Castillo de Garcimuñoz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Castillo de Garcimuñoz
Municipio de España
Bandera de Castillo de Garcimuñoz
Bandera
Escudo de Castillo de Garcimuñoz
Escudo
Castillo de Garcimuñoz
Castillo de Garcimuñoz
Ubicación de Castillo de Garcimuñoz en España.
Castillo de Garcimuñoz
Castillo de Garcimuñoz
Ubicación de Castillo de Garcimuñoz en la provincia de Cuenca.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
• Provincia Flag Cuenca Province.svg Cuenca
• Comarca La Mancha Alta
Ubicación 39°39′37″N 2°22′48″O / 39.660277777778, -2.38Coordenadas: 39°39′37″N 2°22′48″O / 39.660277777778, -2.38
• Altitud 915 msnm
Superficie 82,21 km²
Población 165 hab. (2013)
• Densidad 2,01 hab./km²
Gentilicio Castilleros/as
Código postal 16623
Alcalde (2011) Francisco Javier Lavara Fernández
[editar datos en Wikidata]

Castillo de Garcimuñoz es un municipio de España, situado en la provincia de Cuenca, comunidad autónoma de Castilla-La Mancha. Tiene una superficie de 82,21 km² con una población de 171 habitantes (INE 2009) y una densidad de 2,08 hab/km². El Castillo de Garcimuños tiene como simbolismo de pueblo una gran grua que permanecera a su lado durande muchos años, desde la cual se puede admirar el concurso de aparcar tractores.

Geografía[editar]

Demografía[editar]

Evolución demográfica de Castillo de Garcimuñoz
1991 1996 2001 2004
316 241 214 192
(Fuente: [cita requerida])

Administración[editar]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983
1983–1987
1987–1991
1991–1995 Francisco Javier Lavara Fernández PSOE
1995–1999 Francisco Javier Lavara Fernández PSOE
1999–2003 Francisco Javier Lavara Fernández PSOE
2003–2007 José Luis Fernández Lavara PSOE
2007–2011 Luis Miguel Sepúlveda Martínez PP
2011– Francisco Javier Lavara Fernández PSOE

Historia[editar]

Una torre del castillo de Castillo de Garcimuñoz

El Castillo de Garcimuñoz está situado en un lugar elevado a un kilómetro del punto kilométrico 156 de la autovía del Este A3. Pascual Madoz dice en su diccionario que en tiempos de los romanos se llamó Segar, pero no aporta ningún testimonio que lo justifique.

En el período de ocupación musulmana este lugar pasó a denominarse Al-Borch Hamal y parece ser que en 1172 estaba ocupado por los cristianos cuando las tropas almohades del sultán Abú Yaqúb Yusúf, que se dirigían hacia la ciudad de Huete, lo tomaron por sorpresa, mataron a sus hombres y esclavizaron a mujeres y niños.

Los musulmanes crearon todo un sistema defensivo, en lo que se denominaba La Mancha de Montearagón, mediante la construcción de pequeñas torres defensivas o alcázares, y es posible que aquí hubiera una de ellas (pero esto sólo puede saberse mediante excavaciones arqueológicas). En el año 2008 ya se ha realizado una en el castillo de don Juan Manuel, que yace debajo del que construyó don Juan Pacheco, pero los resultados obtenidos, hasta la fecha, apenas aportan datos de interés.

En 1177, el rey Alfonso VIII conquista la ciudad de Cuenca y también este emplazamiento musulmán, durante su avance hacia Alarcón y Moya. El castillo tomó entonces el nombre del caballero, García Muñoz, que acompañaba al rey y que confirma tres de sus documentos (uno en 1167 y dos en 1179). García Muñoz debió ser nombrado alcaide del Castillo y encargado de su repoblación, de aquí que a la población, en lo sucesivo, se le denomine Castillo de Garcimuñoz. La repoblación de Alfonso VIII se realizó con gentes provenientes de Extremadura y Burgos, por ejemplo, los Salas, que hacen referencia a su procedencia Salas de los Infantes en Burgos.

