Carlos Villagrán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carlos Villagrán
Carlos Villagrán Eslava como Quico (o Kiko) de El Chavo del Ocho.jpg
Nombre de nacimiento Carlos Villagrán Eslava
Nacimiento Bandera de México Ciudad de México, México
12 de enero de 1944 (70 años)
Apodo(s) «Pirolo»
Ocupación Actor y humorista
Años activo/a 1968[1] -2013
Familia
Hijo/s Paulo, Silvia, Samantha, Edson, Gustavo, Vanessa (6 hijos)
Ficha en IMDb

Carlos Villagrán Eslava "Pirolo" (Ciudad de México, 12 de enero de 1944)[2] es un actor y humorista mexicano[3] , conocido mundialmente como Quico en su papel en El Chavo del Ocho. En el año 2013 fue designado embajador en Porto Alegre, una de las doce sedes del Mundial de Brasil 2014.[4] .

En abril de 2013 anunció que dejaría de interpretar este personaje.[5] El 11 de mayo de 2013 vistió por última vez el traje de su personaje en Brasil.[6]

Biografía[editar]

Sus inicios[editar]

Al comienzo combinaba su carrera de actor con el trabajo de periodista de un rotativo mexicano de tirada nacional, en el que estuvo cubriendo las olimpiadas de 1968. Durante este tiempo interpretaba a "Pirolo", papel que le llevó a la fama y apodo por el cual aún se le conoce. Luego entró al programa El club de Shory (1968) en donde interpretaba a una abuelita llamada Lola Mento.

También formó parte del elenco del programa Bartolo de Enrique Guzmán, cuyas apariciones eran de diversos papeles como banquero, representante artístico, gánster, policía, etc.

Sin embargo, no fue "Pirolo" el papel que marcó su carrera. En 1971, su amigo Rubén Aguirre (el "profesor Jirafales" en la serie El Chavo del Ocho), le invitó a una fiesta que celebraba en su casa. En esta fiesta, Carlos infló sus cachetes e interpretó un pequeño número cómico junto con Rubén Aguirre. Rubén decidió presentarle a Roberto Gómez Bolaños ("Chespirito") y éste, al ver al "cachetón" personaje, decidió meterlo en su cuadro de actores que conformaban el antiguo programa Chespirito. Para 1973 cuando se canceló dicho programa, él continuó trabajando para Chespirito en El chavo del 8 y El Chapulin Colorado. En la serie "El Chavo del Ocho" interpreta el papel que le daría fama mundial: "Quico", un niño mimado, vestido de marinerito, con los cachetes inflados y cuya frases favoritas eran: "¡no me simpatizas!", "¡me doy!" "¡Cállate, cállate, cállate que me desespeeee...ras!", "¿qué me habrá querido decir?" y "¡chusma, chusma...prr!". En El Chapulín Colorado trabajó haciendo diversos papeles, como por ejemplo, encarnando el personaje El cuajinais así como en ocasiones siendo llamado por su verdadero nombre "Carlos".

Su personaje más célebre[editar]

Villagrán caracterizado de «Quico».

"Quico", luego llamado Kiko" por problemas legales con Roberto Gómez Bolaños, (Chespirito), representa un niño vestido de marinero de 9 años, mimado y envidioso, grosero con sus amigos, pero con un gran corazón cuando la ocasión lo amerita. Su verdadero nombre es Federico, pero él se pone muy triste cuando su mamá lo llama por ese nombre ya que era el nombre de su padre fallecido y significa que ella está muy enojada con él. Como la mayoría de personajes creados por Roberto Gómez, se caracteriza por su torpeza e ingenuidad. Es el hijo único de doña Florinda (Florinda Meza) y perdió a su padre Federico, un marino, que murió junto con el resto de la tripulación cuando su barco se hundió en alta mar. A veces Quico bromeaba con que su padre fue comido por un tiburón, por eso Quico dice que su padre descansa "en pez" y de un "colapso" (colazo) que una ballena le dio.

La parte cómica que le impregnó a su personaje, es la cantidad de gestos y expresiones curiosas propias que le valieron un sitio muy destacado en el programa.

