Carbimazol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Carbimazol
80
Nombre (IUPAC) sistemático
etil 3-metil-2-sulfanilidene-imidazol-1-carboxilato
Identificadores
Número CAS 22232-54-8
Código ATC H03BB01
PubChem 31072
DrugBank APRD00503
Datos químicos
Fórmula C7H10N2O2S 
Peso mol. 186.233 (anhidro)
Farmacocinética
Biodisponibilidad ~100 %
Unión proteica 85 %
Datos clínicos
Estado legal -Receta requerida
Vías de adm. Oral
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

Carbimazol es el nombre de un medicamento antitiroideo indicado para tratar el hipertiroidismo.[1] Carbimazol es una pro-droga, es decir, es después de su absorción intestinal que se convierte en la forma activa, metimazol. El metimazol impide que la enzima peroxidasa se una a los residuos de tirosina de la tiroglobulina, unión que causaría la asociación con yodo, por lo tanto, conlleva a una reducción de la producción de las hormonas tiroideas T3 y T4 (tiroxina).

Indicaciones[editar]

El tratamiento del hipertiroidismo generalmente comienza con una dosis alta de carbimazol, en el orden de 15 - 40 mg de manera continua hasta que el paciente tenga una función tiroidea normal, y reducida luego a una dosis de mantenimiento de 5 - 15 mg. El tratamiento suele continuarse a esas dosis durante 12 a 18 meses, seguido de un primer intento de retirar el medicamento.

El inicio de la acción en contra de las hormonas tiroideas circulantes es rápida, pero la aparición de los efectos clínicos que demuestren un descenso en los niveles de hormona tiroidea en la sangre es mucho más lento. Esto se debe a que los fármacos antitiroideos no impiden la liberación de las hormonas almacenadas, T3 y T4 en la glándula tiroides. De manera que los efectos clínicos beneficiosos sólo se manifiestan cuando se agotan estas hormonas, lo cual ocurre entre uno y tres meses después de inciarse el tratamiento continuo.[2]

Efectos adversos[editar]

Ocasionalmente aparecen erupciones o picazón durante el curso del tratamiento con carbimazol, efecto que puede ser manejado con antihistamínicos sin tener que dejar el medicamento. Para pacientes cuya hipersensibilidad no puede ser controlada, se puede indicar otras alternativas, incluyendo el propiltiouracilo.

El efecto secundario más grave es sin embargo la agranulocitosis que puede obligar a suspender el tratamiento.

Referencias[editar]

  1. SALLUM, Ana Carolina R. et al. Hipertireoidismo relacionado à síndrome de McCune Albright: relato de dois casos e revisão da literatura (en portugués). Arq Bras Endocrinol Metab [online]. 2008, vol.52, n.3 [cited 2009-10-09], pp. 556-561. ISSN . doi: 10.1590/S0004-27302008000300017.
  2. López Castellano, Alicia C.; Lucrecia Moreno Royo y Victoria Villagrasa Sebastían (2005). Manual de farmacología: guía para el uso racional del medicamento (en español). Elsevier, España. p. 233. ISBN 8481748544.