Carroñero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gyps fulvus alimentándose de una cierva muerta.
Opilión comiéndose la cola de un escíncido.

En zoología, un carroñero o necrófago, es un animal que consume cadáveres de animales y que no ha participado en su caza. Los carroñeros son útiles para el ecosistema al eliminar restos orgánicos y contribuir a su reciclaje. Los restos dejados por los carroñeros son después usados por los descomponedores.

Algunos carroñeros bien conocidos incluyen los buitres, escarabajos carroñeros, moscas verdes, avispas y mapaches. Muchos carnívoros grandes que cazan regularmente se vuelven carroñeros cuando tienen oportunidad, tales como las hienas, los leones o incluso biológicamente el ser humano.

Coleópteros necrófagos[editar]

Los coleópteros son capaces de explotar una variedad enorme de productos orgánicos, y la carroña es uno de ellos. Sobre un cadáver, se da una sucesión ecológica, de manera que diversas especies se van instalando y son sustituidas por otras a medida que el cadáver va descomponiéndose. Así, los Staphylinidae y los Histeridae se instalan sobre el cadáver fresco; en realidad, se trata de especies depredadoras que se alimentan de las larvas de dípteros que empiezan a desarrollarse. Cuando la carne en descomposición se ha desecado un poco, acuden los Silphidae.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Diccionario de Merriam-Webster