La polémica salida de Quico[editar]

De todos los actores que renunciaron, la renuncia de Villagrán fue la más polémica, y nunca esclarecida en su totalidad. Las versiones de la salida de Carlos Villagran del programa son muchas entre las que se dicen que una pudo haber sido celos profesionales de parte de Roberto Gómez Bolaños ya que en su momento el personaje de Quico llegó a ser más popular que el propio Chavo. Otras versiones indican que entre Carlos Villagran y Florinda Meza hubo roces profesionales y hasta sentimentales, en el momento en que ella empezaba o mantenía una relación sentimental con Roberto Gómez Bolaños y a raíz de esta relación de Florinda Meza con Roberto, ella fue adquiriendo un papel más importante dentro de las jerarquías del programa al ser ella la pareja del dueño tomando decisiones sobre los personajes y quedando demostrado con la salida de Ramón Valdés meses más tarde.

El último programa con Quico[editar]

Luego de salir al aire el episodio del Chavo del Ocho Todavía no es hora de Clases, dejó de ser parte del programa y del elenco de Gómez Bolaños en forma definitiva, por decisión personal.

Sin embargo el público considera la saga Vacaciones en Acapulco como los últimos capítulos grabados con Quico y el final de la era dorada de El Chavo del Ocho. Dichos episodios tienen la curiosidad de que allí fue la única vez que se reunió la totalidad de los actores del elenco original en un solo capítulo (Considerando a Godinez). Sólo en la filmación de El Chanfle, estrenada al año siguiente, participaron todos ellos, pero en papeles distintos al programa. También fue la única vez que el Chavo del Ocho se filmó en exteriores. Estos capítulos se grabaron y emitieron originalmente en 1977 y se retransmitieron al final de la temporada de 1978.

La serie continuó como un programa semanal independiente sólo una temporada más (1979) a la partida de Carlos y a la posterior (sólo unos meses después) de Ramón Valdés, quien se fue años después a trabajar con su compañero y amigo en un proyecto similar fuera de México. Valdés actuaría fugazmente de nuevo con Gómez Bolaños por casi todo 1981, cuando se retiró nuevamente de forma definitiva.

Para 1979, Roberto y Carlos establecieron una batalla legal por los derechos del personaje "Quico" y fue vetado para trabajar con él, por lo que se vio obligado a emigrar de México para poder utilizarlo con mayor libertad.

Permanencia en Venezuela 1981-1983[editar]

Luego de intentar otros proyectos cómicos en otros países, Villagrán se fue a Venezuela en 1981, donde produjo tres programas para Radio Caracas Televisión, canal que transmitió en ese país los episodios de El Chavo y El Chapulín Colorado. El primero de estos programas fue El Niño de Papel, que logró mantenerse al aire sólo unos pocos meses. El posterior fue Kiko Botones en ese mismo año, donde compartió el escenario con humoristas venezolanos de la talla de Emilio Lovera, entre otros.

Su tercer y última serie, luego de la cancelación de la anterior en 1982 (y la más exitosa en su carrera en solitario), fue Federrico. En su primera temporada contó con la actuación de Ramón Valdés. La personificación de Villagrán en este programa estaba basada en su conocido personaje de Quico en El Chavo, y la trama era una especie de parodia de dicha serie. La segunda temporada y final fue rebautizada como Las Nuevas Aventuras de Federrico en 1983. Además de la producción de estas comedias para la televisión venezolana, también fue director de todas ellas y escritor de Federrico.

Estos programas fueron recibidos tibiamente por la audiencia. Fueron exportados a otros países, entre ellos México, donde fue emitido por la antigua cadena de TV estatal Imevision -hoy llamada TV Azteca- sin mucha resonancia de rating.

Regreso a México 1985 a la actualidad[editar]

Villagrán fue protagonista de un espacio televisivo infantil en vivo, llamado El Circo de Monsiueur Cachetón. El actor interpretaba a Monsieur Cachetón, el dueño de un circo. Este programa era una especie de reminiscencia del programa de Bozo, con una gran interacción con el auditorio y llamadas telefónicas de televidentes. Fue emitido por varias cadenas latinoamericanas independientes a partir de 1985 y lo mantuvo de gira por el continente.

Luego de su aventura en el exterior, el actor regresó con su personaje a México en 1987, donde logró un contrato con la pequeña televisora Tele Rey para realizar un nuevo proyecto de comedia, denominado ¡Ah, qué Kiko!, una vez más en compañía de Ramón Valdés. Sin embargo, la serie se canceló abruptamente con sólo unos meses al aire, luego de la muerte de Valdés y por la escasa audiencia que logró.

