Catálogo astronómico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un catálogo astronómico es un listado o tabulación de objetos astronómicos, normalmente agrupados por alguna característica común, como por ejemplo morfología, origen, tipo, método de detección, descubrimiento, etc. Los catálogos astronómicos son normalmente el resultado de investigaciones u observaciones de algún tipo.

Historia[editar]

El catálogo astronómico más antiguo que se conoce es un catálogo estelar que data del siglo V a. C. y que se encontró en "Gan-Shi Xing Jing", redactado por los astrónomos chinos Gan De y Shi Shen.

Vinieron luego los catálogos de los griegos Timocares de Alejandría y Aristilos, y posteriormente de Hiparco de Nicea en el curso del siglo II a. C. y el siglo I a. C., y por fin Ptolomeo (siglo II) y su Almageste que contiene entre otras cosas su catálogo de estrellas.

La Edad Media vio nacer la edad de oro de la astronomía en la civilización musulmana, desde los trabajos de Al-Battani en el siglo IX hasta el punto culminante que representaron las Tablas sultanianas de Ulugh Beg - entre otros astrónomos de Samarcanda (mediados del siglo XV).

El primer catálogo "moderno" (en el sentido histórico del término) fue realizado por Johann Bayer en su Uranometria con el fin de clasificar las estrellas por constelaciones. Más allá de un catálogo simple, se trata también de un sistema de designación relativamente práctico y por otra parte todavía frecuentemente utilizado en nuestra época. Por supuesto, vistas las limitaciones de este sistema, los astrónomos profesionales lo abandonaron un poco.

El primer catálogo que se interesó por otros objetos no estelares del espacio profundo data la segunda mitad del siglo XVIII y por el buscador de cometas Charles Messier (con la ayuda de otros astrónomos como Pierre Méchain con el fin de identificar objetos difusos que pueden ser confundidos con un cometa que pase). Exceptuando algunos descuidos, las nebulosas de emisión, galaxias, cúmulos abiertos y cúmulos globulares más espectaculares accesibles desde Europa ( es decir, los que la declinación no desciende de los 35º) figuran en el Catálogo Messier.

Los catálogos más recientes son ante todo realizados por profesionales aunque ciertos aficionados llegan a veces a aportar su granito de arena. Con aumento del número y sobre todo del volumen de los datos, el papel ha sido abandonado en provecho de la informática. Es más fácil corregir un fichero informático que un libro. Las ventajas de la informática sobre el papel son muy numerosas:

  • Cuando hay un error en un fichero informático hay que corregirlo y registrar el fichero. Para un libro, hay que o reimprimirlo o añadir una página de erratas.
  • Cuando un catálogo ha sido editado rara vez ha vendido más de millar de ejemplares
  • El acceso a la información que se busca es casi inmediato.
  • Es necesario mucho espacio para almacenar estos libros y en informática sólo hace falta un disco duro
  • Seguridad: hay menos riesgos de incendios

Catálogos astronómicos de relevancia histórica[editar]

Catálogos astronómicos ampliamente usados[editar]

También lea[editar]

Enlaces externos[editar]