Castillo de popa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
En esta réplica de un navío sueco de mediados del siglo XVIII, el Götheborg, puede distinguirse, pintado de azul, el costado de babor correspondiente al castillo de popa del buque.

Se denomina castillo de popa a la parte de la superestructura de un barco que se eleva sobre la cubierta principal en el extremo de popa. Las cubiertas situadas sobre el castillo de popa constituyen el techo de las cabinas y camarotes de la popa, donde suelen hospedarse los oficiales militares o los civiles de rango elevado. A la cubierta más baja del castillo (la más inmediatamente superior a la cubierta principal) se la denomina alcázar. La cubierta siguiente, en general la más elevada del buque, sobre todo en los buques y veleros antiguos, se la denomina la toldilla. En el caso de haber cubiertas aún superiores, caso ya prácticamente inexistente a partir del siglo XVIII, se las denomina alcazarillos.

Orígenes[editar]

El castillo de popa fue inventado principalmente por los antiguos romanos con la intención de aportar protección y una mejor posición de tiro a arqueros que pudieran herir o matar el mayor número de combatientes enemigos llegado el momento del abordaje de barcos. El castillo de popa fue, durante, siglos, el único castillo construido a bordo de barcos, sobre todo militares. La construcción de un castillo de proa sólo advino hacia los siglos XIV o XV, cuando aparecieron las naos y las carracas, que eran ya buques lo bastante grandes como para albergar un castillo a proa.

En la actualidad[editar]

En la actualidad se ha dejado de usar el término castillo de popa para utilizar en ocasiones el término «toldilla» pero sobre todo, y en general, el término «alcázar».

Véase también[editar]