Catedral de Jerez de la Frontera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catedral de Nuestro Señor San Salvador de Jerez de la Frontera
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Catedral de Jerez.jpg
Declaración 03-06-1931
Figura de protección Monumento
Ubicación Bandera de España Jerez de la Frontera, Andalucia, España
Construcción Siglo XVIISiglo XVIII
Estilos predominantes

gótico, barroco y neoclásico

[editar datos en Wikidata]

La Catedral de la Diócesis de Asidonia-Jerez radica en la ciudad de Jerez de la Frontera (Andalucía, España), es una construcción del siglo XVII que aúna los estilos gótico, barroco y neoclásico.

Historia[editar]

La actual iglesia se alza sobre parte de los restos de la primitiva mezquita Mayor de Jerez y la antigua Iglesia del Salvador, del siglo XII y que se derrumbó por su estado ruinoso, quedando escasa documentación sobre ella.[1]

La Catedral de Jerez es la antigua Iglesia Colegial, elevada a la dignidad catedralicia por la bula «Archiepiscopus Hispalenses» del 3 de marzo de 1980 de SS. Juan Pablo II. Tiene como titular a Nuestro Señor San Salvador, y celebra su fiesta el 6 de agosto, Transfiguración del Señor. El templo fue consagrado por el Cardenal José María Bueno Monreal el 10 de diciembre de 1978, II Centenario de la inauguración del templo. Como tal catedral del nuevo obispado asidonense jerezano fue el lugar donde se promulgó la bula de constitución de la Diócesis el 29 de junio de 1980 con la entrada del primer obispo Monseñor Rafael Bellido Caro. Ha sido también el templo donde recibieron la ordenación episcopal Monseñor Juan del Río Martín, el 23 de septiembre de 2000, Monseñor José Mazuelos Pérez, el 6 de junio de 2009, además de lugar de numerosas ordenaciones sacerdotales y diaconales, así como de otras celebraciones importantes de la diócesis.

La institución del Cabildo Colegial se remonta a la conquista cristiana de Jerez, el 9 de octubre de 1264, constando que estaba ya constituido el 23 de septiembre de 1265 en que Alfonso X el Sabio extiende en su favor el privilegio de dotación. Constaba de un abad y hasta diez canónigos en el curso de su historia. Un cardenal y varios obispos fueron anteriormente miembros del Cabildo, y otros varios por su cultura y obras de beneficencia figuran en la historia local. Fue disuelto por la bula del papa Juan Pablo II (26 de mayo de 1984) para dar paso al nuevo Cabildo Catedral, que consta de doce canónigos que ejercen los diferentes oficios propios del Cabildo.

Catedral de Jerez de la Frontera desde la Cuesta del Espíritu Santo

El Cabildo Colegial acometió el 9 de mayo de 1695 animosamente la obra de un nuevo templo, cuya traza todo indica se le encargó al maestro mayor de obras de Jerez, Diego Moreno Meléndez (+ 1700). La obra se prolongó a lo largo de más de ochenta años, llevándose adelante gracias a la enorme y meritoria dedicación y sacrificios de los canónigos, y siendo costeada con los bienes del Cardenal Arias y luego con sustanciosa ayuda real y papal, hasta que la totalidad del templo se bendijo el 6 de diciembre de 1778, habiéndose puesto al culto la mitad del templo el 16 de junio de 1756. Directores de las obras fueron los maestros Ignacio Díaz de los Reyes (+ 1748), Juan de Pina (+1778) y Miguel de Olivares, que actuó bajo las órdenes de Torcuato Cayón de la Vega. Del templo anterior, derruido en 1695, solamente queda la torre. En ella, demás del campanario, se encuentra una matraca única en el país por su estilo.[2]

Se quería una iglesia grande y hermosa, que no desdijera de las que ya había en la Ciudad como San Miguel y Santiago, y fuera digna de ser algún día catedral. En 1580 y en 1781 se elevaron a la Corona peticiones desde Jerez para la constitución en la ciudad de un nuevo obispado. Pero no fue hasta 1980 que el viejo deseo pudo alcanzarse.

