Carolina Augusta de Baviera

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carolina Augusta de Baviera (1792-1873), emperatriz de Austria.
Carlota Augusta de Baviera (1792-1873), esposa de Francisco I de Austria (1768-1835).
Guillermo I de Württemberg (1781-1864), el primer esposo, del cual se divoció.
Francisco I de Austria (1768-1835), su segundo esposo.
Grabado de la Emperatriz Carolina Augusta en la Cripta Imperial de Viena.

Carolina Carlota Augusta de Baviera, (nacida en Mannheim, Palatinado, el 8 de febrero de 1792 y muerta en Viena, Austria, el 9 de febrero de 1873, cerca de Kapuzinergruft). Princesa de Baviera y del Palatinado, Condesa de Zwebrücken-Birkenfel-Bischweiler, Emperatriz consorte de Austria de 1816 a 1835, conocida en Austria como Carolina de Baviera.

Biografía[editar]

Era hija de Maximiliano I de Baviera, Rey de Baviera, que además ostentaba los títulos de duque de Palatinado-Zweibrücken (desde 1795), conde palatino de Zweibrücken-Birkenfeld-Bischweiler; con el nombre de Maximiliano IV José era duque elector de Baviera y conde elector del Palatinado desde 1799 hasta 1806, cuando tomó el título de Rey de Baviera y del Rin, y de la Landgravina Augusta Guillermina de Hesse-Darmstadt. Era miembro de la Real Familia Wittelsbach que dio muchas reinas y princesas a Europa y Austria.

Primer matrimonio[editar]

Se casó en Múnich el 8 de junio de 1808 según el rito protestante y católico, en la Galería Verde del Palacio Real de Múnich, con el entonces príncipe heredero, más tarde rey de Wurtemberg, Guillermo I, quien se divorció de ella el 31 de agosto de 1814.

Su primer matrimonio fue arreglado para evitar un matrimonio político organizado por Napoleón Bonaparte. Después de la ceremonia de matrimonio, su esposo le dijo: Somos víctimas de la política. Con ocasión de la boda, la ópera Adelasia ed Aleramo por el compositor bávaro Simon Mayr tuvo lugar en el Teatro de Cuvilliés. A la salida de Múnich se negó a tomar asiento en el coche de su esposa. En Stuttgart él siguió su propio camino y evitó la proximidad de su esposa. Vivían separados en el palacio y el matrimonio nunca se consumó. Los dos se veían uno a otro sólo en la mesa, donde hablaban sólo de las necesidades básicas de su esposa, tratandola descortés e incluso a veces hiriente. Buscó consuelo en su dama de compañía Camilla Andlau y su confesor, Sebastian Franz Job. Pasó su tiempo escribiendo cartas a su hermano Luis I, en quien ella confiaba completamente, aprendiendo italiano e inglés, paseando, leyendo (preferentemente Goethe) y pintado lo que era uno de sus pasatiempos favoritos. Nombrado como el rey de Wurttemberg el Consistorio protestante declaró el matrimonio no válido el 31 de agosto de 1814. Carolina Augusta se resignó a una compensación financiera y se fue a vivir con una tía, que vivía en Neuburg del Danubio, que la recibió amablemente. Para estar tranquila y despreocupada, libre para tener un nuevo matrimonio, la Iglesia Católica tuvo que disolver también el matrimonio, que se llevó a cabo después de un largo procedimiento. Su primer matrimonio fue disuelto por el Papa Pío VII el 12 de enero de 1816, para garantizar que ambos pudieran volver a casarse de acuerdo con la Iglesia Católica.[1]

Segundo matrimonio[editar]

Su hermano, el príncipe heredero Luis de Baviera, trató de enhebrar impulsado por su padre un nuevo matrimonio para Carolina Augusta. A este respecto tuvo conversaciones con Fernando III de Toscana, el hermano viudo del emperador Francisco I de Austria. La joven sabía de estos planes y el emperador Francisco fue informado por su hermano al respecto.

Sin embargo, el príncipe Klemens von Metternich tenía otros planes y, finalmente, los dos hermanos competían por la mano de la misma mujer. Por su parte, Maximiliano, que adoraba a su hija, no estaba al tanto del interés de Francisco, mientras que Luis maniobró hábilmente para ocultar la propuesta. Ahora Carolina Augusta tuvo que decidir por uno de ellos, donde finalmente por consideraciones políticas estatales que fueron asesoradas por Metternich y el ministró bávaro Maximiliano von Montgelas, optó por Francisco. Fernando había retirado más o menos voluntariamente su solicitud de matrimonio, lo que facilitó la decisión.