Posteriormente, Alfonso X el Sabio nombra a su hermano, el infante Don Manuel, hijo de Fernando III el Santo, Adelantado Mayor del territorio que comprendía más o menos el llamado La Mancha de Montearagón, formado por tierras de Alicante, Murcia y manchegas. De este modo surge un señorío particular, denominado señorío de Villena, cuyos territorios terminarán siendo tan grandes como un reino.

Con Sancho IV, sobrino de Don Manuel, éste logra ampliar el señorío. Pero es con su hijo, Don Juan Manuel, con quien desde 1298 el señorío de Villena adquiere gran poder gracias a su apoyo a Sancho en el conflicto sucesorio contra su padre Alfonso X. Don Juan Manuel habitó gran parte de su vida en Castillo de Garcimuñoz (en cuya torre tenía sus tesoros) y fue aquí donde escribió gran parte de su obra literaria. En Garcimuñoz es muy probable que, en 1316, naciera su hija Constanza (esposa de Pedro I de Portugal), que murió en Santarem (13-11-1345), a los 29 años de edad, de puerperio a los pocos días después de haber alumbrado a su hijo Fernando, que sería rey de Portugal con el nombre de Fernando I.

El primer dato documentado que tenemos de Castillo de Garcimuñoz procede del libro de cuentas del rey Sancho IV en el que se refiere los pueblos en los que se recogió moneda para pagar a los caballeros que habían de acompañar a don Juan Manuel a tierras de Murcia para enfrentarse con los moros.

El 3 de octubre de 1322, don Juan Manuel eximió a la aldea de la jurisdicción de Alarcón y la declaró villa independiente.

En estos momentos el marquesado tiene cuatro núcleos importantes: Alarcón, Chinchilla, Villena y Garcimuñoz, desde los cuales don Juan Manuel lanzará ofensivas contra la corona, pues Alfonso XI había repudiado a su hija Constanza y la mantenía presa en el castillo de Toro. Alfonso XI consigue romper las alianzas con Aragón y ataca el señorío desde Cuenca y Murcia. Don Juan Manuel se reconcilia con el rey, gracias a la intercesión de su suegro, el rey de Aragón Jaime II, pero de nuevo declaró la guerra al rey Alfonso XI hasta que éste le devolvió a su hija Constanza (1328). Posteriormente, el maestre de Santiago, Vasco Rodríguez Coronado, cercó a don Juan Manuel en el Castillo de Garcimuñoz para que no lograra sacar de él a su hija Constanza (prometida del príncipe Pedro) y llevarla a Portugal.

En 1348 muere Don Juan Manuel y le sucede su hijo Don Fernando, que también fallece a los pocos años (1351), probablemente envenenado, y lo mismo ocurrirá con su hija Doña Blanca, que hereda el señorío siendo una niña, por lo que éste queda bajo la tutela del caballero Don Íñigo López de Orozco. Doña Blanca muere en la corte de Pedro I el Cruel (1360), probablemente envenenada, para que el marquesado regrese a la corona.

Doña Juana Manuel, otra hija de don Juan Manuel, casada con Enrique de Trastamara, reclama sus derechos al marquesado. Por este y otros motivos se desencadena la guerra entre los hermanastros Pedro I y Enrique de Trastamara. Terminada la guerra civil, don Enrique concedió el marquesado de su esposa a don Alfonso de Aragón para recompensarle por los servicios prestados durante la contienda, ya que cayó prisionero en la batalla de Nájera luchando a favor de don Enrique.

