Cartas de un hombre muerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Cartas de un Hombre Muerto»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Cartas de un hombre muerto (en ruso Письма мёртвого человека; transliterado Pisma myortvogo cheloveka) es una película de ciencia ficción soviética, estrenada en 1987, dirigida por el director ucraniano Konstantin Lopushansky y producida por estudios Lenfilm. Está ambientada en un mundo post holocausto nuclear.

Argumento[editar]

La trama transcurre en un pueblo después de una guerra nuclear causada por un error computacional y la falla del operador para prevenir el lanzamiento de los misiles alcanzó a percatarse del problema, pero choqueado no alcanzó a dar las órdenes necesarias para evitar el desastre. El lugar fue destruido y contaminado por la radiactividad. Comenzó el estado de sitio y la selección de los más fuertes y sanos para ingresar al Búnker Central

El personaje principal, interpretado por Rolan Bykov, es un físico ganador del Premio Nobel, refugiado en el sótano del Museo de Historia junto a otros científicos, algunos de sus funcionarios y un pequeño grupo de niños de un orfanato que con su mutismo castigan la estupidez suprema de los adultos que llevó a la destrucción del mundo. El físico pasa la mayor parte del tiempo escribiendo cartas a su hijo Erik, que evidentemente murió en el desastre nuclear. Junto al resto de los sobrevivientes, discurren sobre el significado de la hecatombe y si es este el fin de la humanidad.

Tras la muerte de su esposa y el suicidio de uno de los científicos refugiados, decide mudarse al refugio central, de donde escapa para hacerse cargo de los niños huérfanos y entregarles la última esperanza, devolviéndoles así el habla.

A su muerte, los doce niños sobrevivientes retornan a la superficie del mundo devastado, creyendo en sus últimas palabras: «Recuerden. El mundo no ha muerto... Váyanse y caminen hasta que se les agoten las fuerzas. Porque el hombre que camina siempre tiene esperanza».

Enlaces externos[editar]