Cayo Casio Longino (cónsul 171 a. C.)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cayo Casio Longino (en latín, Gaius Cassius C. F. C. N. Longinus) fue un político y militar de la República romana que ocupó el consulado en el año 171 a. C., junto con Publio Licinio Craso.

De descendencia incierta, pero sin duda miembro de la familia Casio Longino.

En 173 a. C. fue escogido decemviro para distribuir algunas tierras de Liguria, y dos años después, en 171 a. C., fue cónsul con P. Licinio Craso.

Casio Longino no recibió el mando militar que esperaba durante la Tercera Guerra Macedónica, y fue enviado en su lugar a la provincia de Galia Cisalpina, al norte de Italia, para preparar una defensa contra los ataques macedonios. Ignorando las órdenes, decidió reunir a su ejército en Aquileia con treinta días de provisiones, dirigiéndose luego al sur, entrando en Iliria para adentrarse en Macedonia. El Senado romano, al conocer sus movimientos, le llamó de vuelta a Roma.[1]

En el camino de vuelta, Casio Longino llevó a su ejército por los Alpes, saqueando sin piedad a los escordiscos y a otros pueblos celtas, y consiguiendo miles de esclavos.

En 170 a. C. fue legado en Macedonia del cónsul Aulo Hostilio Mancino y fue acusado en el Senado por los embajadores del rey galo Cincibilus, así como por los enviados de los carnis, istrios y iapides, alegando que los había tratado como enemigos cuando había pasado por sus territorios para ir a Macedonia ; este organismo determinó que las pruebas eran fehacientes, y dictaminó la entrega de una serie de regalos en compensación por los daños causados,[2] pero consideró que no podía condenar a un hombre de rango consular sin escucharlo, cosa que no podía hacer puesto que estaba ausente por servir al estado.

Tras la vuelta a Roma de Casio, fue elegido censor en 154 a. C. con Marco Valerio Mesala.[3] Los censores construyeron un teatro que fue derribado por orden del Senado, a propuesta de P. Escipión Nasica que alegó que se usaba para representaciones que atentaban contra la moral pública.[4]

Hacia el final de su vida tuvo un enfrentamiento judicial con Marco Porcio Catón. El discurso de este último, que pronunció en su defensa, existía aún en tiempos de Gelio.[5]

Referencias[editar]

  1. Goldsworthy, Adrian (2004). In the Name of Rome: The Men Who Won the Roman Empire. Sterling Publishing Company, Inc. p. 89. 
  2. Ó hÓgáin, Dáithí (2002). The Celts: A History. Boydell Press. p. 115. 
  3. Liv. xlii. 4, 28, 32, xliii. 1, 5; Oros. iv. 20; Plin. H.N. vii 3. s. 4; Cic. pro Dom. 50, 53; Plin. H. N. xvii. 25. s. 38
  4. Liv. Epit. 48; Vell. Pat. i. 15; Val. Máx. ii. 4 § 2; Oros. iv, 21; Agustín De Civ. Dei, i. 31: Apiano, B. C. 1, 28, que erróneamente lo llama Casio Lucio
  5. Gell. x. 14, comp. Liv. xxxix. 40; Val. Máx. Viii. 7. § 1; Plut. Cat. 15; Meyer, Orat. Rom. Frag. p. III, 2d.ed.
Precedido por:
Cayo Popilio Laenas y Publio Elio Lígur
Cónsul de la República Romana junto con Publio Licinio Craso
171 a. C.
Sucedido por:
Aulo Hostilio Mancino y Aulo Atilio Serrano