Desde la subida al trono de Enrique II gracias al apoyo de Aragón, el Castillo irá pasando de la Corona a la nobleza sucesivamente hasta llegar a 1436, año en que curiosamente no pasa a la corona castellana, sino al del rey de Navarra, Juan I. Dicho rey logra un compromiso matrimonial entre su hija, la infanta Blanca, y el príncipe heredero de Castilla, el futuro Enrique IV. En la dote se incluye el Marquesado de Villena. Hasta la celebración de la boda, que tendría lugar después de cuatro años, Garci Muñoz y otras villas debían ser administradas por el rey de Navarra, pero Alarcón se negó a ello por lo que el territorio se administró desde Garcimuñoz.

Posteriormente, el rey dona la villa de Garcimuñoz a Don Rodrigo de Villandrando, conde de Ribadeo, en agradecimiento por sus servicios, aunque éste nunca llegará a tomar posesión de la villa a pesar de sus continuas reclamaciones.

En 1445 la situación política era complicada. Los nobles no aceptaban ni la autoridad del rey ni la de su valido, Don Álvaro de Luna. Surge ahora la figura de Don Juan Pacheco, al que el príncipe heredero Don Enrique nombrará Marqués de Villena, y se convierte en el verdadero árbitro de Castilla.[cita requerida] Adquiere una gran cantidad de tierras y villas, su poder estará muy por encima del valido Don Beltrán de la Cueva,[cita requerida] y tanto Juan II como su hijo Enrique IV serán meros representantes del trono.[cita requerida] En 1449 el rey Juan II le hace una permuta: los castillos de Chinchilla y Garcimuñoz como compensación de la plaza de Medellín, con lo que el marqués sale ganando puesto que ambos castillos están estratégicamente mejor situados.

Don Juan Pacheco construyó una nueva fortaleza en Garci Muñoz (1456), sobre el antiguo alcázar de yeso de don Juan Manuel, cuyo primer piso todavía se puede apreciar, después de la monda del cementerio que allí se ubicó en los siglos XIX y XX.

Don Juan Pacheco se puso a la cabeza de la oposición a la subida al trono de Isabel la Católica, junto al arzobispo de Toledo Don Alfonso Carrillo, frente a los Mendoza. En esta guerra juegan un papel importante las villas de Belmonte, Alarcón y Garcimuñoz, que eran el último reducto del marquesado de Villena, tras caer Almansa, Chinchilla y otras villas. Los reyes enviaron a Jorge Manrique como capitán de las Hermandades de Toledo, a Pedro Ruiz de Alarcón y a Pedro Fajardo, Adelantado de Murcia, a conquistarlas. Luchando contra las fuerzas del marqués, Jorge Manrique fue herido por una lanza, al cruzar un ribazo, a kilómetro y medio del castillo de Garcimuñoz. Enterado del acontecimiento, don Diego López Pacheco le envió su propio cirujano, pero Jorge Manrique, poco después (24-4-1479), murió en la cercana villa de Santa María del Campo Rus, donde tenía instalado su campamento.

En 1480 termina la contienda y las torres del Castillo de Garcimuñoz fueron desmochadas, por orden de los Reyes Católicos, como castigo. Aquí termina la importancia guerrera del Castillo de Garcimuñoz.

El patrimonio de Don Diego López Pacheco sufrirá una importante merma en su señorío, pero Alarcón, Belmonte, Garcimuñoz, Alcalá de Júcar, Jorquera y otras villas le siguen perteneciendo.

Posteriormente seguirá siendo importante como villa del señorío de los Marqueses de Villena, Duques de Escalona, que por compromisos matrimoniales viene a juntarse con el ducado de Frías.

Hasta bien entrado el siglo XVIII, los marqueses de Villena son los señores efectivos de la villa, poniendo Corregidor en ella y cobrando las alcabalas. Es con la ley del 3 de mayo de 1823, cuando desaparece la jurisdicción de los señoríos y los tributos pasa a cobrarlos la hacienda pública en lugar del marqués, quien termina vendiendo sus pertenencias en Castillo de Garcimuñoz.

