Castillo de Peckforton

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de Peckforton
Peckforton Castle
Peckforton Castle 1.jpg
El Castillo de Peckforton
Edificio
Tipo Casa de campo
Estilo Castillo medieval
Localización 2 km al norte del pueblo de Peckforton
Propietario Hotel
Coordenadas 53°07′03″N 2°41′56″O / 53.1175, -2.699Coordenadas: 53°07′03″N 2°41′56″O / 53.1175, -2.699
Construcción
Inicio 1844
Término 1850
Equipo
Arquitecto(s) Anthony Salvin
[Editar datos en Wikidata]

El Castillo de Peckforton es una casa de campo construida a estilo de los castillos medievales. Se encuentra en un bosque en el norte de las Colinas Peckforton, y a 2 km al norte del pueblo de Peckforton, en el condado de Cheshire, en Inglaterra. Es un edificio que tiene protección de Grado I.[1] Fue construido a mediados del siglo XIX como casa familiar para John Tollemache, 1º Barón de Tollemache, un rico terrateniente de Cheshire y Miembro del Parlamento. La familia Tollemache continuó viviendo en la casa hasta 1939. En la década de 1980 estaba inutilizado, pero desde entonces se ha convertido en un hotel y un lugar de celebración de bodas.

Historia reciente[editar]

El Castillo de Peckforton fue construido entre 1844 y 1850 para John Tollemache, el arquitecto fue Anthony Salvin,[2] un eminente arquitecto del estilo neogótico. Costó 60.000 libras.[3] Aunque fue construido como casa familiar e incluía todas las comodidades de una familia victoriana, el diseño era el de un castillo de los tiempos de Eduardo I. Tenía una impresionante puerta de entrada, con su rastrillo, un foso, y las ventanas externas no eran más anchas que una flecha.[2] Sir George Gilbert Scott lo llamó "la cumbre del enmascaramiento".[4] No sólo imita el diseño de un castillo normando, sino que también ocupa una posición estratégica en una empinada cresta en frente de las ruinas del antiguo Castillo de Beeston, que se encuentra en una aislada isla de roca a un kilómetro al norte.[5]

Anthony Salvin no fue la primera elección como arquitecto. Tollemache eligió primero a George Latham de Northwich, pero no fue contratado por lo que se le pagó unas 2.000 libras en compensación. Entonces fue cuando se contrató a Salvin, que tenía myor reputación y más experiencia, y que ya había llevado a cabo trabajos en la casa señorial de los Tollemache en Suffolk, Helmingham Hall.[6] Las obras fueron llevadas a cabo por Dean e Hijo de Leftwich junto con Joseph de Tarporley como secretario de la obra. La piedra se obtuvo de una cantera cercana situada a 2 km del castillo, y fue llevada hasta allí gracias a la construcción de un ferrocarril.[7]

Ha habido debate sobre los motivos que llevaron a la construcción de un castillo normando en el siglo XIX. Tollemache era para entonces el mayor propietario de tierras en Cheshire.[8] En opinión de William Gladstone Tollemache era "el mayor propietario de tierras del momento". Tollemache creía en la mejora de las condiciones sociales de su familia.[9] Sin embargo también se le conocía como "un hombre considerablemente excéntrico".[2] El Dr. Hill Allibone es de la opinión de que tendría que haberse protegido a sí mismo y a su familia de los problemas políticos potenciales de de la época que se vivieron con el cartismo. En una construcción defensiva habría sido capaz de protegerse contra cualquier revolución de las masas cercanas de Mánchester o Liverpool.[10] [11] Una posible razón práctica para la construcción de dicha residencia en lugar de una villa de estilo italiano, era proporcionar a la vivienda de la protección contra las condiciones climáticas adversas que puedan afectar a la llanura de Cheshire.[12] Durdey llegó a la conclusión de que los factores decisivos fueron el utilizar su "gran herencia" para proporcionarse una casa que fuera "impresionante, dominante y adecuada para el mayor terrateniente de Cheshire".[8] Se la conoce como "la última casa fortificada construida en Inglaterra". Fue diseñada a gran escala con maestría, ejecutada con los más altos niveles, y se considera uno de los grandes edificios de su tiempo.[1]

El castillo[editar]

El exterior[editar]

La fachada del castillo está hecha con piedra arenisca roja, con plomo, asfalto y el tejado con baldosas. El boque principal es de tres plantas, pero tiene una torre de cinco. Los edificios se ordenan alrededor de un patio, las habitaciones principales se encuentran en el lado norte. Está rodeado por un foso seco que está cruzado por un puente a la altura de la puerta principal de entrada. Al oeste del patio central están los establos, un campanario rectangular y las cocinas con las áreas del servicio. Al norte está el gran Salón. Tras la entrada al gran salón se encuentra la torre principal que tiene forma circular. Hacia el final este del ala de la galería se encuentra la torre octogonal que sirve de biblioteca. Los muros exteriores tienen torretas defensivas en cada cambio de dirección de la muralla. Las ménsulas soportan parte de la zona almenada de las torres. Las paredes tienen aberturas en forma de flecha, y en la puerta principal hay un puesto de guardia. La azotea tiene un parapeto almenado.[1]

El interior[editar]

El porche nos conduce al gran salón que tiene un suelo con baldosas Minton y una gran chimenea de roca. En el ala este se encuentra la Gran Galería con paneles de roble, una chimenea y un techo con paneles de madera. Tras la Gran Galería se encuentra una sala de billar con forma irregular y una sala de estar. Hacia el sur de estas estancias se encuentra la biblioteca. Tras el gran salón se encuentra la escalera principal. La torre circular de la esquina noroeste contiene un comedor octagonal con baldosas Minton en el suelo, dos chimeneas, y una bóveda con ocho radios que van hacia el escudo central. En el quinto piso de la torre circular es una habitación diseñada para jugar con raquetas, a la que se llega mediante una escalera de caracol.[1]

Los jardines[editar]

El castillo no tiene un jardín formal, pero al final del camino se encuentran los jardines de las cocinas, que incluye una huerta, un jardín de verduras, invernaderos y una gran orangerie. Hubo un tiempo en el que en el castillo había 17 jardineros.[13]

Referencias[editar]

  1. a b c d «Images of England: Peckforton Castle». English Heritage. Consultado el 29 de febrero de 2008.
  2. a b c Durdey, 75
  3. Pevsner, 300
  4. Quoted in Pevsner, 301
  5. Pevsner, 301
  6. Durdey, 81–82
  7. Durdey, 83
  8. a b Durdey, 77
  9. Durdey, 77–78
  10. Durdey, 76. This opinion was expressed in her doctoral thesis on Anthony Salvin, published in London in 1977.
  11. Anon. (17 de marzo de 2001). «The Master Builders». Telegraph Media Group. Consultado el 2 de marzo de 2008.
  12. Durdey, 76–77
  13. «Peckforton Castle». Peckforton Hills Local Heritage. Consultado el 1 de marzo de 2008.

Bibliografía[editar]