El 29 de octubre 1816 se casó por poderes con Francisco I, emperador de Austria y rey de Hungría, Bohemia, Lombardia y Venecia, en una ceremonia en la corte de Múnich. El novio fue representado por su hermano Luis. Después de su viaje a través de Altoetting de Braunau, donde se efectuó la transferencia; llegaron el 9 de noviembre de 1816 a Schönbrunn, donde fue recibida por su marido y toda la familia.

El 10 de noviembre de 1816,[2] se casó en la iglesia parroquial de la corte imperial con el tres veces viudo emperador Francisco I de Austria, y se convirtió en emperatriz. Antes de este matrimonio, ella siempre había sido conocida como Carlota, pero ahora comenzó a ser conocida como Carolina. La boda fue sencilla debido a la estricta economía del Emperador.

El diplomático inglés Frederick Lamb llama a la nueva emperatriz "fea inteligente y aimiable", y como el emperador lo expresa: "Ella puede soportar un empuje, el otro era nada más que aire".[3] Ella se hizo popular en Austria y participó activamente en trabajo social; fundó varios hospitales y residencias para los pobres.

Después de la muerte de su cónyuge en 1835, se trasladó a Salzburgo. Ella era buena amiga tanto de su hermana, la archiduquesa Sofía como de su sobrina la emperatriz Isabel de Baviera.

No tuvo descendencia. Murió a edad muy avanzada la siempre popular Emperatriz viuda, un día después de su 81º cumpleaños. Fue enterrada en la cripta Capuchinos junto a su marido y sus tres primeras esposas.

Fotografía de Carolina Augusta en 1873.

Personalidad y apariencia[editar]

Los contemporáneos describen a Carolina Augusta como una mujer sencilla, distinguido, amable, inteligente y religiosos. Sin embargo no era hermosa, debido a que a los dos años, había estado enferma de viruela, que había dejado cicatrices feas. Desde el primer encuentro con su primer marido le mostró su temor de parecer poco atractiva. Guillermo mintió, diciéndole que no era de ninguna importancia para él, cuando en realidad hubiera preferido un cónyuge con una mirada diferente.

Distinciones honoríficas[editar]

Referencias[editar]

  1. Friedrich Weissensteiner: Frauen auf Habsburgs Thron - die österreichischen Kaiserinnen, Kaiserin Karoline Auguste, S.74-77
  2. thepeerage.com
  3. Frederick Lamb to his mother, 31 October 1816, in British Library, Add. MS. 45546, f. 156v.

Bibliografía[editar]

  • Constantin von Wurzbach: Habsburg, Karolina Augusta. In: Biographisches Lexikon des Kaiserthums Oesterreich. Band 6, Verlag L. C. Zamarski, Wien 1860, S. 397 f.
  • Karoline Auguste. In: Österreichisches Biographisches Lexikon 1815–1950 (ÖBL). Band 3. Verlag der Österreichischen Akademie der Wissenschaften, Wien 1965, S. 245.
  • Cölestin Wolfsgruber: Carolina Auguste die "Kaiserin-Mutter". Wien 1893.
  • Friedrich Weissensteiner: Liebeshimmel und Ehehöllen. München 1999.
  • Martha Schad: Bayerns Königinnen. München 2000.
  • Hansmartin Decker-Hauff: Frauen im Hause Württemberg. Leinfelden-Echterdingen 1997, ISBN 3-87181-390-7.
  • Susanne Elisabeth Hauser: Caroline Auguste von Bayern, die vierte Gemahlin Kaiser Franz´I. von Österreich. 3 Bde, phil.Diss, Wien 1991.
  • Elisabeth Katharina Rath: Kaiserin Caroline Augustes Wirken in Salzburg. Ein Beitrag zur Sozialgeschichte Salzburgs in der zweiten Hälfte des 19. Jahrhunderts. phil.Diss, Salzburg 1988.
  • Karl Ehrenfellner: Caroline Auguste (1792-1873). Namenspatronin des Salzburger Museums-kaiserliche Wohltäterin in Salzburg. Ausstellung. Salzburger Landesmuseum Carolino Augusteum, 1993.
  • Thomas Kuster: Das italienische Reisetagebuch Kaiser Franz´I. von Österreich aus dem Jahre 1819. Eine kritische Edition. phil.Diss, Innsbruck 2004.
  • Thomas Kuster: Die Italienreise Kaiser Franz I. von Österreich im Jahre 1819. In: Römische Historische Mitteilungen, Bd. 46, Rom-Wien 2004, S. 305-334.
  • Manfred Berger: Karoline Auguste von Bayern. In: Biographisch-Bibliographisches Kirchenlexikon (BBKL). Band 24, Bautz, Nordhausen 2005, ISBN 3-88309-247-9, Sp. 392–400.
  • GIES MC GUIGAN, Dorothy. Los Habsburgo. Ed. Grijalbo, 1984, Barcelona.