Pero es gracias al traslado de la iglesia de San Juan Bautista dentro del recinto del castillo (7-6-1708) y su utilización como cementerio (24-3-1835), por lo que ha podido llegar hasta nuestros días, aunque su estado actual sea semiruinoso.

Propietarios: Años, Titular y Causa[editar]

  • 1184-1297 Corona de Castilla.
  • 1297-1348 Juan Manuel. Privilegio firmado en Cuellar el 26-3-1297 por la reina regente doña María de Molina.
  • 1348-1351 Fernando Manuel. Herencia.
  • 1351-1360 Blanca Manuel. Herencia.
  • 1360-1369 Regresa a la Corona. Don Sancho, hijo de Pedro I.
  • 1369-1395 Alfonso de Aragón. Donación por Enrique II.
  • 1395-1409 Regresa a la Corona.
  • 1409-1415 María, esposa de Alfonso V de Aragón. Donación de Enrique III por matrimonio de su hija María.
  • 1421-1427 Enrique de Aragón. Donación de Enrique III por matrimonio de su hija Catalina.
  • 1427-1436 Regresa a la Corona.
  • 1436-1445 Juan I de Navarra. Recibido en dote por matrimonio de su hija con Enrique IV.
  • 1445-1468 Juan Pacheco. Permuta por Medellín con el príncipe Enrique (IV).
  • 1468-1529 Diego López Pacheco. Herencia.
  • 1529-1663 Los marqueses de Villena herederos de Diego López Pacheco.
  • 1663 El marqués de Villena, don Juan Manuel Fernández Pacheco, concede permiso para que se edifique la iglesia en la antigua fortaleza.
  • 1835 El cura párroco, don Manuel Rufino Ximénez, adquiere el recinto murado para destinarlo a Campo Santo. Concierto con el apoderado del marqués de Villena y duque de Frías don Bernardino Fernández Pacheco (24-3-1835).
  • 1663, 1835-2000 Diócesis de Cuenca.
  • Año 2000. La Diócesis de Cuenca cede el Castillo al Ayuntamiento de Castillo de Garcimuñoz durante 50 años.

Monumentos[editar]

Castillo[editar]

El estado actual de la fortificación es semirruinoso, pero se conserva todo su recinto hasta el nivel del camino de ronda.

Está construido de sillarejo y argamasa. Sus muros, de casi tres metros de espesor, están construidos para resistir el ataque de la artillería de la época. En la parte baja, además está reforzado por un talud que dificulta su conquista.

Tiene forma de cuadrado irregular. Sus esquinas están fortificadas con cubos de planta circular. El del Norte era su torre del homenaje. Estos torreones tienen cúpula de ladrillo y estaban coronados con casamatas o amplias plataformas para el emplazamiento de la artillería.

Tuvo en tiempos dos plantas más la baja, dispuestas en torno a un patio central o patio de armas. En la primera planta destacan troneras de última época, denominadas de cruz y orbe. En el segundo piso de su lado Noroeste destacan cinco ventanas góticas con forma de cruz. Tanto en los lienzos como en los cubos posee el clásico cordón o bocel decorativo, característico de las fortificaciones del siglo XV.

Las ventanas del primer y del segundo piso en sus alas Noroeste y Suroeste dan testimonio de que una parte del castillo tuvo finalidad palaciega.

La portada, que es una joya entre los castillos de España, está hecha con sillares. Su estilo es gótico isabelino y semeja un retablo de piedra tallada suspenso sobre el muro. En ella distinguimos dos partes: la inferior corresponde a la puerta que se halla a dos metros sobre el nivel actual del suelo, sus jambas se rematan con arco carpanel. De la prolongación de las jambas arranca una orla ornamental que se cierra sobre la corona; debajo de ésta y en el centro, las armas reales de Enrique IV de Castilla; más abajo, una armadura y tres escudos borrosos. Es probable que el artífice de la portada sea el arquitecto Juan Guas.

