Castillo de Arévalo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Conjunto histórico de Arévalo
Bien de Interés Cultural
Patrimonio Histórico de España
Arevalo Castillo 01 by-dpc.jpg
Declaración 21/03/1970
Figura de protección Conjunto Histórico
Coordenadas 41°3′35″N 4°43′10″O / 41.05972, -4.71944
Ubicación Arévalo, Ávila
Construcción Siglo XII–Siglo XVI
Estilos predominantes Románico, mudéjar
[Editar datos en Wikidata]

El Castillo de Arévalo es una fortificación del siglo XV, localizada en Arévalo, al norte de la Provincia de Ávila.

La fortaleza se ubica entre los ríos Adaja y Arevalillo, los cuales le sirven de fosos defensivos. Fue mandada reconstruir en el siglo XV por orden de Álvaro de Zúñiga, duque de Béjar.

Ha hospedado a personajes ilustres como la esposa de Pedro I de Castilla, la reina Blanca de Borbón, durante su enclaustramiento por el repudio que padeció de aquel.[cita requerida]

Algunas fuentes afirman que tras la muerte de Juan II de Castilla se recluyó en la fortaleza a Isabel de Portugal —enloquecida—, madre de la futura Isabel la Católica y de Alfonso de Castilla, con quienes supuestamente vivió en el castillo,[1] aunque sin embargo es más probable que estos vivieran en unas casas situadas cerca de la Puerta de Alcocer, junto a la actual plaza del Ayuntamiento.[2]

Litografía publicada en 1865 y realizada por Francisco Javier Parcerisa

Tras pasar por manos del condestable de Castilla, Álvaro de Luna, en 1476 pasó a pertenecer a los Reyes Católicos.

En el siglo XVI, el castillo fue convertido en prisión. Guillermo de Orange, príncipe de Nassau, fue uno de los más importantes presos del castillo.[cita requerida]

Durante los últimos siglos, el castillo perteneció al ayuntamiento de Arévalo quien, por motivos económicos, lo cedió al Ministerio de Agricultura con la condición de que se usara como silo de cereal. En la actualidad pertenece al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se usa como centro de reuniones pero también se encuentra abierto al turismo y en su torre del homenaje se puede vistar un pequeño museo del cereal. Los días de apertura son: fines de semana y festivos nacionales. Se realizan visitas guiadas cada media hora hasta las seis de la tarde.

A pesar de que en la actualidad no se puede apreciar, las murallas que protegían Arévalo durante su época de mayor auge económico, por el comercio con ciudades como Ávila o Segovia, iban a morir al castillo.

El castillo presenta una planta pentagonal irregular, rematada en cada esquina con pequeñas torres circulares, salvo en el caso de la torre del homenaje.

Referencias[editar]

  1. Hidalgo García, 1951, p. 249.
  2. Pascual, Carlos (3 de junio de 2013). «“Edades del Hombre” entre paisajes del norte de Ávila». elperiodico.com. Consultado el 1 de septiembre de 2013. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]