Catedral de Pavía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catedral de Pavía
Duomo Pavia.jpg
Vista de la fachada
Ubicación Pavía, Italia
Coordenadas 45°11′4.5″N 9°9′13″E / 45.184583, 9.15361Coordenadas: 45°11′4.5″N 9°9′13″E / 45.184583, 9.15361
Altitud 97 m
Arquitectura
Construcción 1488 - 1930
Fundador Ascanio Maria Sforza Visconti, Giovanni Antonio Amadeo y Gian Giacomo Dolcebuono
Arquitecto Cristoforo Rocchi
Estilo arquitectónico Renacentista

La Catedral de Pavía (en italiano: Duomo di Pavia), está situada en la ciudad italiana de Pavía.

La catedral, cuya construcción en algunos detalles (revestimientos marmóreos) aún no está acabada, aunque el inicio de los trabajos se remonta al siglo XV surge en el lugar de las dos preexistentes catedrales románicas (dedicadas a San Esteban y a Santa María del Popolo). La catedral contiene los restos de San Siro, el primer obispo de Pavía (Siglo III-IV).

Al lado del Duomo se encontraba la Torre Civica, de la cual se tiene mención desde 1330, posteriormente levantada en 1583 por Pellegrino Tibaldi. Se derrumbó el 17 de marzo de 1989.

Historia[editar]

Las obras se iniciaron en 1488 por orden del obispo Ascanio Maria Sforza Visconti, con dirección del arquitecto Cristoforo Rocchi, bien pronto sustituido por Giovanni Antonio Amadeo y Gian Giacomo Dolcebuono. El proyecto original, con tres naves en el eje longitudinal y en el transepto, flanqueadas por nichos semicirculares y gran cúpula central recorrida por nichos triangulares, refleja también la influencia decisiva de Bramante, para el cual la catedral de Pavía constituye en la práctica un ensayo general para la nueva Basílica de San Pedro en Roma. También Leonardo da Vinci, de visita en Pavía durante las primeras fases de los trabajos, aportó su contribución al proyecto, parece que en lo que se refiere a la técnica de la cimentación. Parte del altar se remonta a 1521, de Gianpietrino Rizzi, alumno de Leonardo; otra parte se debe a Bernardino Gatti (1531).

La obra de la catedral siguió a través de los siglos con diversa fortuna, y ya en el siglo XVII la parte correspondiente al presbiterio fue acabada, se debe al siglo posterior el alzamiento del tambor de la cúpula. La estructura quedó incompleta hasta 1898, cuando la fachada y la cúpula fueron completadas según el proyecto original de Giovanni Antonio Amadeo.

En los años 1930 la construcción se completó con la edificación de los dos brazos del transepto, realizados según los diseños originales del siglo XVI pero utilizando una estructura portante de cemento armado, realizada de tal modo que no alteraba las líneas arquitectónicas internas. Tal técnica constructiva fue necesaria por motivos estéticos pero también porque era la única que garantizaba la posibilidad de salvaguardar los avances subterráneos de la antigua catedral medieval de Santa Maria del Popolo.

La larguísima vida constructiva de la catedral de Pavía, desarrollada en un arco de cuatro siglos, constituye un raro ejemplo de adhesión al proyecto original concebido tanto tiempo atrás y de la voluntad de completarlo como lo definió Amadeo.

Arquitectura[editar]

El monumento es un edificio de notables dimensiones. La planta es de cruz griega, con tres naves flanqueadas por capillas semicirculares. Por lo tanto, la iglesia mide lo mismo a lo ancho que a lo largo, alrededor de 84 metro. La nave central, de dimensiones dobles que las laterales y recorrida por dos galerías practicables, mide 30 metros de alta. Con tales dimensiones, la catedral de Pavía está entre los templos más imponentes de planta central del norte de Italia.

La cúpula central, de planta octogonal, con una altura de 97 metros, una luz de 34 y un peso del orden de las 20.000 toneladas, es la cuarta en Italia por dimensiones, superada por la de la Basílica de San Pedro, la del Panteón de Agripa (más baja, pero con una luz que alcanza los 43 metros) y catedral de Florencia. En altura la supera también la cúpula-torre de la Basílica de San Gaudencio en Novara, la Mole Antonelliana de Turín y la aguja central de la Catedral de Milán, que son estructuras en general prevalentemente verticales, con luces mucho menos amplias respecto a la cúpula de Pavía, o realizadas según modernas tecnologías, como en el caso de la Mole.