Cecco d'Ascoli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cecco d'Ascoli.

Francesco Stabili, mejor conocido como Cecco d'Ascoli (Ancarano, 1269Florencia, 16 de septiembre de 1327), fue un poeta, médico, maestro, astrólogo/astrónomo y filósofo (en el tiempo que no había distinción entre la astronomía y la astrología) italiano.

Biografía[editar]

A la edad de dieciocho años, en Ascoli Piceno, entró en el monasterio de Santa Cruz ad Templum, centro propulsor del esoterismo templario de la Marca Meridional.

Cecco, en 1309 en Florencia, fue astrólogo de la corte de Carlos II de Nápoles y Sicilia.

Se estableció en Florencia en noviembre de 1314, después viajó a Bolonia donde en 1324 enseñaba en la facultad de medicina de la Universidad de Bolonia y allí tuvo su primera condena por haber hecho comentarios negativos sobre la religión cristiana, condena que consistía en una multa muy cara, la pérdida de su trabajo, la incautación de tudos sus libros de astrología y un cierto número de oraciones obligatorias. La condena le fue dada por el inquisidor dominico Lamberto da Cingoli. Tenía la admiración de estudiantes y colegas; pero por tal motivo detrás de ellos hubo represión un año después. En 1325, Cecco recibe la cátedra universitaria y fue además promovido de nivel.

Cabe recordar que durante su período en Bolonia había una breve estancia en Aviñón, en la corte papal como parte del personal médico del Papa Juan XXII.

En 1326 Carlo duque de Calabria, hijo primogénito del rey Roberto d'Angiò (1309-1343) lo nombró médico de la corte.

Sus estudios de astrología giraban en torno a los comentarios del libro De principiis astrologiae del musulmán Alcabitius y el De sphaera mundi de Giovanni Sacrobosco.

Se interesaba en la astrología y entró en sospecha del duque después de un horóscopo negativo sobre la su hija (la futura Juana reina de Nápoles, llamada "la loca").

Compuesto el poema L'Acerba, tratado filosófico-científico en lenguaje coloquial que, con sus intenciones, era contraponerse a la Divina Comedia, pero que permaneció sin terminar después de la condena a la hoguera de Cecco por sus "errores contra la fe". Cecco d'Ascoli sigue después la misma suerte de los otros intelectuales de su tiempo, como por ejemplo Pietro d'Abano, dedicados al estudio de la astrología y de la alquimia, disciplinas que no son oficialmente prohibidas pero que a menudo pueden dar lugar a doctrinas heréticas.

Fue condenado a la hoguera por la Inquisición y murió quemado en frente de la Iglesia de Santa Cruz en Florencia el 16 de septiembre de 1327. Entre los seis jueces que emitieron la sentencia figuraba también Francesco da Barberino, autor de los Documentos de Amor (Documenta Amoris). El inquisidor que lo condenó fue Frate Accursio.

La tradición afirma que la fuerte y polifacética personalidad de Cecco pareció resistir también a las llamas de la hoguera; alguien lo oyó gritar así: “Lo he dicho, lo he enseñado, lo creo!”.

Enlaces externos[editar]