Descripción del templo[editar]

El templo es una construcción de estructura gótica, con planta de salón, cinco naves de desigual altura que se apoyan por el exterior en contrafuertes y arbotantes, y una nave transversal, en cuyo encuentro con la nave mayor se alza una airosa cúpula. Los arcos son de medio punto, no ojivales, y las bóvedas son de arista, construidas las de la nave central y el crucero en piedra labrada y muy ornamentada, mientras que las de las naves laterales son de rosca de ladrillo y sin adornos. Propiamente no tiene más capilla que la del Sagrario, de estilo neoclásico. La fachada principal ostenta una triple puerta, y está adornada con imaginería y motivos barrocos, como asimismo las dos puertas laterales, llamadas de la Visitación y la Encarnación y vidrieras[3]

Tras el Concilio Vaticano II se hizo una obra interior de adaptación, que posteriormente ha sido modificada para darle mayor amplitud al espacio celebrativo y facilitar la participación de los fieles.

Se hallan en el interior algunos cuadros e imágenes de verdadero valor artístico, entre los que citaremos el Cristo de la Viga, crucificado tardogótico de finales del s. XV, y la Virgen Niña, de Francisco de Zurbarán,[4] así como la Custodia procesional de plata, obra de 1951 según diseño de Aurelio Gómez Millán. Cuenta también con un órgano romántico de 1850, según proyecto de John Bishop y, desde 2012 con otro de Guillermo d'Enoyer (siendo este el único instrumento en Jerez de tracción mecánica).[5] Igualmente, hay esculturas de los apóstoles de José de Arce.[6]

En el templo catedralicio tiene también su sede la Parroquia del Salvador, la primera de las parroquias de la ciudad, según consta del libro de Repartimiento de Casas del 3 de octubre de 1265.

Exposición Permanente de la Catedral[editar]

El Museo de la Catedral de Jerez expone el cuadro de La Virgen Niña de Zurbarán, la custodia procesional del Corpus, la antigua sillería del coro, el cuadro de la Virgen de Guía y diversa platería y ornamentos sagrados de los siglos XVIII y XIX.[7]

En sus aledaños se descubrieron restos de la mezquita mayor de la ciudad sobre la que se construyó el templo.[8]

Galería[editar]

Cripta[editar]

Catedral de Jerez de la Frontera, fachada principal al atardecer

En sus tumbas se encuentran enterramientos ilustres de la ciudad.[9] En breve se unirá a ellos el difunto primer obispo de la ciudad, D. Rafael Bellido Caro, cuyo enterramiento se realizará en un nuevo espacio al efecto[10]

Fondo Colegial del Archivo Diocesano[editar]

En la Catedral está el Fondo Colegial del Archivo Diocesano. La mayor parte de su contenido bien se quedó en Sevilla como documentación de su solicitud de obispado en el siglo XVI, bien se perdió en un incendio en 1918. Aún así destaca un privilegio de Enrique III fechado en 1393,[11]

Curiosidades[editar]

Presentación del pendón

Durante siglos guardó el Pendón de la ciudad que al pasar a manos del ayuntamiento desapareció.[12]

La catedral posee arbotantes pese a no ser habitual en su época debido a que la cúpula se cayó y fueron necesarios para aguantar el peso de la nueva. En este desastre se salvó un cristo por una viga, que se denominó el Cristo de la Viga (siendo la talla más antigua que procesiona en la Semana Santa de Jerez de la Frontera).

La construcción de la catedral fue sufragada con un impuesto sobre el vino de jerez que aprobó la corona.[13]

En la iglesia se encuentra la Virgen del Socorro, co-patrona de la ciudad desde 1610[14]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]