Carlos Horacio Ponce de León

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Carlos Horacio Ponce de León (Navarro, 17 de marzo de 1914Ramallo, 11 de julio de 1977) fue obispo católico de la diócesis de San Nicolás de los Arroyos (provincia de Buenos Aires).

Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1938. El 9 de junio de 1962 fue nombrado obispo auxiliar de Salta (provincia de Salta). El 28 de abril de 1966 fue nombrado obispo de San Nicolás. Fue ordenado formalmente obispo el 18 de junio de 1966, a los 52 años.

Ponce de León fue obispo de San Nicolás durante 11 años.

Actividad[editar]

Ponce de León tuvo un importante rol episcopal durante el régimen dictatorial del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional que había irrumpido en 1976, y ocultamente y a sangre y fuego desarrolló violencia extrema estatal, siendo uno de los muy pocos miembros de la jerarquía de la iglesia católica de Argentina en criticar sus abusos y crímenes sobre los derechos humanos, tales como el asesinato del obispo Enrique Angelelli por una «fuerza de tareas militar» en 1976.[cita requerida]

A partir del 24 de marzo de 1976 recibía a los familiares de los desaparecidos. Recibía a cada una de las familias que le fueron a pedir que intercediera para saber el paradero de sus hijos. Cuando los sacerdotes le cuestionaron el tema de por qué se quedaba, contestaba: «¿Por qué me voy a ir, si no estoy haciendo nada malo?».[cita requerida]

Muerte[editar]

El 11 de julio de 1977, Ponce de León se dirigía desde San Nicolás hacia la Ciudad de Buenos Aires por la ruta nacional n.º 9 en un automóvil Renault 4S, yendo entre otros asuntos a visitar a un seminarista internado en Buenos Aires. A 11 km de San Nicolás, en el km 212 (un km antes de la salida al pueblo de Sánchez), una camioneta Ford F100 que viajaba en sentido contrario hizo una maniobra para esquivar a un ómnibus estacionado. En medio de la lluvia, la camioneta hizo un trompo y se pasó a la vía por donde venía el automóvil del obispo, con el que chocó frontalmente. Ponce de León falleció de una hemorragia cerebral, sin fracturas de huesos.

Proceso judicial[editar]

En el accidente, Ponce de León estaba acompañado por el seminarista Víctor Oscar Martínez (1958–), en ese entonces de 19 años, de quien era tutor, que estaba realizando el servicio militar obligatorio en la Prefectura Naval de San Nicolás, y a quien ―gracias al pedido del obispo― se le permitía fungir como escolta del obispo. Martínez resultó con heridas de mediana gravedad y fue internado en San Nicolás.

Después de la finalización de la dictadura militar, Martínez se presentó en junio de 1984 a declarar ante la CONADEP (Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas) donde acusó al teniente coronel Manuel Fernando Saint Amant ―procesado en varias causas de desaparición forzada de personas― de ordenar la muerte del obispo.[1]

La AICA (Agencia Informativa Católica Argentina) no menciona los rumores de asesinato.[2]

En 2006 ―en el marco de la causa que se lleva adelante en el Juzgado Federal N.º 2, donde se analiza la muerte del obispo Ponce de León―, Víctor Martínez declaró que el obispo trasportaba una carpeta acerca de casos de violaciones a los derechos humanos en la región norte de Buenos Aires, que habría sido la causa del asesinato. También detalló que una persona vestida de militar remató al malherido obispo con uno o varios golpes de FAL, rompiéndole sonoramente los huesos del tórax.

Estos dichos fueron refutados en mayo de 2009, en que se exhumaron los restos del obispo: seis profesionales reconocidos coincidieron en que «32 años después de su muerte, los huesos del cadáver del obispo Ponce de León ―tanto cráneo como tórax― se encontraban indemnes e intactos». Esa misma pericia determinó que la muerte de Ponce de León fue una hemorragia cerebral «siendo el mecanismo más probable de producción el de desaceleración durante la colisión vehicular».[3]

En el año 2008, cuando el fiscal federal Juan Patricio Murray se enteró de que el cadáver del obispo había sido sacado de su mausoleo en la Catedral de San Nicolás, pidió un análisis de ADN para certificar que el cuerpo dentro del ataúd no hubiera sido suplantado. El juez Villafuerte Ruzo suspendió esa nueva exhumación.[4]

Finalmente se realizó el análisis de ADN. El Servicio de Huellas Digitales y Genéticas de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires comparó esta muestra con la de tres sobrinos del obispo (hijos de su hermano y de su hermana). En abril de 2011 se emitió el informe final ―con la firma de su director, Dr. Daniel Corach― que concluyó que el cadáver es efectivamente del obispo Ponce de León.[5]

El juez federal Carlos Villafuerte Ruzo (en San Nicolás) comparó las declaraciones de Víctor Oscar Martínez ante la CONADEP (donde dijo que había estado secuestrado un año en un «sitio desconocido» desde julio de 1977 hasta junio de 1978, durante el Mundial de Fútbol), ante el Juzgado Federal N.º 2 (donde declaró que estuvo secuestrado tres meses en la Prefectura Naval de San Nicolás hasta el 15 de septiembre de 1977, fecha que coincide con la finalización de su periodo de servicio militar obligatorio), y otras contradicciones ante varios medios de comunicación nicoleños. Posteriormente decretó el procesamiento de Víctor Oscar Martínez por considerarlo prima facie autor penalmente responsable del delito de falso testimonio agravado (en concurso real) y estafa contra la administración pública (en grado de tentativa). Le trabó embargo por 50.000 pesos, pero le otorgó el beneficio de la exención de prisión.

Víctor Oscar Martínez inició una querella contra Villafuerte Ruzo por persecución religiosa (Víctor Oscar Martínez lidera un grupo religioso hinduista en Chile). En enero de 2011, su abogada hizo una presentación de juicio político contra el juez ante el Consejo de la Magistratura. El 24 de marzo de 2011 ―en el marco de los actos en Plaza de Mayo por el aniversario del sangriento golpe de Estado de 1976― un grupo de simpatizantes colgó una bandera con la consigna «juicio político al juez Villafuerte Ruzo».[6]

El 21 de abril de 2011, Víctor Oscar Martínez dijo haber sido víctima de un secuestro de tres días de duración.[7]

Referencias[editar]

  1. DiarioElInformante.com.ar (Martínez denuncia a Saint Amant de asesinar al obispo).
  2. AICA.org (Ponce de León no fue asesinado sino que falleció en un accidente vehicular).
  3. DiarioElInformante.com.ar (Desmienten el asesinato).
  4. SantuchoVive.wordpress.com (Martínez denuncia al juez).
  5. DiarioElInformante.com.ar (El ADN confirma que el cadáver depositado en la Catedral es de Ponce de León).
  6. SantuchoVive.wordpress.com (Martínez denuncia al juez).
  7. Encontraron al testigo que había desaparecido hace tres días» en el diario La Nación (consultado el 21 de abril de 2011).

Enlaces externos[editar]