En esta época, se ve influido por el discurso inaugural de John Ruskin, con lo que refuerza su entrega a la causa del imperialismo británico.

En abril de 1880, Rhodes y Rudd fundan De Beers Mining Company, con 200.000 libras de capital, que en 1885 controlaba más del 50% de las concesiones de Kimberley.

Rhodes decide entrar en política, y en 1880 se presenta para la Asamblea de la Colonia del Cabo por Barkley West, un distrito rural con mayoría de votos boeres, pero consigue ser elegido. La principal preocupación del Parlamento de la Colonia del Cabo en aquel momento era el futuro de Basutolandia, donde el ministro Gordon Sprigg intentaba restaurar el orden después de una rebelión provocada por la política de desarmar a los basutos. En 1886, al descubrirse oro en Johannesburgo, Rhodes acaparó buena parte de las concesiones. En 1890 Rhodes se convirtió en el primer ministro de la Colonia del Cabo y promulgó leyes para beneficiar a los propietarios de minas e industrias, como la ley Glen Grey, que favorecía la expulsión de los negros de sus tierras para favorecer el desarrollo industrial. La política de Rhodes propició la consolidación del colonialismo británico en Sudáfrica, y entró en conflicto con la República Bóer del Transvaal. En 1895, Rhodes apoyó un ataque sobre el Transvaal, el Jameson Raid, que fracasó e hizo que Rhodes dimitiera como primer ministro.

Rhodes también usó su fortuna, la primera del mundo en su tiempo, para conseguir su sueño de expandir el imperio británico por África: Utilizó la fuerza de la guardia de su Compañía Británica de Sudáfrica, fundada en 1890, para colonizar, con granjeros blancos, Mashonaland, en el actual Zimbabue. Rhodes también fue esencial en el proyecto de construcción del ferrocarril de Ciudad del Cabo a El Cairo.

Rhodes tuvo conflictos con una princesa polaca llamada Catherine Radziwill. Al principio ella mintió diciéndole a los trabajadores de Rhodes que supuestamente tenían un romance entre ellos dos. Un día Radziwill pidió matrimonio a Rhodes, pero él se negó. Desde ese entonces, Radziwill odió a Rhodes y le prometió vengarse acusándolo falsamente de fraudes de préstamos.

Ayuda a Robert Baden-Powell a llegar a Ciudad del Cabo durante sus campañas militares en África.

Durante la Guerra de los Boeres Rhodes ayudó a los británicos en el sitio de Kimberley, aunque su ayuda fue más una molestia que otra cosa. Rhodes disgustaba al teniente coronel Kekewich, por su incapacidad de cooperar con los militares. Rhodes demandaba a los militares que adoptaran sus ideas, en vez de seguir las suyas propias.

Murió prematuramente a causa de un aneurisma el 26 de marzo de 1902, a los 48 años de edad en Groote Shuur (en holandés, 'gran granero') su finca situada en Muizenberg. Fue enterrado al sur de Bulawayo, donde en la actualidad se encuentra el Parque Nacional de Matobo.

Enlaces externos[editar]