Castóreo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El castóreo es una secreción glandular del castor, olorosa y oleosa, que el animal usa para acicalar su pelaje. Dicha sustancia era de interés en el pasado en perfumería, debido a su capacidad de fijar y dotar de matices a las fragancias, lo cual, junto con el interés de la piel del castor en peletería, provocó la explotación de dicha especie animal a gran escala.

Características[editar]

El castóreo se emplea en tintura alcohólica, una vez extraído por trituración de las glándulas que lo segregan. Posee una nota animal, próxima al cuero, que los perfumistas utilizan en composiciones orientales, chypredas o masculinas.[1]

Cultura[editar]

En la cultura popular, se conoce un chascarrillo asociado a la caza del castor: se decía que, un castor, sabiéndose acorralado por un cazador interesado en obtener el castóreo, prefirió arrancarse los testículos con los dientes, lugar en el que se decía que albergaba la preciada sustancia, con el fin de, aún a costa de perder la vida, menoscabar el trofeo de su perseguidor.

Esta anécdota se encuentra recogida, entre otros lugares, en El Quijote:

[...] que había imitado al castor, el cual, viéndose acosado de los cazadores, se taraza y harpa con los dientes aquello por lo que él por distinto natural sabe que es perseguido [...]

Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha.

Referencias[editar]

  1. «Materias de origen animal» (en español). Consultado el 23 de septiembre de 2007.