Carrito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un carrito de supermercado vacío .

Un carrito o changuito es un vehículo de carga que se puede encontrar principalmente en supermercados y grandes superficies para que los clientes puedan transportar sus compras antes de pagar;[1] en algunos casos, el manillar lleva montado una calculadora para servir al cliente en sus cuentas. También los hay domésticos, que son propiedad del usuario y se utilizan para llevar la compra desde la tienda, mercado o mercadillo hasta casa,[2] incluso como remolque para bicicleta.

A menudo después de acabar la compra y salir de la tienda el cliente puede llevar la mercancía dentro del carrito hasta el aparcamiento, y normalmente dejarlo en el aparcamiento, ya que personal del establecimiento se encarga de llevarlo de nuevo a los puntos de salida.

También se pueden encontrar en aeropuertos para que los pasajeros pueden llevar su equipaje del aparcamiento al mostrador de facturación.

Historia[editar]

Cada carrito encastra dentro del otro. la idea fue de su creador.
Carros adaptados para llevar niños.

El inventor de los carritos para el supermercado fue Sylvan Nathan Goldman (n. 1898) que en la década de 1930 tenía un supermercado perteneciente a la cadena Humpty Dumpty en la ciudad de Oklahoma. Se dio cuenta de que muchas veces los clientes dejaban de comprar debido a que los cansaba transportar las bolsas mientras elegían los productos. Inventó entonces un carrito cuadrado y colocó varios de ellos en su supermercado, un sábado 5 de junio de 1937. Al principio no tuvo mucho éxito, pero entonces tuvo una idea: para el fin de semana siguiente contrató a tres mujeres (una de 20 años, otra de más de treinta y otra de cuarenta) y dos hombres (uno de treinta y otro aún mayor) para que recorrieran las góndolas con sus carros y cargaran los canastos con gestos de superación. Así la gente comenzó a animarse a hacer lo mismo y Goldman empezó además a vender su invento a otros supermercados.[3]

Fue también Goldman quien introdujo al poco tiempo la idea de modificar la forma cuadrada del canasto en otra que tuviese la parte delantera menos angosta que la trasera, y transformó además la parte posterior en levadiza, para que así se pudiesen incrustar uno dentro de otro cuando no se utilizaran y ocupasen menos espacio al almacenarlos. Y luego inventó también el asiento para chicos en la parte posterior, con la idea de que el niño, que muchas madres ya colocaban dentro del carrito, no ocupase tanto espacio y viajase además con menos peligro de caerse.[3]

Funcionamiento[editar]

Para asegurar el orden, los carritos suelen funcionar insertando una moneda o similar en un dispositivo acoplado al manillar; así se desengancha de la cadena. La moneda se recupera al colocarlo otra vez y ordenadamente en el espacio que tiene reservado dentro del aparcamiento. Este sistema evita que los clientes se lleven los carritos o los saquen fuera del recinto permitido. Este sistema también se puede usar con ánimo de lucro: se paga una pequeña cantidad en concepto de alquiler y se devuelve una parte si se retorna en un punto autorizado.

Estructura[editar]

Estructura.

Los carritos suelen ser de chasis de metal y manillar de plástico. El chasis del tiene una forma que permite que se puedan encajar unos con otros para ocupar menos espacio y facilitar el movimiento de varios al mismo tiempo. En el manillar del se sitúa el mecanismo de retención y una cadena para enganchar cada carrito con el siguiente. En las ruedas se encuentra un imán que actúa como freno para que el carrito no se vaya hacia atrás al subir por pendientes o escaleras mecánicas.

Los carritos grandes pueden llevar también cajas y un niño en un asiento abatible. Hay un tipo especial de carrito para llevar cargas voluminosas y pesadas, como materiales para la construcción o electrodomésticos.

Los carritos de algunos supermercados se han modificado para resultar más divertidos a los niños: como semi-miniaturizados proporcionadas para que los pueda llevar cómodamente una niña o niño, o como cochecitos de carreras.

En el siglo XXI se están introduciendo las pantallas montadas a los carritos, con el fin de presentar imágenes a los menores que acompañan a un adulto que hace la compra en un supermerdado.

Consideraciones lingüísticas[editar]

Changuito de la marca homónima.
Carrito de los camotes y plátanos en la zona del Centro Histórico de la Ciudad de México.

El término «carrito», más que aceptado en el lenguaje coloquial y nacido del diminutivo de carro, es empleado para formas de transporte particulares para algún producto o por ser un artefacto con ruedas modificado para llevar cosas en general o algo en específico; por ejemplo, el carrito de los camotes, el carrito de las paletas y helados o el carrito de perros calientes (hot dogs). Generalmente es empujado por el hombre.

En Argentina es frecuente llamar también changuitos a los carritos; esto se debe a que en 1950 se patentó en ese país un carro de dos ruedas para que las mujeres salieran a hacer la compras cotidianas por la ciudad. Se vendían siete modelos (tres para niños y los restantes para adultos) en las grandes tiendas bajo la marca "Changuito" (deriva de la palabra quechua chanku, chango que significa «muchacho», porque los carritos vinieron a suplantar muchas veces a los muchachos que llevaban cargas o «changarines»). Por extensión, se le dio ese nombre a los carritos del supermercado.[3]

Por otra parte la palabra "carrito" tiene, al igual que en Uruguay, otra acepción: la de local donde se consumen alimentos en parrillada (también existe la palabra "parrillada" para este tipo de establecimiento). El origen de esta denominación se encuentra a mediados de los años 50 del siglo XX, cuando en la Avenida Costanera de la ciudad de Buenos Aires existían pequeñas parrilladas móviles, instaladas sobre carritos, en las cuales se preparaba y vendían trozos de asado y especialmente choripán con chimichurri; en la década siguiente estos puestos ambulantes de venta de comida, propiedad entonces de modestos cuentapropistas, fueron prohibidos exceptuando los que se transfomaran en restaurante con el nombre de "carrito" más un número que le identificaba.

En Montevideo, se ha mantenido la denominación de "carrito" para significar a los puestos callejeros móviles de comida al paso, principalmente de los ya citados choripanes, aunque desde los 70 del siglo XX, como ocurre en casi toda Argentina los "carritos" actualmente pertenecen a cadenas empresariales.

Véase también[editar]

Carro de compra manejable para niños

Referencias[editar]

  1. Díez de Castro, Enrique Carlos; Landa Bercebal, Miguel; Navarro, Antonio (2010). «Capítulo 3. Disposición del punto de venta.». Merchandising. Teoría y práctica (Segunda edición). Madrid (España): Ediciones Pirámide (Grupo Anaya S.A.). p. 119. ISBN 978-84-368-2038-6. «Igualmente, parece probado que las personas llevan el carro de compra con la mano izquierda y cogen los productos con la derecha.» 
  2. En este caso, se denoomina "wheeled shopping tote" en inglés.
  3. a b c Daniel Balmaceda (2011). Historias de las palabras. Sudamericana. ISBN 978-950-07-3586-5. 

Bibliografía[editar]

  • Wellhoff, Alain; Masson, Jean-Émile (2005). «Capítulo 6. Parámetros de implantación». El merchandising. Bases, nuevas técnicas, gestión de categorías. (Quinta edición). Barcelona (España): Ediciones Deusto (Planeta DeAgostini Profesional y de Formación S.L.). pp. 87–126. ISBN 84-234-2267-4. 

Enlaces externos[editar]