La reconciliación[editar]

El 1 de abril de 2000, durante un especial de El Chavo del Ocho que Televisa organizó como un homenaje a Goméz Bolaños por su larga trayectoria, se logró una supuesta reconciliación entre Carlos Villagrán y Roberto Gómez Bolaños. Ésta también fue la primera ocasión que se volvieron a ver tras 22 años de alejamiento. La noticia fue muy agradable y entrañable para todos los presentes en el evento, entre ellos todos los actores que fueron parte del elenco de Gómez Bolaños a lo largo de sus diferentes programas (menos Ramón Valdés fallecido en 1988, Angelines Fernández y Raúl Padilla fallecidos en 1994, y Horacio Gómez Bolaños fallecido en 1999 a quienes también se les recordó y rindió homenaje). Sin embargo, con el tiempo se demostró que la celebrada reconciliación fue básicamente un show publicitario.

Roberto Gómez ha establecido batallas legales con los antiguos actores de El Chavo del Ocho para evitar que usen los personajes del programa sin su consentimiento. Ésta es una de las razones por las que Villagrán se mudó a Argentina, donde puede usar libremente el personaje de Kiko ya que Chespirito no tiene poder de derechos de autor en Argentina y el nombre está registrado en México como "Quico" mientras que Carlos Villagrán lo registró como "Kiko". No se tiene constancia de reconciliación real, ni de acercamiento entre Gómez Bolaños y Villagrán, ni tampoco con María Antonieta de las Nieves, con quien también mantiene una lucha legal por el uso del personaje de la Chilindrina. El contacto de amistad es sólo con algunos miembros sobrevivientes del elenco, tales como Edgar Vivar y Rubén Aguirre.

Vida personal y actualidad[editar]

Carlos Villagrán vivió de forma itinerante en diversas ciudades del continente (entre ellas México D.F., Caracas, Santiago y Miami), motivado por su trabajo humorístico. Su última residencia se encuentra en el barrio de Palermo Soho de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, país donde Kiko es popular. Se casó 3 veces y es padre de seis hijos: Paulo, Sylvia, Samantha, Edson, Gustavo y Vanesa. Por varias décadas (en especial entre los 80s y 90s) viajó por Latinoamérica con su circo llamado "El circo de Kiko".

En mayo de 2013, hizo sus últimas presentaciones con su típico personaje en Brasil, que culminaron en Río de Janeiro el 11 de mayo frente unas mil personas. Según sus propias palabras: "Quien les habla ahora es Carlos Villagrán. Hace 30 años estamos juntos, pero llega un momento en el que tenemos que parar. Me despido de ustedes aquí en Río de Janeiro. Esta es mi última presentación (…)".[7] [8]

En una entrevista con el diario brasileño O Globo, afirmó: "Estoy con 69 años y por respeto a los admiradores voy a parar de competir contra mi peor enemigo: el Kiko más joven que aparece todos los días en la televisión. No puedo disputar con él porque él no envejecerá y yo no le simpatizo. Voy a sentir falta del público y de las risas. Es algo muy lindo”.[9]

Filmografía[editar]

Televisión[editar]

Televisión[10]
Año Título Personaje País
2012 Mi sueño es Bailar Él mismo Concursante
1987-1988 ¡Ah, qué Kiko! Kiko México
1985 El circo de monsieur Cachetón
1984 Kiko Kiko Venezuela
1983 Las nuevas aventuras de Federrico Federrico (Kiko) Venezuela
1982 Federrico Federrico Venezuela
1981 Kiko Botones Kiko Venezuela
Niño de papel Venezuela
1972-1979 El Chavo del Ocho Quico México
1972-1979 El Chapulín Colorado Varios México
1971 Chespirito Varios México
1968 El club de Shory Lola Mento México

Cine[editar]

Cine[10]
Año Título Personaje
1979 El Chanfle Valentino
1978 La hora del jaguar
1975 El infierno tan temido

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Homenaje a Roberto Gómez Bolaños "Chespirito", Mina Editores. Edmundo Pérez Medina. 2000

Enlaces externos[editar]