La parte superior es una buharda o ladronera. En ella hay cuatro huecos de troneras en forma de llave invertida rematada en cruz.

Después de un estudio arqueológico a cargo de Parcesisas, en abril de 2008 se iniciaron las obras de restauración para la construcción de una mediateca en su interior. La restauración, coordinada por la arquitecto Izascun Chinchilla, ya debiera estar terminada. En la actualidad las obras están suspendidas a causa de los problemas económicos de la empresa encargada de la restauración.

Cruz de Jorge Manrique[editar]

Cruz de Jorge Manrique

En el año 1941, por iniciativa del poeta Federico Muelas, se construyó este monumento que sustituyó a la antigua cruz de hierrro. Se trata de un monolito, situado a 3 km del pueblo camino de la Nava, donde cayó mortalmente herido (1479) el poeta Jorge Manrique. El material con el que esta construido es piedra perteneciente a la catedral de Cuenca. El recorrido de la carrera popular nos deja apreciar este monumento.






En el monumento podemos leer "Aquí cayo mortalmente herido Jorge Manrique, luchando por la unidad de España", el monumento tiene dos escudos en cada lado y en el centro la una cruz central de hierro. En el pie del monumento, hay un hueco destinado a una arqueta en la que se encontraban las coplas de Jorge Manrique, entre ellas las famosas "A la Muerte de su Padre"; hoy solo queda el hueco.

detalle cruz








Personajes célebres[editar]

Garcimuñoz es cuna o lugar de vida de muchos personajes célebres, pues en esta villa existió el convento de San Agustín donde vivieron muchos monjes que escribieron libros célebres en su época.

  • Es muy probable que en Garcimuñoz naciera doña Constanza, hija de don Juan Manuel y de Constanza de Aragón, que primero fue prometida del rey Alfonso XI, quien en lugar de casarse con ella la repudió y la encerró en el castillo de Toro. Después casó con el príncipe Pedro de Portugal, con el que tuvo dos hijas y al futuro rey de Portugal, Fernando I. Entre sus damas le acompañaba doña Inés de Castro con la que se lio don Pedro dando lugar a los acontecimientos que son relatados en la novela Reinar después de morir.
  • En Garcimuñoz también nació (1760) el escritor Ignacio García Malo, que desempeñó empleos públicos en Mallorca, donde estuvo conceptuado de liberal notorio. Escribió entre otros libros María de Pacheco, mujer de Padilla donde trata el espinoso tema de la rebelión comunera.
  • Don Juan Fernández de Luz (1359-1449) fue alcalde, justicia y regidor de la villa de Castillo de Garcimuñoz. Su hijo Alonso de Luz, figura entre los redactores de las Ordenanzas de la villa correspondientes al siglo XV.

Fiestas[editar]

- Fiesta de San Juan (24 de Junio).

- Fiestas patronales en honor a Ntra. Sra. de las Angustias. (11 al 15 de agosto).

- Jornadas manrriqueñas (abril). Como novedad, este año, 2013, tendrá lugar el I Mercado medieval que tendrá lugar el fin de semana 26,27 y 28 de abril.

Bibliografía[editar]

  • GONZÁLEZ MUÑOZ, José María: La muy noble villa del Castillo de Garcimuñoz y su monasterio de San Agustín. Madrid, 1998.
  • SALAS PARRILLA, Miguel: El proceso de villazgo de La Almarcha. Cuenca, 1987.
  • SALAS PARRILLA, Miguel: Alarcón, Belmonte y Garcimuñoz. Tres castillos del señorío de Villena en la provincia de Cuenca. Madrid, 1997.
  • SALAS PARRILLA, Miguel: Castillo de Garcimuñoz en la historia de España. Cuenca, 2010. ISBN: 978-84-92711-62-8
  • TORRES MENA, José: Noticias conquenses. Madrid, 1878.


Enlaces externos[editar]