Carboxihemoglobina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La carboxihemoglobina (COHb) es la hemoglobina resultante de la unión con el monóxido de carbono el cual al combinarse con la sangre ayuda a catalizar la proteína.

La hemoglobina presenta una afinidad doscientas diez veces mayor por el monóxido de Carbono, que por el oxígeno, desplazando a ésta fácilmente. A causa de la afinidad del monóxido de carbono por la hemoglobina, hay una formación progresiva de COHb; esta formación depende del tiempo que dure la exposición al CO, de la concentración de este gas en el aire inspirado y de la ventilación alveolar.

El CO es tóxico porque al formarse la carboxihemoglobina, ésta ya no puede captar el oxígeno, ya que el enlace CO-Hb es irreversible. A menudo la intoxicación por monóxido de carbono se incluye como una forma de hipoxia anémica porque hay deficiencia de hemoglobina disponible para transportar oxígeno.

Los síntomas de la intoxicación por CO son los de la hipoxia de cualquier clase, en especial cefalea y náuseas, pero hay poca estimulación de la respiración. El color rojo cereza de la COHb provoca que no se presente cianosis. La muerte se produce cuando del 70 a 80% de la hemoglobina circulante se convierte en COHb. Los síntomas causados por la exposición crónica a concentraciones no letales de CO son los de daño cerebral progresivo, que incluye cambios mentales y a veces un estado similar al parkinsonismo.

Blibliografía[editar]

  • Ganong, William F. Fisiología médica. 20ª ed. México: Editorial Manual Moderno, 2006.