Capitular de Quierzy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La capitular llamada de Quierzy fue promulgada el 14 de junio de 877 en Quierzy-sur-Oise por el emperador Carlos el Calvo.

Llamado a ayudar al Papa Juan VIII, amenazado por los judíos de la época, Carlos el Calvo emprende una segunda expedición a Italia. Previamente reúne una asamblea en Quierzy para controlar la buena marcha de su imperio. En esta misma asamblea, promulga una capitular de la cual dos artículos, que no tenían más que un alcance puntual, la expedición sobre Italia y sus consecuencias directas, han sido considerados como los artículos fundadores del feudalismo, al instaurar la heredabilidad de los honores otorgados por la corona.

Se trata de los artículos que regulan la cuestión de los honores laicos y eclesiásticos que serán ocupados en este periodo.

  • Los obispados vacantes serán sometidos a un consejo de gestión a la espera de la decisión del emperador.
  • Si un conde muere, su hijo primogénito asistido por el obispo y los principales oficiales del condado, administrará el condado.
  • Si un vasallo muere, su viuda y sus hijos dispondrán provisionalmente de sus beneficios.
  • Si el emperador muere durante la expedición —Carlos el Calvo acababa de sufrir una pleuresía— y un grande se retira a un monasterio para rezar por su salud, su hijo o un pariente hereda sus beneficios.

De hecho, el texto preveía que estas trasmisiones se hicieran bajo el control real. Carlos el Calvo muere ese mismo año y le sucede Luis, el tartamudo y los grandes señores feudales ganan progresivamente autonomía.

Sin embargo, estos artículos nunca fueron evocados en la Edad Media para justificar la heredabilidad de los feudos:[1] ya que se daba por hecho que las virtudes guerreras eran transmitidas por sangre. Según algunos autores, el sistema feudal se desarrolló más probablemente por efecto de un edicto de Clotario II, que reservaba el título de conde a los hombres salidos del condado y que poseyeran bienes. Este edicto, que permitía al rey apoderanse de aquellos bienes si la gestión del conde era inadecuada, permitió a éstos aumentar su poder al apoyarse en su red clientelar.[2] La Capitular de Quierzy no es el punto de arranque del feudalismo, pero si no se hicieron entonces los beneficios hereditarios, las medidas tomadas acreditan que de hecho lo eran ya, lo que explica la resistencia que los nobles oponían cuando el rey trataba de privarles de sus beneficios, como si se tratase de algo suyo.

Referencias[editar]

  1. Michel Dillange. Les Comtes de Poitou Ducs d'Aquitaine (778-1204) . La Crèche: Geste éditions, 1995. ISBN 2-910919-09-9, p 66
  2. Michel Dillange. Les Comtes de Poitou Ducs d'Aquitaine (778-1204). La Crèche: Geste éditions, 1995. ISBN 2-910919-09-9, p 11

Véase también[editar]