Caso de canibalismo en Miami 2012

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Barrio de Omni, donde ocurrió el ataque.

El caso de canibalismo en Miami fue un crimen de canibalismo perpetrado el sábado 26 de mayo de 2012 por un joven de origen haitiano de 31 años llamado Rudy Eugene,[1] quien atacó a un indigente devorándole el ojo izquierdo y aproximadamente el 75% de la piel de la cara.[2]

El agresor[editar]

Rudy Eugene de origen haitiano, nacido el 4 de febrero de 1981 (31 años);[3] era como su novia lo describió, una persona dulce y de buenos modales. Fumaba marihuana pero no usaba drogas fuertes, versión que confirmó el informe forense donde sólo ha identificado componentes activos de cannabis en la sangre,[4] incluso no tomaba medicamentos que no fueran recetados, ni para curar un dolor de cabeza. Rudy Eugene y su novia se conocieron en medio del tráfico cuando él le pidió sus datos. Ese mismo día la llamó y empezaron a salir. Tuvieron una relación de cinco años, en la cual peleaban constantemente pero siempre terminaban en reconciliación. Rudy leía todas las tardes la Biblia y mostraba a sus amigos algunos versículos. Tenía una fe y creencia enorme en Dios. Aunque ella argumentó que Rudy nunca fue violento con ella, la policía tiene en su historial diversos arrestos por cargos de asalto. Reportan que en el 2004 amenazó a su madre y destrozó varios muebles durante una discusión que tuvieron.[5]

Mientras que fuentes policiales especularon que el uso de una droga callejera como las "sales de baño" pudo haber sido un factor,[6] informes toxicológicos sólo fueron capaces de identificar la cannabis, y se desconoce la causa última del comportamiento de Eugene.[7]

La víctima[editar]

Ronald Edward Poppo de 65 años, graduado en 1964 en la secundaria Stuyvesant High. Según informa dicha escuela, tiene un coeficiente de inteligencia de 129.[8] Poppo tiene un largo historial principalmente por casos menores en el Condado Miami-Dade según los expedientes de la Oficina de los Tribunales. Entre los años 70 y el 2005 fue arrestado y condenado por beber alcohol en la vía pública, conducta inapropiada y resistencia al arresto. En 1995, fue acusado y aprehendido por portar un arma de fuego sin permiso y resistirse al arresto de manera violenta. Su último arresto, fue por entrar en una propiedad privada sin permiso, fue absuelto en 2005. Poppo parece haber vivido sin dirección fija desde los años 70. En 1976, reportó vivir en un albergue para desamparados del Salvation Army en Miami, según un informe presentado por el Jackson Memorial Hospital ante el Condado.[9]

Posterior recuperación de Ronald Poppo[editar]

En vísperas, el hospital de Miami también ofreció en una conferencia de prensa detalles de cómo se encuentra Poppo y difundió fotos en las que se aprecia cómo se le ha quedado la cara después de numerosas intervenciones para tratar de reconstruirla.

Sin ojos y prácticamente sin nariz, este hombre de 66 años, que vivió casi la mitad de su vida como indigente en las calles de Miami, asegura ahora estar feliz y agradecido por las muestras de apoyo recibido, tanto a través de donaciones económicas, como de mensajes de ánimo y regalos.

Sus médicos aseguran que ya ha aprendido a vestirse, alimentarse, bañarse y afeitarse solo y ahora vive "felizmente" en una clínica de cuidados prolongados al sur de Miami.

Tras un mes en el hospital fue trasladado al Jackson Memorial Perdue Medical Center, una clínica de cuidados prolongados en Cutler Bay (al sur de Miami), donde, según detallaron hoy sus cuidadores, "reside felizmente", ha logrado "adaptarse" a su nueva vida e incluso, y pese a su ceguera, todos los días toca la guitarra.

Además, actualmente recibe cientos de mensajes de apoyo por Twitter, con la etiqueta #Wishes4Poppo, entre los que sobre todo se valora su "entereza", "fortaleza" y "ejemplo" para otros.

"Qué bueno que ya te estés recuperando. La sociedad ahora te espera como un nuevo ser humano y ejemplo de constancia a seguir", decía una usuaria de esta red, mientras que otros le deseaban "continuos progresos" y "vibraciones positivas".

Efectivamente, los médicos que le atienden aseguraron hoy que Poppo quiere transmitir el mensaje de que no está traumatizado y que está feliz y agradecido a la comunidad.

Sus cuidadores aseguran que es muy buen paciente, que ha rechazado que le hagan más operaciones para tratar de mejorar el aspecto de la cara y que sigue con entusiasmo los avances de los Miami Heat de baloncesto.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]