Castillo de Salas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Castillo de Salas fue un buque de la Empresa Nacional Elcano[1] que tuvo una vida muy corta. Fue construido por Astano, en Fene (La Coruña), en 1980. Era un granelero de 109.488 TPM, con 261,43 metros de eslora, 40 de manga y 20 de puntal. La propulsión constaba de un motor diésel Sulzer 7RND90 de 20.300 CV.

El 11 de enero de 1986, estando fondeado en Gijón le garreó el ancla y embarrancó al lado del Cerro de Santa Catalina, junto al barrio de Cimadevilla. Los intentos de salvamento fueron infructuosos y el barco se perdió definitivamente, conjuntamente con las 100.000 toneladas de carbón que transportaba.

La parte de proa pudo ser reflotada y remolcada a mar abierto para ser hundida; la de popa tuvo que ser desguazada en el sitio. Todavía en 2003 fueron desguazados los últimos restos, ya que se habían abandonado por considerarlos inocuos, pero empezaron a verter combustible.

Por efecto contaminante, cada año se retiran 30 toneladas de arena mojada mezclada con carbón que llega a la costa de la Playa de San Lorenzo, la más concurrida de Gijón.

Cronología del hundimiento[editar]

  • El 11 de enero de 1986 el buque embarranca a 740 metros del Cerro de Santa Catalina. A las 11 h el granelero embarrancó frente a la costa gijonesa con 99.722 toneladas de carbón, al garrear una de las anclas que le mantenía fondeado fuera de El Musel.
  • El 15 de enero de 1986 a las 10:30 h el deterioro del casco al chocar contra los fondos, provocó la ruptura del barco en dos partes cuando se intentaba iniciar su reflotamiento. La separación de las dos partes a la altura de la bodega número 6 ocasionó los primeros vertidos de carbón y gasóleo.
  • El 23 de febrero de 1986, tras 43 días de vertidos, incertidumbre y protestas ciudadanas la proa y cinco bodegas del barco fueron remolcadas a alta mar y hundidas a 39 millas de la costa. La Administración negó que quedara combustible en los tanques del barco.
  • En la primavera de 1986, en las semanas siguientes al remolcado, la empresa Fondomar se encargó de completar el desguace de los restos del barco y, en teoría, a rematar la limpieza de los restos de aceite y combustible. La zapatilla quedó hundida a 18 metros de profundidad.

Referencias[editar]

  1. Noticia en el comercio

Enlaces externos[editar]

Coordenadas: 43°33′20″N 5°39′40″O / 43.55556, -5.66111