Catalina Bárcena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Catalina Bárcena en los años 20.

Catalina Bárcena (Cienfuegos, Cuba, 10 de diciembre de 1888 - Madrid, 3 de agosto de 1978) fue una actriz española criada en Cantabria. Su nombre real era Catalina Julia María de la Paz de la Cotera y París de Bárcena

Biografía[editar]

Catalina de la Cotera y París de Bárcena, Catalina Bárcena, es considerada una de las grandes damas del cine y del teatro español de la primera mitad del siglo XX junto a Margarita Xirgu y María Guerrero. Catalina Bárcena y Gregorio Martínez Sierra fueron creadores del Teatro del Arte, entre otras muchas empresas, además de los renovadores indiscutibles y decisivos del teatro español de principios del S.XX y el intento más serio de acercar el teatro español a los postulados estéticos de las vanguardias europeas.

Hija de españoles, nace en Cuba cuando la isla caribeña era una provincia española; siendo niña regresa a España y se educa en Cantabria, la tierra natal de sus padres, concretamente Santa María de Lebeña (Liébana).

La actriz, junto a Alfonso Muñoz en una escena de La losa de los sueños, de Benavente. Composición de Diego Calvache.

Tras instalarse con su familia en Madrid, y mediante contactos familiares, consigue debutar en el teatro en la Compañía de María Guerrero, con la que estrena entre otras El genio alegre (1906) y Amores y amoríos (1908), ambas de los Hermanos Álvarez Quintero, La araña (1908), de Ángel Guimerá,[1] Las hijas del Cid (1908), Doña María la Brava (1909) y En Flandes se ha puesto el sol (1910), las tres últimas de Eduardo Marquina y La fuente amarga (1910), de Manuel Linares Rivas.

Sin embargo pronto formó Compañía propia. Tras el éxito de La losa de los sueños (1911), de Jacinto Benavente y Flor de los pazos, (1912), de Linares Rivas, triunfó sobre todo en el Teatro Eslava de Madrid a partir de 1916, donde estrenó, entre otras, No te ofendas, Beatriz (1920) y La chica del gato (1921), ambas de Carlos Arniches.

Triunfó en los escenarios también con obras de Benito Pérez Galdós, Jacinto Benavente y quien fuera su mentor y amante Gregorio Martínez Sierra. Representó también el teatro de Ibsen (Casa de muñecas, 1917) y George Bernard Shaw (Pigmalión, 1920) y estrenó El maleficio de la mariposa, la primera obra de Federico García Lorca con vestuarios de Rafael Barradas y decorados de Mignoni. Otras obras destacadas que interpretó fueron , Mamá, Primavera en otoño (1911), El reino de Dios (1916), Canción de cuna (1928) - todas ellas de los Martínez Sierra -, La estrella de Justina (1925), de Luis Fernández Ardavín, Las flores (1908), Puebla de las mujeres (1912) y Mariquilla Terremoto (1930), las tres últimas de los Hermanos Álvarez Quintero. También probó géneros como la pantomima, tan en boga en esos años, representando Navidad en 1916 también para la compañía de Gregorio Martínez Sierra, cuyos dos primeros actos estaban escritos en forma de pantomima y con música de Joaquín Turina y el último era teatro hablado.

Junto a Ricardo de la Vega, en el primer acto de La adúltera penitente, 1917.

Después de una intensa gira por Hispanoamérica, junto a su costurera de confianza Antonia García, que la mantuvo alejada de España durante tres años, retornó a su país justo cuando una crisis teatral se mostraba en toda su intensidad y la industria cinematográfica vivía bajo los traumáticos efectos de la transición del mudo al sonoro.[2]

Debutó en el cine en 1927 y durante unos años rodó con la compañía estadounidense Fox en Hollywood películas en español como Canción de cuna y La viuda alegre entre otras.

Durante la Guerra Civil española se exilió de España por mar con su hermana María Luisa de la Cotera, que estaba casada con un capitán de marina mercante que era hijo del prestigioso ingeniero barcelonés Juan Antonio Molinas Soler, Presidente del Puerto de Barcelona, de los astilleros Nuevo Vulcano y la Asociación de Ingenieros Industriales. Gracias a los contactos de su cuñado, la familia Molinas de la Cotera desembarca en Orán y se instalan en Tetuán en 1936, aunque Catalina no permanecería mucho tiempo en Tetuán y se trasladaría nuevamente a Marsella, París y Buenos Aires, regresando a Madrid en 1947.

En 1948 Catalina forma la Compañía Cómico Dramática Española de la que es primera actriz, teniendo el debut lugar en el Teatro de la Comedia de Madrid con la obra Pigmalión de George Bernard Shaw.

En 1954 representa Leyenda de una vida en el Teatro Infanta Isabel de Madrid

En 1961 Catalina Bárcena rueda ¡Adiós, Mimí Pompón! junto con Fernando Fernán Gómez y José Luís López Vázquez

En 1972 recibió el Premio Nacional de Teatro.

Son famosos los versos de Federico García Lorca A Catalina Bárcena.

Filmografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Diario ABC (ed.): «Notas teatrales» (16 de abril de 1908). Consultado el 30 de mayo de 2011.
  2. Biografías y Vidas. «Catalina Bárcena». Consultado el 16 de enero de 2012.

Enlaces externos[editar]